Decálogo para que los motores de combustión sean más eficientes y menos contaminantes

ventajas motor combustión

Gustavo López Sirvent

Te ofrecemos diez aspectos que están mejorando los propulsores térmicos, que se niegan a morir, a pesar de que tengan fecha de caducidad. La tecnología también está avanzando para que estas mecánicas ganen en eficacia y, sobre todo, reduzcan la emisión de gases contaminantes.

Se está criminalizando (y arrinconando) a los motores de combustión interna en favor de los eléctricos porque éstos son de cero emisiones. Pero por esta razón, los fabricantes de los propulsores térmicos se están esmerando para que sean más eficientes y, sobre todo, reduzcan las emisiones de dióxido de carbono que emiten.

Dicho lo cual, hemos de decir que este tipo de mecánica se reivindica en la actualidad no sólo con turismos sino con camiones, maquinaria agrícola o incluso barcos, donde por el momento las alternativas no son suficientes. Pero parece que puede haber solución a esta enfermedad llamada contaminación. La tecnología no para y puede ser la clave. 

Te ofrecemos un decálogo de los avances que han tenido este tipo de propulsores:

1. Sistema de transmisión

Uno de los puntos que se ha mejorado ha sido el sistema de transmisión. Su impacto es positivo y exponencialmente importante para que el coche sea más eficiente en el gasto de combustible y sus consiguientes emisiones.  

Hoy en día, las cajas de cambio automáticas llegan a tener hasta 10 velocidades, lo que incrementa la eficiencia al permitir que el motor funcione en su rango de capacidad óptima durante un tiempo más prolongado. Asimismo, las transmisiones de doble embrague ofrecen cambios de marcha más rápidos y suaves, lo que también ayuda al consumo de carburante.

2. Catalizadores

Otro factor que ya está ayudando a reducir las emisiones de los coches de gasolina son los catalizadores. Ellos son los encargados de capturar el CO2, ya que cazan este gas contaminante  directamente de los gases de escape y lo convierten en un producto útil, como combustible sintético o plástico. Suelen ser catalizadores líquidos, diferentes a los actuales sólidos.

3. Inyección directa del combustible

La inyección directa de combustible provoca que éste llegue directamente a la cámara de combustión, con lo que permite una mayor eficiencia. Igualmente, la sincronización variable de válvulas permite que éstas se abran y cierren en el momento óptimo para maximizar la eficiencia y disminuir las emisiones.

4. Mejora del software de la gestión del motor

Las mejoras del software de la gestión del motor puede conceder una combustión más eficiente, una mejor sincronización de la inyección de combustible y la ignición, así como una gestión más eficaz de los sistemas de postratamiento de gases de escape. Y no es nada nuevo si decimos que la tecnología electrónica ha dado un paso de gigante para seguir optimizando el rendimiento del propulsor térmico.

5. Postratamiento de gases de escape

Hablando del sistema de postratamiento de gases de escape, te comentaremos que existen otros sistemas como los filtros de partículas diésel y los catalizadores de tres vías, que pueden reducir de forma considerable las emisiones de los coches con motor de combustión. 

Estos métodos funcionan capturando y neutralizando las partículas contaminantes de los gases  antes de que salgan por el tubo de escape.

6. Desactivación de cilindros

Si conduces a velocidad constante por autopistas o autovías podrás ahorrar combustible con la
desactivación de cilindros, que logra que algunos cilindros de un motor se apaguen durante ciertas condiciones de conducción
como la que te hemos citado. Tiene un control electrónico que se adapta a las demandas que tenga el coche y reduce el consumo a la vez que mejora la eficiencia y emisiones.

7. Relación de compresión variable

Siguiendo con la maximización de la eficiencia del combustible, nos detenemos en la relación de compresión variable. Ésta consigue que la relación de compresión de un motor se ajuste sobre la marcha y optimice su consmo. Puede variar esta relación tan crítica en el comportamiento del motor.

8. Carga estratificada

Esta carga también es importante dentro del comportamiento del motor térmico, ya que combina una mezcla rica de aire y combustible, que se enciende primero y, a renglón seguido, activa una mezcla más pobre. Con ello se logra mejorar la eficiencia del combustible y reducir las emisiones.

9. Mejoras en la turboalimentación

Aquí los turbocompresores de doble entrada y los turbocompresores de geometría variable son los protagonistas, ya que pueden aumentar la eficiencia del motor y reducir las emisiones. Aunque todavía es un área que puede crecer, ya que aprovecha la energía de los gases de escape para mejorar la potencia y rendimiento, a la vez que se reduce el tamaño, el peso y consumo del motor.

10. Recubrimiento para metales (films)

 Estos recubrimientos están en plena investigación con el fin de mejorar la eficiencia y reducir el desgaste del motor. Se ha desarrollado un nuevo recubrimiento que interactúa con el aceite del motor para crear una película de carbono que reduce la fricción mejor que el aceite solo, lo que le da un  menor calentamiento, una mayor eficiencia, un menor consumo y mejoras de rendimiento.

Este material, que se monta en las piezas del motor antes de que salgan de producción, es una superficie “activa” que está conectada a las piezas del coche.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Contaminaciónmotores gasolina, Motor, Motores de combustión