Pasar al contenido principal

Lamborghini dice que un Aventador con tracción trasera sería demasiado difícil de conducir

Según la marca sería demasiado difícil de conducir...

Prueba Lamborghini Aventador S deportivo lujo altas prestaciones

Al menos con los parámetros actuales de querer satisfacer tanto a un piloto de rallys como a una actriz de Hollywood. Un Lamborghini Aventador con tracción trasera sería una pasada, especialmente si lo planteamos sobre una base radical y salvaje como la del Lamborghini Aventador SV. Hace un tiempo ya vimos unas fotos espía del sucesor del mismo, que podría recuperar las míticas siglas de SVJ utilizadas por el Lamborghini Miura, y que se convertiría en el más radical de la historia del Lamborghini Aventador.

Sin duda, este modelo salvaje y radical, con aspiraciones en el circuito, podría ser el modelo perfecto para lanzar un Lamborghini Aventador con tracción trasera: pensado para ser un reto al volante y no para pasearse sin más por cualquier bulevar de alto standing. No obstante, la marca de Sant’Agata nos ha cortado las alas antes incluso de empezar a soñar. ¡No habrá un Lamborghini Aventador con tracción trasera!

 

 

Una cosa es hacer un experimento con un Audi R8 con tracción trasera, de 540 CV y de producción limitada, pero otra cosa diferente es hacer lo propio con el brutal Aventador y sus más de 800 CV en la futura versión SV. ¡Hablamos de palabras mayores! No obstante, creo que el mundo espera con ansias un coche salvaje y complicado, delicado y apto solamente para auténticos pilotos con vaqueros: ¿quién no recuerda el récord del Alfa Romeo Giulia QV en Nürburgring? Pues eso.

El jefe de ingeniería de Lamborghini, Mauricio Reggiani, en declaraciones a nuestros colegas australianos de Drive, comentó que un Aventador con tracción trasera sería muy difícil de manejar circulando al límite. “Es algo que no queremos tener. A día de hoy el sistema de tracción integral es lo más seguro y también lo mejor hablando de conseguir altas prestaciones.” 

 

 

Es cierto que quizás no las eficaz o seguro, pero en un coche así, algo de riesgo y locura no le vendría mal, especialmente hablando de una edición especial y limitada. No obstante, Reggiani mantiene que un Aventador con tracción trasera perdería eficacia en la pista, ya que el control de tracción estaría prácticamente interviniendo constantemente para mantener el control y sería muy invasivo. ¿Quién ha hablado de control de tracción, señor Reggiani? ¿Acaso el Lamborghini Diablo GTR tenía de eso?

Sobre la posibilidad de crear un Lamborghini Aventador pensado para la pista, un rival del McLaren Senna GTR, Reggiani afirma que sus clientes no solamente quieren el coche para correr en la pista, sino también para llegar hasta el circuito y para pasear por las avenidas de su ciudad. Es de esperar que Lamborghini no se lance a algo semejante, pero sí habrá que estar atentos a lo que preparan en Sant’Agata: creo que el futuro Lamborghini Aventador SVJ nos va a gustar. Sí, aunque tenga tracción integral.
 

Lecturas recomendadas