Pasar al contenido principal

El Mercedes-AMG Project One Concept ya tiene rival a batir en Nürburgring

Abierta la candidatura para ponerse al volante...

Mercedes-AMG Project One Concept

Todavía hay quien se anima a ir al Infierno Verde. El último en hacerlo es el Mercedes-AMG Project One Concept, que ya tiene rival a batir en Nürburgring, según informa Tobias Moers, director ejecutivo de AMG.

Y no, aunque te lo parezca… el rival del Mercedes-AMG Project One Concept en Nürburgring no es el McLaren P1 XP1 LM Prototype que marcó en mayo de 2017 un tiempo de 6:47.25. Sus aspiraciones son más grandes… 

Opinión: ¿Nos estamos volviendo locos con los hiperdeportivos?

Durante la clasificación de los 1.000 km de Nürburgring de 1983, Stefan Bellof recorrió Nordschleife, a bordo de un Porsche 956, en 6:11.13 minutos, mientras que en la carrera paró el reloj en 6:25.91 minutos: ¡y este es el objetivo de AMG!

Sin embargo, todavía no tienen piloto para ocupar el volante del Mercedes-AMG Project One, pero aseguran que “están buscando el más adecuado”. Todo lo contrario a lo que está haciendo Ford, que se baja de los tiempos por vuelta en Nordschleife. 

A simple vista, el Porsche 956 y el Mercedes-AMG Project One no tienen mucho en común, ¿verdad? Pero dentro de ellos ambos están relacionados con la Fórmula 1; de hecho, Porsche usó el chasis del 956 como banco de pruebas para el motor F1 TAG-Heuer.

Este mismo propulsor sería el que más tarde llevaría a McLaren a ganar tres títulos de pilotos y dos de constructores. Además, ambos están especializados en aerodinámica.

 

 

El Porsche 956 fue uno de los primeros Grupo C en emplear el efecto suelo y el Mercedes-AMG Project One Concept genera la misma carga aerodinámica que la mitad de su peso. Además, el traspaso de tecnologías del circuito a la carretera es algo por lo que han trabajado tanto el Porsche 956 como el Mercedes-AMG Project One. 

Mientras que el primer 956, el de 1982, hizo popular el sistema de inyección digital, que usaba menos combustible sin reducir la potencia y el par, el de 1983 fue el primer coche de carreras en utilizar la transmisión de doble embrague. 

El hiperdeportivo de Mercedes, por su parte, representa la llegada de la F1 a la carretera. Pero a estas alturas, aún no hemos hablado de cifras y es algo a tener en cuenta de cara al tiempo del Mercedes-AMG Project One en Nürburgring

Se necesitaba mucho coraje para conducir el Porsche 956 de Stefan Bellof y sus 638 CV de potencia, procedentes de un motor V6 twin-turbo de 2.5 litros. y mucho más en Nürburgring. De mover al Mercedes se encarga un V6 híbrido de 1.6 litros con 1.000 CV. ¿Apuestas? 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear