Ya no hay cuadros de instrumentos como los del Pontiac Firebird Trans AM...

Pontiac Firebird Trans AM cuadro de instrumentos
Foto del redactor Rodrigo García Vita

Los paneles de instrumentos de los coches han sufrido muchos cambios a lo largo de la historia, pero el del Pontiac Firebird Trans AM sigue siendo una joya.

Uno de los pilares de los coches deportivos es su diseño. A nivel exterior, por supuesto, pero también interior. Es en el habitáculo donde pasamos la mayor parte del tiempo y su panel de instrumentos es nuestra conexión con el coche. Y no habrá otro igual que el del Pontiac Firebird Trans AM de la década de 1980.

¡Estos son 7 hiperdeportivos que vienen en 2023 y esperamos con muchas ganas!

Hoy, un servidor vio un vídeo de Instagram de un usuario que posee una unidad de este sensacional muscle car y que mostraba esa instrumentación digital tan característica que yo mismo pude ver hace algunos años en un evento en Madrid. Una de las más curiosas que jamán han existido.

Panel de instrumentos analógico-digital del Pontiac Firebird Trans AM

Pontiac Firebird Trans AM cuadro de instrumentos

tripletransam.com

Si vas a tener la oportunidad de subirte en un coche clásico como este, hazlo de noche. Al arrancar, la completa oscuridad del interior se convierte en una fiesta de luces propia de la ciencia ficción y de películas como la antigua Blade Runner.

¡Tres deportivos que se pueden salvar gracias a los combustibles sintéticos!

El cuadro de instrumentos de repente toma tonos verdes, amarillos y rojos. A la izquierda, un indicador de revoluciones con una barra de progreso formada por recuadros que ascienden hasta las 6.000 rpm. En el centro, un indicador digital de la velocidad y la barra de combustible. A la derecha, presión de aceite, temperatura de anticongelante y voltaje de la batería.

En la consola central nos encontramos con un panorama que recuerda al de cualquier avión de Airbus. En la parte superior, un indicador de estado de los sistemas del Pontiac con el nombre de la marca en digital y, si todo está bien, un OK debajo.

Cuadro de instrumentos del Aston Martin Lagonda Shooting Brake de 1987.
Cuadro de instrumentos del Aston Martin Lagonda Shooting Brake de 1987.

Courtesy of RM Sotheby's

También tenemos el indicador de kilómetros recorridos por el vehículo y en el último ciclo, así como una enorme variedad de palantas, botones y deslizadores para controlar la climatización y multitud de sistemas del coche. Todos ellos los explican en la web de tripletransam.com de forma didáctica e ilustrada. Un viaje al pasado en toda regla.

Fue el primer coche en dar un golpe sobre la mesa con una tecnología tan vistosa después de la innovación que llevaron a cabo los Aston Martin Lagonda y el Cadillac Seville. Ambos con indicadores completamente digitales, pero monocromáticos y bastante arcaicos.

Una época que marcó el comienzo de la instrumentación moderna y donde aparecieron grandes avances como el Head-Up Display con el Oldsmobile Outlass Convertible de 1988, que únicamente indicaba la velocidad del coche y que solo se veía de manera clara durante la noche.