Mercedes Blue Wonder: el camión más elegante que jamás transportó a un Fórmula 1

Mercedes-Benz Blue Wonder

Gustavo López Sirvent

Una réplica está a la venta a través del especialista alemán AutoSL

Como no estamos en una sección de opinión sino de información, nos reservaremos la nuestra sobre el vehículo que nos ocupa: el Mercedes Blue Wonder. Fue un camión que transportaba a los primeros coches de la Fórmula 1 y, como tal, debía lucir una llamativa imagen. Nada que ver con las casas andantes que utilizan ahora las escuderías, pero quizá las de hoy, hayan perdido su encanto.

Te ponemos al día. En la década de los años 50, la mayoría de Grandes Premios se celebraban en Europa. Por esta razón, el departamento de competición de Mercedes encargó en 1954 un transporte rápido para trasladar los coches de carreras desde los circuitos a la fábrica y tenerlos preparados con la mayor celeridad posible.

Este concepto fue muy útil para la marca de la estrella porque cuando el resto de equipos todavía estaban en la carretera, los monoplazas de la marca de Stuttgart ya habían pasado la puesta a punto. Todo lo que comentamos fue gracias al camión Mercedes-Benz M-198, apodado como Blue Wonder, que se puso en funcionamiento 365 días más tarde.

Este novedoso transporte se cimentó sobre un bastidor tubular alargado procedente del Mercedes-Benz 300 S de la misma época. Medía 6,75 metros de largo y dos de ancho, estaba propulsado por el mismo motor seis cilindros en línea de tres litros con inyección directa que se montaba en el legendario 300 SL Gullwing de 1955, con 192 CV. 

Para conseguir su vistosa imagen, la compañía alemana utilizó componentes de otros modelos de la casa, como las puertas, los guardabarros y partes del interior, procedentes del Mercedes 180 sedán de la época.

Alcanzaba los 170 km/h

Mercedes-Benz Blue Wonder (2)

No sólo de imagen vivía el Blue Wonder, también de su velocidad. Este particular modelo alcanzaba, con el coche de carreras en su plataforma, los 170 km/h y su color azul brillante contrastaba con el plateado de los bólidos que transportaba. 

El interior también tenía los genes de la compañía de la estrella, con lo que estaba mimado al detalle. Disponía de tapicería de cuadros tartán y sobresalía por ser el primero en utilizar el control de crucero. Además, presentaba una palanca a la derecha del conductor que se desplegaba y permitía mantener pisado el pedal del acelerador.

Mercedes decidió abandonar la Fórmula 1 a finales de 1955 debido a la tragedia ocurrida en junio en Le Mans. A partir de entonces, el Blue Wonder perdió su utilidad y pasó a utilizarse como vehículo de exhibición en Estados Unidos. Años más tarde regresaría a Europa al departamento de pruebas de la firma germana.

No se sabe por qué motivo, la marca decidió destruirlo en 1967. Muchos años más tarde Mercedes-Benz se volvió a acordar de él y lo recuperó para diferentes actividades. Además, gracias a fotografías y planos existentes, fabricó tres unidades. Las tres réplicas posteriores se diferencian del original porque el color azul ahora es satinado. El primer Blue Wonder lo tenía brillante.

Uno de los tres "nuevos" Mercedes-Benz M-198 Renntransporter está a la venta en las instalaciones del especialista alemán en clásicos, AutoSL. 

En su marcador muestra 22.779 kilómetros, con un estado excepcional y un precio que se comunica únicamente a los clientes interesados que tengan solvencia económica. Si quieres tener una pequeña referencia de lo que puede costar, en 2013 se vendió uno igual por 1,5 millones de euros.

Y aunque no nos lo preguntes, te daremos nuestra opinión. Para nosotros es el camión más elegante que jamás haya transportado a un Fórmula 1. Fin.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: CamionesFórmula 1