Pasar al contenido principal

Opinión: ¿volverá el Tesla Roadster a darle la vuelta al mercado?

¿Creías que a los yanquis se les había terminado su capacidad para sorprender?

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Tesla Roadster 2020

Entiendo perfectamente que, cuando hace unos días te hablamos del nuevo y espectacular Tesla Roadster, sólo fueras capaz de retener dos números fundamentales de toda la información disponible: podrá acelerar de 0 a 100 km/h en 1,9 segundos... con una autonomía de casi 1.000 kilómetros. ¿Crees que esas dos cifras pueden resumir el gran impacto que supondrá el nuevo artefacto de Elon Musk en el mercado? Pasa y acomódate: vamos a intentar entender la dimensión que podría alcanzar algo así cuando aterrice entre nosotros en un par de años. Que se harán muy largos, sí. 

Los mejores coches eléctricos para comprar en 2017

Si has leído con atención mi prueba del Model S 100D ya sabrás que, a pesar de haber sido siempre bastante escéptico con respecto al coche eléctrico, no he podido hacer más que rendirme a la evidencia: se trata de algo que ya está aquí entre nosotros y, gracias a Tesla, su problema de autonomía parece estar resuelto. Tan resuelto como para que su CEO se atreva a anunciar que su nuevo Roadster 2020 podrá recorrer tanta distancia como un diésel de depósito generoso con una sola carga... y presentar un camión eléctrico llamado Semi que, además de poder moverse por ahí sin emitir una sola partícula a la atmósfera, es capaz de completar el 0-100 en sólo cinco segundos si la cabeza tractora no arrastra un semirremolque. Sí: esa cifra es mejor que la del Honda Civic Type R 2017 de mi prueba. En un camión. En un maldito camión. 

 

 

Tesla Roadster: contexto

Aunque para muchos el trabajo de Tesla ya está cumplido al haber sido capaces de demostrar que los vehículos movidos por energía eléctrica son una realidad tangible, viable y para nada aburrida, parece que el bueno de Elon sigue empeñado en demostrar que los límites de este tipo de automóviles todavía no se han alcanzado. Si con el Model S P100D logró hacerse con el título del artefacto de producción más rápido del mundo durante un tiempo gracias a los 2,5 segundos que precisaba para alcanzar los 100 km/h y con el modelo 100D el del eléctrico con mayor autonomía del mercado, ahora parece que ha llegado la hora de subir de nivel: ¿y si logramos hacer un coche de alto voltaje -¿lo pilláis? Bah- que, además de ser el más rápido del mundo, también sea el que más kilómetros pueda devorar entre una carga y otra? Dicho y hecho. 

Vale, los retrasos en la entrega del Model 3 por los problemas derivados de su producción han sido un palo importante en su rueda... y nadie puede negarlo. Pero está muy claro que la marca todavía tiene mucho que decir en el mercado actual, que además marcará profundamente el camino a seguir por el resto de compañías. ¿Crees que Porsche se habría lanzado con el Mission E si no hubiera aparecido hace ya unos años el Model S?

 

 

Y sí, sé que ahora me vas a decir que a nosotros bien poco puede importarnos su éxito porque en España no son modelos que se vean todos los días por la calle y tienes razón... de momento: hace tiempo que Tesla abrió su primer concesionario aquí y hace pocos días su segunda tienda física ha sido inaugurada en Madrid. ¿Crees que se trata de una maniobra sin sentido? Sólo hace falta echarle un vistazo a las cifras publicadas por ANIACAM -de donde también extrajimos el listado con los deportivos más vendidos en octubre-, que dicen que la marca estadounidense ha vendido nada menos que 299 unidades de sus coches nuevos en lo que va de año. ¿Te parecen pocos? Dale un poco de perspectiva: con respecto al año anterior el incremento ha sido del 896,67%. Sí, has leído bien: 896,67%. 

 

Tesla Roadster: rivales

A la hora de valorar cuán acertado o no es un vehículo de corte deportivo, es inevitable acudir a sus rivales más feroces para encontrar sus puntos más fuertes... y los más débiles. En este momento hay pocos artefactos ahí fuera que, empleando la electricidad como fuente de energía, sean capaces de acercarse a las cifras prometidas por el Tesla Roadster manteniendo la homologación para circular por la calle. ¿Conoces el Rimac Concept_One -aquí tienes a uno arrancándole las pegatinas a un Bugatti-? Está fabricado por una empresa croata, tiene una potencia de más de 1.200 CV y sabe alcanzar los 100 km/h en 2,5 segundos... que es exactamente la misma cifra que promete el Chiron. Lamentablemente su autonomía es mucho menor: sus creadores anuncian 350 kilómetros. 

Los 10 coches eléctricos con mayor autonomía del mercado

Puede que al hablar de algo como el Roadster de Tesla el rival más inmediato que venga a tu mente sea el NextEV Nio EP9 que, además, ha reventado el récord de Nürburgring para vehículos de esta clase. Bien visto: con una potencia de 1.360 CV, puede completar el 0-100 en 2,7 segundos -una décima más rápido que el 911 GT2 RS 2018- y tiene una velocidad punta de 314 km/h... que se han sido suficientes como para firmar una vuelta de 6 minutos y 45,9 segundos en el Infierno Verde. Sí. Pero hay una mala noticia: su producción estará limitada a 16 piezas -seis para quienes apoyaron económicamente el proyecto desde el principio y otras 10 extra para clientes... con muchísima pasta-. 

¿Quieres que hablemos de sus enemigos de combustión interna? No hay demasiado donde rascar: quizá sea el Dodge Challenger SRT Demon el más solvente de todos que, con un 0-100 en 2,3 segundos -en un muscle car, sí-, también sabe bastante de dejar a todo el mundo acongojado con sus espectaculares cifras de aceleración. Tanto como para que la Asociación Nacional de Hot Rods norteamericana haya prohibido su uso en competiciones de un cuarto de milla. Y va en serio. ¿Te fascina el nuevo Chiron de Cristiano Ronaldo? Hagamos una comparativa rápida de cifras: el Tesla Roadster sólo precisa 1,9 segundos para alcanzar los 100 km/h, 4,2 para los 160, 8,8 para recorrer un cuarto de milla, tiene una punta de 400 km/h... y una autonomía por recarga de 1.000 kilómetros. ¿Hablamos del modelo de Bugatti? Tiene que conformarse con 2,5 segundos para el 0-100, cinco para el 0-160, 9,8 segundos para los 400 metros, una autonomía ridícula en comparación y una velocidad máxima algo superior que ya ha sido puesta en evidencia gracias a los cinco récords del Koenigsegg Agera RS registrados hace pocos días. 

 

 

Tesla Roadster: precio

A pesar de que ya deberías haberte hecho una idea bastante definida de lo que supondrá el Tesla Roadster cuando llegue al mercado en 2020, quizá haya pasado demasiado de puntillas sobre uno de sus pilares clave: el precio. El montante de la factura si quieres tener el nuevo deportivo de la marca del Model X en casa será de unos llamativos 200.000 dólares que, además, exigirá que hayas hecho un depósito previo de 50.000. Al cambio son 170.000 euros y 42.560, respectivamente. Y si te va la exclusividad, deberías darte prisa: habrá una tirada especial de 1.000 unidades denominadas ‘Founders Series’ al módico precio de 212.000 napos. Y es calderilla. En serio. 

Deja de mirarme así: aunque pueda parecer que sobrepasar la barrera de los 200.000 euros sólo está permitido para auténticos deportivos con raza y pedigrí como el Lamborghini Aventador S, el Porsche 911 Turbo S Exclusive Series -¿sabes cómo se fabrica?- o, de nuevo, el malogrado Bugatti Chiron, lo cierto es que la propuesta de Elon Musk es capaz de dejarlos a todos en evidencia con unas cifras de infarto: recordemos que puede alcanzar los 100 km/h en 1,9 segundos, rebasar los 400 de punta y disfrutar de una autonomía de casi 1.000 kilómetros. En un artefacto con 10.000 Nm de par máximo. 10.000. 

¿Qué opinas ahora? Tras dar una patada al mercado completo hace años con su espectacular berlina -seguida por un SUV, claro- que ha conseguido que nombres como Polestar vayan a dedicarse a desarrollar exclusivamente híbridos y eléctricos, ahora le ha llegado el turno al territorio de los unicornios de altas prestaciones: nada volverá a ser igual tras la llegada del Tesla Roadster. Por mucho que pueda dolerle a quienes aman el olor a gasolina por las mañanas. Como yo. ¡Ay!

Lecturas recomendadas