Pasar al contenido principal

7 Ferrari míticos en los 70 años de Maranello

Con la excusa del 70º aniversario de Ferrari, te hemos concedido este placer...visual.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Aquí tienes algunos de los Ferrari más importantes en los 70 años de existencia que acaba de cumplir el fabricante de Maranello. Mira cómo han celebrado este aniversario en España. Y por cierto, antes de empezar a leer, te recomendamos que veas el vídeo que han preparado los italianos para una fecha tan especial.

Como te decíamos, con la excusa de dicha efeméride, hemos seleccionado solo para ti algunos de los modelos más representativos en cada una de esas siete década de la firma. Como ya supondrás, con el menú gourmet que te servimos hoy, vas a paladear auténticas exquisiteces automovilísticas. Ponte el babero.

 

 

 

La lista arranca con el 250 GT California Spider, un mito en los 50. En concreto salió al mercado en 1952 en pleno despegue comercial y deportivo de la firma del Cavallino Rampante. Su estilizada carrocería, diseñada por Pininfarina y fabricada por Scaglietti, estaba propulsada por un musculoso 3.0-litre V12. Solo se fabricaron 106 unidades y pronto se convirtió en un objeto de culto entre las estrellas de Hollywood y otros millonarios.

El 365 GTB/4 Daytona nació como homenaje al exitazo de Ferrari en las 24 Horas de Daytona 1967, donde coparon las tres posiciones del podio. Así, un año después se presentó en el Salón del Automóvil de París el 365 GTB/4, más conocido como Daytona. Equipado con un motor delantero V12 de 4,4 litros y 352 caballos, tenía una velocidad punta de 280 km/h. Su particular diseño fue obra de Pininfarina.

 

 

En los 70, las mecánicas con disposición central de Lamborghini y Maserati habían adelantado por la derecha y la izquierda a las creaciones de Ferrari, desfasadas con sus motores delanteros. Precisamente para plantar cara a sus vecinos de Módena, los de Maranello fabricaron el 365 BB en 1973, del cual nacería 3 años después el 512BB (Berlinetta Boxer). Su poderoso corazón (V12, 5 litros y 340 jacos) situado en la parte de atrás, se disparaba hasta los 282 km/h. La producción se mantuvo hasta 1985.

El F40 fue el último Ferrari creado bajo la supervisión del Commendatore. Vio la luz en 1987 para conmemorar el 40 aniversario de la compañía y la verdad es que lo bordaron. Probablemente sea uno de los mejores supercoches de la época. El V8 de 3 litros y 478 caballos alojado en un chasis tubular de 1.100 kg, disparaba este misil hasta los 324 km/h. Un deportivo extremo que se ponía de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos.

 

 

Tras la muerte de Enzo Ferrari en 1988 la compañía pasó unos años a la deriva. Habían perdido no solo a su fundador, sino también a su alma mater. Derivado de esa coyuntura alumbraron en 1989 el F355, que no era nada del otro mundo. Sin embargo, bajo la batuta del antiguo Jefe de Equipo de La Scuderia, Luca di Montezemolo, retornó la creatividad y el éxito. El 355 que supuso el renacimiento de la marca, montaba un V8 de 380 caballos y una caja de cambios de seis velocidades. 

Ya en el nuevo milenio (2007) llegó el F430 Scuderia. Dicha versión se caracteriza por ser más potente (550 C.V.) y liviana (100 kg) que el F430 coupé normal del que partía, además de contar con un cambio tipo F1. Es un prodigio tecnológico.

El 458 Speciale de la pasada década es mucho más que una versión mejorada del 458 Italia. Para empezar, probablemente sea el V8 de Maranello con las mejores prestaciones jamás construido. Y es que sus 605 caballos, así como sus innovaciones y soluciones tecnológicas, hacen de él una pieza única. Por eso te lo queríamos contar, aunque seguramente tú ya lo sabías. 

Anda, pásate por la galería y disfruta.

 

Lecturas recomendadas