Pasar al contenido principal

A subasta un rarísimo Mercedes-Benz 400 E 4.2 AMG Stage III

Mercedes-Benz 400 E 4.2 AMG Stage III

Una berlina deportiva muy especial

El Mercedes que podéis ver en las fotografías puede que sea una de las creaciones más raras de AMG. Se trata nada más y nada menos que de un Mercedes-Benz 400 E 4.2 AMG Stage III de 1993 y está siendo subastado actualmente por el portal RM Sotheby’s.

A simple vista puede parecer un modelo relativamente normal de comienzos de la década de 1990, pero lo cierto es que estamos ante una pieza muy interesante. Con menos de 78.000 km recorridos, esta berlina deportiva podría alcanzar los 60.000 dólares según las estimaciones de la empresa de subastas. 

¿Y por qué? Por diversas razones. Para empezar, este AMG fue fabricado cuando la firma aún era independiente de Mercedes y seguía con su cometido original de actuar como un preparador especializado en la firma alemana. En aquel momento, el coche recibió el tratamiento habitual asociado a estas siglas, destinados algunos de ellos a su aspecto exterior. 

De esta forma, se le agregó un kit de carrocería deportivo, un nuevo escape y unas inconfundibles llantas BBS Aero II RT. Así, la apariencia del alemán se volvía más ‘macarra’ sin llegar a prescindir de la discreción, pero lo cierto es que lo más importante estaba en el interior.

Con tratamiento AMG al completo

Bajo el capó se situaba un gran motor V8 de 4,2 litros modificado con el kit de rendimiento Stage III. Y eso marcaba la diferencia ya que, mientras que los Stage I solo recibían mejoras visuales y ajustes en el chasis que mejoraran su comportamiento, los Stage II y III contaban con las mayores modificaciones mecánicas y un diseño específico. 

Es por esta razón que este Mercedes 400 E 4.2 AMG en concreto cuenta con 247 CV, los cuales se transmiten a las ruedas traseras mediante una transmisión automática de 4 velocidades. Todo esto, sobre un chasis desarrollado por Porsche en su momento.

Si valoramos estos datos con la perspectiva del año 2021, es cierto que los modelos modernos de AMG son mucho más potentes, pero hay que entender que esta es una creación casi única. La unidad de la subasta, pintada en color Black Pearl Metallic con el interior en tono Gray Sportline, proviene de Japón, donde fue adquirido originalmente. Menos de una veintena de estos coches modificados llegaron al país asiático en su momento, por lo que queda claro que se trata de toda una rareza.

Casi recién llegado de Japón

Según su registro, el coche permaneció en Japón hasta 2019 y parece ser que no fue utilizado frecuentemente dado su kilometraje y estado actual. En octubre de ese año fue trasladado a los Estados Unidos y ahora se pueden ver algunas de las modificaciones realizadas por su anterior dueño como la instalación de un sistema de audio McIntosh con altavoces JBL. Asimismo, el techo y los pilares de las puertas fueron retapizados.

Ahora, el coche está a la venta, pero no es la primera vez que se ve en esta situación desde que fue exportado. A principios de este año, apareció en el portal Cars & Bids, donde se vendió por 36.750 dólares. Ahora está siendo subastado de nuevo y se espera que supere con creces esa cifra, hasta alcanzar probablemente los 60.000 dólares. ¿Será el próximo su dueño definitivo?

Buscador de coches

Y además