Pasar al contenido principal

Prueba Audi Q3 2018: esto cada vez va a mejor

¿Acierta Audi con el nuevo frontal?

Imagen de perfil de Kike Ruiz
Toma de contacto

Hay mucho de qué hablar en esta prueba del Audi Q3 2018. No solo por la versatilidad de un modelo familiar que vale para todo. Audi ha querido dar un paso más proponiendo su SUV compacto premium con lo último en tecnología y eficacia en sus motores. Y no solo eso. El diseño, más que nunca, cobra bastante protagonismo porque se desmarca del Audi Q3 de la primera generación. 

Pero vayamos por partes. El nuevo Audi Q3 ha aumentado sus medidas: 4.485 milímetros (+97 mm); distancia entre ejes: 2.680 milímetros (+77 mm); anchura: 1.849 milímetros (+18 mm); altura: 1.585 milímetros (- 5 mm). Su estampa es más deportiva y agresiva que antes. La gran parrilla Singleframe ofrece un diseño octogonal y queda enmarcada en un borde ancho con ocho lamas verticales.

VÍDEO: Toma dosis del Audi Q3 en detalle

Los faros son ahora más afilados y según versiones cuenta con unas grandes entradas de aire para enfatizar todavía más su imagen atlética. Pasos de rueda prominentes, llantas generosas... La marca de los aros ha puesto mucho empeño en que su nuevo Audi Q3 2018 sea impactante y lo ha logrado. La parte trasera está dividida en dos zonas mediante una línea horizontal, con las luces traseras ubicándose en la parte superior. 

Audi permite elegir tres tipos de faros: los de tecnología LED son de serie; en opción figuran las luces full LED con funciones de alumbrado en autopista y en curva (emplean la luz de cruce). Los pilotos traseros, en combinación con los faros full LED, también incorporan tecnología LED en sus intermitentes dinámicos. En el caso del sistema Matrix LED, tope de gama, los nuevos diodos LED generan la luz de cruce, mientras que diez diodos más se encargan de crear la luz de carretera.

Toma de contacto

¿Colores? 

Un total de siete colores están disponibles para el Audi Q3, entre los que se incluyen el nuevo gris Cronos y el naranja Pulso. La estructura en color negro de la parrilla Singleframe da al radiador un toque deportivo, mientras que algunas piezas en acabado metálico destacan tanto en la parte frontal como en la trasera. Las llantas de aleación de 18 pulgadas, con neumáticos en medida 235/55, reemplazan a las anteriores 215/65 con llanta de 17 pulgadas.

Prueba Audi Q3 2018: el interior

Cuando te cuelas dentro del nuevo Q3, la sensación es bien conocida. Es un Audi y eso conlleva unos altísimos niveles de calidad en todo, tanto en materiales, como en ajustes o diseño. Eso sí: Las formas de la consola central recuerdan irremediablemente a otros modelos de la familia Q. El elemento central es la pantalla del MMI touch. Todas las pantallas, botones y elementos de control se disponen de una forma lógica y ergonómica. Aquí viene el dato: igual que el climatizador y la consola central, la nueva pantalla MMI touch está orientada 10 grados hacia el conductor.

Toma de contacto

El salpicadero se divide en dos secciones: la superior integra las salidas de ventilación, mientras la inferior da cabida a ciertos mandos dispuestos sobre la pieza en acabado black panel. Se puede elegir entre tres líneas de equipamiento: además de la básica, apunta la denominada Design Selection y la mítica S line.

Audi Q3 2018: al volante

Como buen SUV, el Audi Q3 2018 ofrece un acceso fácil y una buena visibilidad a bordo. Pero además cuenta con una posición al volante muy fácil gracias a sus asientos. En cuanto a los volantes, existen muchas opciones a elegir: redondo o con la parte inferior achatada, con teclas multifunción ampliadas, con levas para el manejo del cambio o con aro calefactable.

Toma de contacto

El que tengo yo entre manos es este último: agradable en su tacto, perfecto en grosor... Junto con los mandos de control giratorios, Audi ha eliminado la instrumentación analógica. De serie, el usuario disfruta de un cuadro digital con pantalla de 26 cm (10,25 pulgadas), que se maneja desde el volante multifunción.

Para sibaritas: El sistema de sonido premium Bang & Olufsen con sonido 3D virtual logra una calidad de sonido fantástica. Tiene 15 altavoces y una potencia de salida total de 680 vatios. Cuatro altavoces adicionales en el salpicadero y uno en cada pilar D generan el sonido tridimensional.

Toma de contacto

Otro aspecto destacado en esta prueba del Audi Q3 2018 es la versatilidad que ofrece la zona de carga a la hora de dividir espacios. Los asientos traseros disponen de movilidad longitudinal en ambas direcciones (hasta 150 milímetros). Los respaldos de esta fila, que se abaten en tres secciones 40:20:40, se pueden ajustar hasta en siete grados de inclinación.

Toma de contacto

En opción existe un reposabrazos central ajustable con compartimento de almacenaje para los asientos delanteros. Opcionalmente, el de los asientos traseros incluye, además, dos posavasos. Otros extras de confort son el sistema de climatización de tres zonas, la calefacción auxiliar y el techo panorámico de dos piezas.

Toma de contacto

La capacidad mínima total varía entre 530 y 675 litros. Si se pliegan, el volumen sube hasta los 1.525 litros. El suelo del maletero se puede ajustar hasta en tres niveles; el bajo plano de carga, situado a 748 milímetros, hace más fácil la introducción de objetos pesados.

Nuevo Audi Q3: lo ponemos a prueba

Y ahora sí, me pongo al volante para analizar a este Audi Q3 2018. La gama inicial va a constar de cuatro motores, tres TFSI y un TDI. Se podrán combinar con la tracción delantera o la eficaz tracción quattro y todos constan de cuatro cilindros con inyección directa y turbo. Para transmitir la potencia a las ruedas se utiliza un cambio de marchas manual de seis velocidades, o el rápido S tronic de siete. 

Audi drive select: no es una novedad, pero es altamente recomendable por su gran puesta en escena. En función de la situación, de las condiciones de la carretera o de lo que quiera el conductor, se puede modificar la respuesta en seis modos, desde uno claramente orientado al confort hasta el enfocado a la eficiencia, pasando por el modo deportivo. El sistema también influye sobre la suspensión con control de la amortiguación (damper control) opcional.

Toma de contacto

Me siento al volante de la versión de gasolina más potente. Son 230 CV con tracción Quattro y cambio automático. Es el no va más de esta nueva gama del Audi Q3 2018. Acelerador a fondo y salgo disparado hacia adelante de una forma contundente. No es una patada brutal, pero la sensación es de fuerza. No obstante, la sensación al volante es de absoluto control. La electrónica y el poder de tracción de este Q3 hace que pueda avivar el ritmo con tal confianza. Si, es un SUV, pero eso no quiere decir que no me pueda divertir al volante. Sobre todo con una versión tan potente. 

Gama de motores:

El motor de acceso es el 1.5 de gasolina con 150 CV y un par máximo de 250 Nm. Acelera al Audi Q3 35 TFSI con cambio S tronic de 7 velocidades desde 0 a 100 km/h en 9,2 segundos, y continúa empujando con fuerza hasta alcanzar una velocidad máxima de 207 km/h. El eficiente sistema cylinder-on-demand de desconexión selectiva de cilindros es una de las principales razones de su contenido consumo de combustible. 

El 2.0 TFSI está disponible en dos versiones diferentes. En la primera, rinde 190 CV y un par máximo de 320 Nm entre 1.500 y 4.200 rpm. Con este motor, el Audi Q3 40 TFSI acelera de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 220 km/h. En la versión más potente, la que tengo entre manos, el Audi Q3 45 TFSI rinde 230 CV y un par de 350 Nm entre 1.500 y 4.400 rpm, lo que asegura un rendimiento deportivo.

Toma de contacto

Motores TDI: ahorradores

El 2.0 TDI de 150 CV inicia la oferta de motores turbodiésel del nuevo Audi Q3. Entre sus características destacadas se encuentran los dos árboles de equilibrado en el cárter, la fricción interna minimizada y un sistema common-rail con una presión de inyección máxima de 2.000 bar. Rinde 350 Nm de par máximo, entre 1.750 y 3.000 rpm. En combinación con la tracción quattro y con el cambio manual de seis velocidades, acelera al Audi Q3 35 TDI hasta los 100 km/h con salida parada en 9,3 segundos. La velocidad máxima es de 211 km/h. Con tracción delantera y cambio S tronic, las cifras son 9,2 segundos y 207 km/h, respectivamente.
 

Lecturas recomendadas