Los coches eléctricos pinchan en EEUU

Ford Mustang Mach-E.

Gustavo López Sirvent

Las marcas como Toyota, Ford y Audi tienen estancados sus vehículos eléctricos en los concesionarios más de 100 días. A pesar de ello, los fabricantes (y los datos) confían en revertir esta situación durante 2023, que esperan acabarlo con unas ventas de más de un millón de coches EV.  

Hay mercados en el mundo de la automoción que están triunfando con los vehículos eléctricos. Véase China. El término medio quizá esté en Europa, donde hay regiones en las que sí encaja y otras que no tanto. Sin embargo, hay otros en los que esa tecnología no acaba de encajar en el concepto de los conductores. Véase Estados Unidos. 

En el país de las barras y estrellas, los coches eléctricos permanecen y se acumulan durante mucho más tiempo en los concesionarios que los de gasolina, ya que la mayoría de compradores los compradores continúan pasando por alto los automóviles totalmente eléctricos, como informa Axios.

La preocupación principal de los futuribles propietarios es la carga, la autonomía y el precio que tienen este tipo de vehículos que, sin embargo, no está frenando la producción de los automóviles enchufables, ya que las marcas confían en que puedan remontar en ventas. 

Las estadísticas que ofrecen algunas webs como Cox Automotive contradicen esta teoría que comentamos, ya que según los encuestados, el 51 por ciento están considerando comprar un vehículo eléctrico nuevo o usado, que es un aumento del 38 por ciento en 2021. 

Y Cox dice que las ventas de vehículos eléctricos superarán la marca de 1 millón por primera vez en 2023 y, según se informa, las ventas representan alrededor del 6,5 por ciento de todo el mercado de automóviles en los EEUU hasta el momento.

A pesar de estos guarismos, parece que la oferta de vehículos eléctricos está superando la demanda por un margen significativo. Según los informes, el caché totalmente eléctrico de la nación aumentó un 350 por ciento este año, con un inventario nacional de más de 92.000 vehículos. 

Eso se traduce en un suministro de vehículos eléctricos para 92 días, que es casi el doble del promedio actual para los automóviles de motores de combustión interna.

El suministro saludable de vehículos eléctricos puede no parecer tan alarmante considerando que el promedio de la industria es un suministro de 70 días durante los "tiempos normales", pero los coches con motor de combustión actualmente tienen un suministro de 54 días. Y los híbridos están teniendo un año particularmente bueno, con una oferta de hasta 44 días. 

Los híbridos enchufables y tradicionales de Toyota están aprovechando al máximo 2023, con un suministro actual para el Prius y el RAV4 de menos de 30 días cada uno. Axios afirma que esto reafirma el argumento de Toyota de que los compradores de automóviles necesitan un "trampolín" de motores de combustión a eléctricos.

Todo lo contrario le ocurre al fabricante japonés con los 100% eléctricos. El bZ4X permanece en los concesionarios durante 101 días,  casi el doble que los automóviles a gasolina a la venta hoy. La cuestión es que el citado modelo de Toyota no es el único EV que languidece en los lotes de los concesionarios.

El Audi Q4 e-tron, Q8 e-tron y GMC Hummer EV SUV se encuentran actualmente en un inventario que supera fácilmente el suministro de 100 días. El Ford Mustang Mach-E tiene suministro para 117 días, aunque Ford dice que espera un aumento de la demanda en los próximos meses. 

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Coches a la ventaEstados Unidos, Ventas de coches