Pasar al contenido principal

El Pininfarina Battista: el más rápido del mundo, aunque sin un diseño igual de rompedor

Pininfarina Battista

El primer bólido producido por Pininfarina se ha convertido en el coche de producción más rápido del planeta, aunque su diseño podría haber ido algo más allá...

La perfección es inalcanzable. Da igual de en qué ámbito se trate, incluida la automoción. El Pininfarina Battista se ha quedado cerca, eso sí. El primer bólido de producción (y coche eléctrico) de la icónica marca de diseño se ha coronado como el hiperdeportivo más rápido del mundo, aunque su estética se ha quedado un pequeño paso por detrás.

La aceleración de 0 a 100 km/h en 1,97 segundos ha dejado al público sin palabras, gentileza de cuatro motores eléctricos que generan 1.900 CV y 2.340 Nm de par gracias a una batería de 120 kWh. Todo ello tecnología por gentileza de Rimac y la misma mecánica que equipa el Nevera.

Entrevistamos a Horacio Pagani: "Mercedes-AMG nos propuso un motor PHEV de 1.000 CV"

Solo se fabricarán 150 unidades por unos 2,2 millones de euros sin impuestos y Pininfarina asegura que el nivel de personalización del vehículo abarcará millones de combinaciones. Sin embargo, la estética no ha terminado de ser tan rompedora como cabría esperar de los italianos.

Pininfarina y una historia de diseños icónicos

©2022 Courtesy of RM Sotheby's

Pininfarina ha existido durante más de 90 años. Tiempo en el que ha podido marcar el rumbo estético de toda una generación de coches deportivos gracias a sus frecuentes colaboraciones con marcas como Ferrari. Y los coches clásicos que llevan su insignia, no son pocos.

El Ferrari F40 o el mismísimo Ferrari Enzo, tiempo después del Testarossa o del Ferrari 288 GTO, fueron algunas de las maravillosas creaciones de la compañía para engrandecer el nombre del Cavallino Rampante.

Desde coches de la vieja escuela como el Alfa Romeo 8C 2900B de 1938 hasta modernos hypercars como el Pininfarina Fittipaldi EF7, llegado al mundo real desde un concept para el videojuego Gran Turismo y que conmemora las victorias del piloto de Fórmula 1.

Estos son los mejores motores V10 de la historia

¿Qué ves al mirar al Battista? Belleza, sin duda. Posee una carrocería y unas proporciones afinadas y realmente hermosas. Sin embargo, no rompe absolutamente con nada en una época en la que el vehículo eléctrico no va a emocionar con su sonido y sus sensaciones. Debe emocionar con la velocidad y con el diseño.

No hace falta crear un superdeportivo para romper con lo estipulado. Que se lo digan al Hyundai N Vision 74 Concept, que de un solo vistazo dejó atónitos a los aficionados con una apariencia retro y a la vez futurista, con un toque cyberpunk.

Incluso el primer gran hiperdeportivo de Ferrari que acabó con la histórica colaboración entre ambas marcas, fue toda una sorpresa. No es otro que el Ferrari LaFerrari diseñado por el Centro Stile Ferrari bajo la dirección de Flavio Manzoni. Gracias a quiénes también ha nacido el nuevo Ferrari Daytona SP3 de la serie Icona.

Lotus Evija

Lotus Cars

Hasta Lotus ha partido una gran lanza con su deportivo eléctrico que apunta a convertirse en el coche más potente de la historia: el Lotus Evija. Una estética personal y con identidad de marca, pero con una parte trasera jamás vista en cualquier coche y una línea extremadamente futurista.

Recientemente, en las entrevistas que pudimos realizar a otros diseñadores como Horacio Pagani o Jowyn Wong, el punto de inflexión estaba claro. 'Hay que emocionar con la estética'. Algo que estas dos mentes producen con sus bólidos. Sea el Pagani Utopia o el Apollo Intensa Emozione.

Si bien, estamos ante el primer coche de producción de Pininfarina. Una compañía que, sin duda, merece un voto de confianza de cara al futuro y que encontrará su camino y una forma de deslumbrar al público de nuevo con sus diseños. El Battista es un gran primer pilar. Tiempo al tiempo.

Pininfarina Battista

Pininfarina Battista
Ver todas las versiones

Y además

Buscador de coches