Un BMW Z1 con 999.997 kilómetros se vende en RM Sotheby's (pero tiene truco)

BMW Z1 de 1990

Gustavo López Sirvent

A pesar de su odómetro, estaba como nuevo

Si de buenas a primeras te dicen que tienes la opción de comprar un BMW Z1 con casi un millón de kilómetros en su marcador es probable que te entre la risa floja y taches a quien te lo dice de, como mínimo, insensato. Pero es que el modelo que te vamos a presentar y que se vendió en RM Sotheby's tiene 999.9997 kilómetros, pero con truco. Y también con trato.

Pues bien, este ejemplar está casi sin usar, a pesar de su odómetro. Detrás de su tablero cercano a los seis ceros hay oculta una circunstancia que BMW se guardaba bajo manga. 

A principios de los años 90, que es cuando se lanzó este modelo, los coches tenían un cuentakilómetros analógico y se entregaban nuevos a sus clientes con 999.997 kilómetros. El motivo no es otro que, de esta forma, aseguraba al comprador que el modelo en cuestión no había recorrido más de tres kilómetros cuando recibía las llaves.

De esta manera, después de su puesta a punto y de llevarlo hasta el punto de venta, el marcador volvía a reiniciarse y a ponerse a cero.

BMW Z1 de 1990 (2)

Jens Winther fue su primer dueño

Jens Winther, piloto de las 24 Horas de Le Mans, fue su primer propietario en 1990 y ni siquiera lo puso en marcha con los tres kilómetros de cortesía que ofrecía BMW. El danés conservó este coche en su estado original hasta 2014, cuando su actual propietario se lo compró.

La casa de subastas RM Sotheby’s lo puso a la venta por un precio que puede resultar llamativamente bajo para el buen estado en el que está el vehículo: 86.250 euros. Además, hay otro condicionante que hace más apasionante a este modelo: es el primero de ellos (sólo hay 8.000 unidades) y no puede haber muchas que parezcan congeladas en el tiempo como esta.

El Z1 abrió el camino a los roadster de BMW

El Z1 abrió el camino a la familia roadster de BMW. Se presentó como prototipo en 1986 y dos años después ya estaba en producción. Antes de que este momento llegase, la compañía de Múnich ya había sumado 5.000 pedidos. 

A tenor de las ventas que tuvo en los tres años largos que estuvo en el mercado (8.000 ejemplares vendidos) se puede decir que fue todo un éxito. Este deportivo descapotable equipaba un motor de seis cilindros en línea y 2.5 litros asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Coches descapotablescoches clásicos