Pasar al contenido principal

El Nissan GT-R no es el único deportivo que dirá adiós próximamente...

Dodge Challenger SRT Super Stock y Charger SRT Hellcat.
Dodge Challenger SRT Super Stock y Charger SRT Hellcat.

Dodge - Stellantis

Nos queda llorar, y poco más.

Los coches deportivos están en una de esas grandes encrucijadas para las marcas que no viven especialmente de venderlos o que son pequeñas. Toyota, Nissan o Lotus son algunos ejemplos de compañías que están sufriendo una enorme transformación en este ámbito.

Europa está seria en cuanto a normativas anticontaminación, ruido... Una cruzada contra los coches deportivos y aquellos que los disfrutan que se está llevando por delante nombres legendarios dentro de la industria, con las marcas empujadas a la electrificación rápida y forzosa de sus modelos.

Lotus debe 'ganar dinero' si quiere fabricar coches deportivos

Sin embargo, estas tecnologías para los coches eléctricos pueden tardar años en desarrollarse, lo que dejará un gran vacío temporal en los mercados de algunos de los coches más icónicos del planeta. El ocaso de una era a la que le quedan, como mucho, unos ocho años.

Nissan GT-R: se va por la puerta de atrás

Nissan GT-R R35
Nissan GT-R R35.

Nissan

'Godzilla' no va a devorar kilómetros ni volver a atronar túneles durante un buen tiempo. Nunca más, seguramente. El Nissan GT-R dijo adiós hace muy poco en decenas de mercados de todo el mundo, siendo la motivación básica en Europa las nuevas normativas anticontaminación y los futuros radares de ruido, ya que en 2026 el límite será de 68 dB.

Los Takumi: 5 hombres que fabrican a mano los mores del Nissan GT-R

Apenas se ha avisado, no ha habido actos, ni comunicados. Nada. La leyenda se va por la puerta de atrás del viejo continente y de otras naciones como Australia. Sencillamente indigno para el nombre de uno de los coches más aclamados de la historia.

Lotus Elise, Exige y Evora: el final de un tridente sensacional

Lotus para la producción de Evora, Elise y Exige
Lotus Elise, Lotus Exige y Lotus Evora en su despedida.

Lotus anunció recientemente el final de la producción de los Lotus Elise, Exige y Evora. Tres coches icónicos que han calado profundamente en el imaginario colectivo de los amantes de la automoción. Gracias a ellos y a la venta de más de 50.000 unidades entre todos, Lotus ha resurgido más fuerte que nunca.

Un trago que se hace un poco menos amargo sabiendo que llega el Lotus Emira (el último deportivo de la marca con motor de combustión) y el Lotus Evija, que pese a su electrificación total cuenta con un rendimiento y un diseño sublimes. Pero sí, echaremos de menos a los tres pequeñines británicos.

Lamborghini Aventador Ultimae: el final de los V12 puros

Lamborghini Aventador Ultimae
Lamborghini Aventador Ultimae.

El nombre está bien pensado, de hecho. El Lamborghini Aventador Ultimae será el último de una espectacular saga que se cierra con solo 600 unidades. Los próximos coches de Lamborghini entrarán en el mundo de la electrificación (completa y con híbridos enchufables).

Lamborghini quiere un GT eléctrico en 2025 y buscar la aceptación social

No se descartan los one-off de combustión, a nivel de coleccionismo o bajo normativas especiales, pero los atronadores sonidos de los coches italianos se van a ir apagando poco a poco. Es inevitable, y será toda una pena.

Se admiten apuestas: ¿Los próximos? Toyota Supra, Porsche 911, BMW Serie 4, Honda Civic Type R, Ford Mustang, Dodge Challenger, Chevrolet Corvette...

Ford Mustang Shelby GT500
Ford Mustang Shelby GT500.
Jonny Fleetwood

Se avecina tormenta. La globalización de normativas y de la información crea centenares de hilos que llevan a dos sitios igual de oscuros: la electrificación completa o la desaparición de nombres icónicos. Con la cantidad de deportivos que existe actualmente, no hay que ser un lince para saber que en los próximos años va a haber una bomba de cambios.

Yendo al otro lado del charco, el tema está muy complicado. Dodge ya anunció que el último Hellcat con motor de combustión saldrá de las fábricas en 2023. Habrá que decir adiós al poderoso motor V8 muy pronto, con una versión híbrida enchufable próximamente y la llegada de los Muscle Cars eléctricos a partir de 2024.

Ford y Chevrolet se encuentran en las mismas con sus Ford Mustang y Chevrolet Corvette o Chevrolet Camaro. Emisiones de gases y ruido demasiado altos, y ya no hablemos de preparaciones como las de Shelby American... No tienen cabida en Europa, y cada año que pasa aún menos.

Corvette Z06 2023
Corvette Z06 2023.

En nuestro continente tenemos también en el horizonte algunos problemas. Porsche ya está inmersa en el mundo eléctrico con sensacionales coches como el Porsche Taycan. Las baterías se extienden silenciosamente a todos los segmentos... Y el turno le llegará al Porsche 911, que tendrá que decirle adiós a los motores bóxer. ¿Cuándo? No se sabe, pero no tardará demasiado.

Porsche 911 o BMW Serie 8 Coupé: ¿Cuál es mejor?

BMW, por su parte, anunció hace meses que estaban revisando 'minuciosamente' su parrilla de modelos, apuntando a importantes cambios en su alineación. Su presidente, Oliver Zipse, dijo que era momento de prescindir de algunos modelos y usar esos recursos para el desarrollo de coches electrificados. Los grandes motores V8 de bólidos como BMW M8, peligran.

Toyota GR Supra 2019
Toyota GR Supra haciendo drifting en el Circuito del Jarama.

Y hablando de BMW... Si atendemos a los niveles de ventas y evolución de segmentos, el BMW Z4 no parece tener muchas papeletas para sobrevivir de aquí a unos años, lo que arrastraría irremediablemente al Toyota Supra MK.5. Más vale que la marca japonesa esté pensando ya en un sucesor de desarrollo propio.

Finalmente, respecto a los japoneses, Honda parece haber hecho el último retraso de su futuro eléctrico. Muy pronto llegará a las calles el nuevo Honda Civic Type R con un motor de combustión, fiel a los valores y la herencia de su nombre. ¿Será el último? Muy probablemente. Si llega en 2023, no es descartable ver a su contrapartida eléctrica o PHEV en los cuatro años siguientes.

Y además

Buscador de coches