¿Cuánta vida le queda al Tesla Roadster del espacio?

Sobre el papel es una idea brillante, pero...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
El Tesla Roadster del espacio

Salvo que vivas en una cueva alejada de cualquier vestigio de civilización humana, es prácticamente imposible que no te hayas enterado del lanzamiento del cohete de Tesla que, hace algunos días, colocó un maldito coche eléctrico en órbita con el objetivo de que llegue a Marte en unos seis meses. Como maniobra de marketing se trata de un movimiento bestial, pero... ¿cuánto le queda de vida al Tesla Roadster del espacio? Un tipo que sabe bastante de esto nos lo aclara. Y lo que dice da miedo. 

¿Puede realmente el Tesla Roadster humillar a un Bugatti Chiron?

Aunque sería precioso tener que ceder el paso de vez en cuando al predecesor del Tesla Roadster que llegará en 2020 cuando dentro de 500 años realicemos viajes tripulados con regularidad a otros puntos del espacio, lo cierto es que la esperanza de vida que los expertos auguran para el pequeño eléctrico de Elon Musk que orbita ahí fuera es... poco esperanzadora. En el mejor de los casos podría llegar a un año. Y eso habiendo tenido mucha suerte. ¿Los encargados de exterminarlo? Podrían ser varios agentes. Y muy duros. 

 

 

¿Qué podría acabar con el Tesla Roadster del espacio? 

Según cuentan en Live Science tras hablar con un científico especialista en la materia que trabaja en la Universidad de Indiana, el Tesla Roadster del espacio podría tardar menos de un año en desaparecer tal como lo hemos conocido hasta ahora. Si es que tiene la suerte suficiente. En su entrevista William Carroll fue tajante: aun salvándose de alguna que otra colisión contra cuerpos espaciales -mayoritariamente basura- que podría dañar gravemente el coche, el mayor problema de ir dando vueltas por ahí fuera es... la radiación. Y no, los efectos de ésta no serán los mismos que los que hayas podido ver en una película de ciencia-ficción de las malas: el artefacto del bueno de Musk no llegará a Marte con agallas o un juego de aletas nuevas, no. Podría alcanzar el planeta rojo profundamente deformado o directamente partido en trozos. 

"Toda la materia orgánica que existe es sensible a la radiación presente en el universo", afirma Carroll. "Dicha radiación afectará a cualquier parte del coche que esté compuesta por carbono, pudiendo llegar a romper los enlaces que unen las distintas moléculas que forman sus componentes". Oh, sí: según parece, el fenómeno podría tener un efecto parecido al de un cuchillo destrozando las distintas partes del coche que incluiría a los neumáticos -aquí lo que revisarán ahora en la ITV-, los asientos, las lunas... e incluso la propia estructura de fibra del Roadster -¿volverá a darle la vuelta al mercado el nuevo?-. Estás flipando. Y no es para menos. 

 

VÍDEO: así funciona el brutal modo Ludicrous de Tesla

 

¿Crees que en SpaceX habrán tenido en cuenta todo esto antes de abandonar a su suerte el Tesla Roadster del espacio? Probablemente sí... pero todo debe valer con el objetivo de que el ‘Falcon Heavy’ demuestre su valía. Haciendo algo que mola bastante por el camino, claro. Sé lo que estás pensando y sí, yo también creo que al pobre muñequete que está al volante del coche eléctrico yanqui deben haberle puesto una crema de factor 50.000. O algo así. ¡Ay!

¿Quieres un Tesla Roadster? ¡Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre él!

Lecturas recomendadas