Pasar al contenido principal

Opinión: ¿nos hemos vuelto locos con tanta pantalla en los coches?

Una obsesión por la modernidad en la que se pueden olvidar de la utilidad.

Audi A8 2018 (IV)

La prueba del nuevo Audi A6 me ha dejado una cosa clara: nos estamos volviendo locos con tanta pantalla en coches nuevos. Es evidente que la digitalización ya está plenamente asentada en el automóvil y hay casos en los que resulta tremendamente útil: por ejemplo, los cuadros de mando digitales, como por ejemplo el fantástico Audi Virtual Cockpit es fantástico, ya que en apenas 12,3 pulgadas puedes gestionar prácticamente todos los elementos multimedia y técnicos del coche, sin apenas tener que separar la vista de la carretera.

No obstante, cada día son más los coches nuevos que utilizan pantallas para absolutamente todo: el Tesla Model S fue el pionero, pero hoy ya son muchos, como por ejemplo el Range Rover Velar o el nuevo Audi A7. Pantallas para el navegador, algo lógico, pero también pantallas para los mandos del climatizador u otras funciones que realmente ya no están tan claras de su utilidad.

 

Tesla Model S interior atasco

 

Las pantallas en el interior de los coches deben servir para facilitarnos la vida, la visualización de la información, la utilidad al ser más intuitivos y fáciles de utilizar que mil botones físicos, no obstante, hay unos límites: cuando una pantalla te pone las cosas más difíciles, es que las cosas no se están haciendo bien y se está apostando por la vanguardia sin pensar en su utilidad. 

Un buen ejemplo es la pantalla inferior del interior del Audi A6 2018, compartida por el Audi A7 y Audi A8. Aglutina los mandos del climatizador, así como otros elementos secundarios del coche. A la vista es fantástica y su interfaz, espectacular a la hora de usar, pero eso sí, siempre con el coche parado. Cuando vas a 100 km/h por una carretera nacional será una temeridad subir o bajar la temperatura del climatizador: su uso es mucho menos intuitivo que un simple mando giratorio y prácticamente estás obligado a sacar la vista de la carretera para bajarla hasta la pantalla del climatizador, situada además en una posición demasiado baja.

 

Range Rover Velar vs Audi Q5

 

Sinceramente, creo que es algo incluso peligroso y su utilidad no está nada clara. Audi sabe muy bien como terminar estos elementos dando una brutal sensación de calidad, los ejemplos vistos en el Audi A5 o en el Audi TT son ejemplares. Entonces, no entiendo este paso atrás en términos de utilidad y practicidad en pro, simplemente, de una imagen más tecnológica y vanguardista. ¿Se están volviendo locas las marcas con tanta pantalla? Personalmente, creo que sí, sin lugar a dudas, y da miedo saber cuáles son sus límites. ¿La conducción autónoma? Probablemente…

Lecturas recomendadas