Pasar al contenido principal

Soñemos: los modelos que Cupra debería fabricar y vender

Porque de fantasía también se vive.

Imagen de perfil de Miguel Lorente
El nuevo logo de Cupra

Aún está caliente la noticia en la que te contábamos que Seat anunciaba la comercialización de Cupra como marca independiente y que en el Salón de Ginebra 2018 veremos qué coches nuevos serán elegidos como lanzadera de este proyecto. A raíz de esto nos hemos preguntado qué modelos de Cupra deberían salir al mercado. Entre otros, ya os hemos hablamos de un hipotético Cupra Arona.

 

El Seat Arona Cupra de X-Tomi

 

Si solo deberían ser modelos con motores de gasolina, o bien subirse al carro de los coches híbridos, dejar FR para los de gasoil o, por qué no, futuros eléctricos... pues bien, con ese batiburrillo en las cabezas, hemos pensado cuáles serían los coches Cupra que nos gustaría ver.

Modelos Cupra que puede que (jamás) veas

Imagínate que te decimos ¿cuáles son los coches de 2018 que quisieras ver en un concesionario de Cupra?

Seguro que cada uno haría su propio listado de modelos Cupra, pero a mí, ya como quien te escribe este artículo, uno que me volvería loco ver es el Exeo. Esa berlina de filosofía similar al Skoda Octavia RS capaz de ser lo suficientemente cómoda para llevarte a ti y a tu familia de vacaciones y, a la vez, objeto de disfrute masivo por Cupra... ¿Qué te parece?

Debe ser que como padre, conductor, petrolhead y redactor de Top Gear, conjugo todo eso en mi cabeza y trato de enviar telepáticamente al equipo de I+D de la nueva marca el sedán que yo quisiera que me vendieran, pero como amante de las pelotillas racing, otro que me encantaría conducir es el Mii.

Un Mii Cupra en el segmento A sería una bomba total. Un pequeño artefacto de unos 100 CV, no pido más, pero aligerado, con 850-900 kilogramos, suspensión deportiva, pasos de rueda ensanchados y unos frenos que garanticen que puedes frenar antes de que sea tarde... lo haría EL juguete para escarceos por la sierra o tandas de fin de semana.

Y por qué no, también disfrutaría los sábados yéndome de aventura al campo, todo un Ateca desarrollado por Cupra que permitiría sentirte el rey de la montaña o del desierto, quién sabe. Un tracción integral capaz de comérselo todo dentro y fuera de la tierra/asfalto. Que te incitara a meterte ahí, justo ahí, donde nunca harías eso, nunca, pero que, sabiendo lo que llevas entre manos, te apetezca tanto buscar el desafío que sea imposible evitarlo.

 

 

Me vas a echar en cara que no haya hablado del Ibiza o del León-... Es que, no solo doy por hecha su llegada sino que me resultaría inconcebible que la marca Cupra se comercializara sin dos de sus baluartes, por eso me encantaría ver cómo resurge cual Ave Fénix uno de los antiguos Seat Cupra que aún me hacen girar la cabeza: el Córdoba. Sin duda, otro modelo Cupra que debería estar sí o sí.

Para mí fue un estacazo su desaparición, casi simultánea con el también varapalo que sentí cuando Seat dejó el Mundial de Rallies con aquel Córdoba WRC tan bonito como poco competitivo. Y si pudiera rizar el rizo, me derretiría con una edición más extrema de un Cupra Córdoba Nürburgring, sería el summun.

Si te gustan los rallies, tienes que leer Cinco motivos por los que seguir el Mundial

Por eso, si tuviera que elegir un modelo y solo uno, pediría la vuelta del Córdoba con las especificaciones del Seat León Cupra que probamos.

No te pierdas la prueba del Seat Leon Cupra

 

Lecturas recomendadas