Prueba del Skoda Octavia RS: una berlina deportiva y equilibrada

Skoda Octavia RS

Hemos probado el Skoda Octavia RS, un coche familiar deportivo que no abusa de sus capacidades y mantiene la serenidad.

Los coches deportivos en formato berlina no abundan hoy en día. Sin embargo, son vehículos con unas capacidades sensacionales que siguen teniendo muchos adeptos. Y como uno de ellos, os traigo la prueba del Skoda Octavia RS.

La marca checa nos presenta un vehículo moderno, espacioso y con unas cifras de potencia y rendimiento emocionantes. Su diseño ha cambiado mucho frente a la anterior generación y el interior sobrepasa las expectativas. Tecnología y comodidad a partes iguales con este Skoda.

Diseño del Skoda Octavia RS

El Skoda Octavia RS moderno ha endurecido aún más su línea frente al modelo anterior. El parachoques frontal cuenta con más detalles y la parrilla es más prominente. Un apartado que no termina de convencer a todos, por cierto.

También encontramos ópticas full LED con nuevo diseño y llantas de 19 pulgadas en la unidad que probé (que son un extra de 819 euros y le sientan realmente bien). Por otro lado, la parte trasera sí que ha cambiado radicalmente y además, con convicción.

Nos encontramos faros afilados y detalles en negro brillo como un nuevo alerón de pestaña, las letras de Skoda, la insignia de RS o el difusor inferior. Además, hay dos salidas de escape que evidentemente, son reales. Con embellecedor, pero reales.

El interior es uno de los puntos más sorprendentes del vehículo. Para empezar, posee tela de alcántara en el salpicadero, paneles de las puertas y en los asientos estilo baquet. Molduras en negro brillo y acabados fibra de carbono junto a elementos metálicos y un volante deportivo de piel perforada.

A nivel de tecnología, encontramos un cuadro de instrumentos digital personalizacble y una pantalla multimedia de 10 pulgadas horizontal con un funcionamiento bastante solvente, aunque con el clásico fallo del Grupo Volkswagen: botones de control en la parte inferior que no están retroiluminados.

La climatización física ha desaparecido y únicamente se mantienen algunos botones de acceso directo a los modos de conducción, ayudas al conductor (ADAS), clima o cámara de parking. El sistema de infotainment es compatible con Apple CarPlay y Android Auto de forma inalámbrica y cuenta con cargador de inducción y conexiones USB-C.

Un habitáculo sensacional y con mucha calidad y espacio, incluso para gente alta. Además, su capacidad de maletero asciende hasta los 600 litros, que puede subir hasta los 1.555 litros tumbando la fila trasera de asientos. ¿Lo único que echo en falta? El techo solar, que estaba disponible en la anterior generación y que ya no se puede adquirir.

Motor y prestaciones del Skoda Octavia RS

Skoda Octavia RS

El Octavia RS es un coche deportivo con todas las letras. Posee el motor 2.0 TSI turboalimentado que hemos visto en coches como el Volkswagen Golf GTI o el Cupra León, con 245 CV y 370 Nm de par máximo. Tracción delantera y... ¡Sorpresa! Autoblocante electrónico.

Sobre la báscula, cuenta con un peso de 1.526 kg y puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos. Su velocidad máxima, como de costumbre en todos los coches del grupo, está limitada a 250 km/h. Y no puedo dejar de mencionar a la caja de cambios automática DSG de 7 velocidades. Tan rápida e impresionante como siempre.

A nivel de dinámica, durante la prueba del Octavia RS me encontré a una berlina que no le teme a las curvas. Los neumáticos Bridgestone Potenza en 225/40 R19 se combinan perfectamente con la suspensión adaptativa para realizar trazadas seguras y con aplomo en la carretera. La dirección, algo blanda, transmite información de buena gana, aunque podría ir un paso más allá.

Es cierto que en curvas cerradas puede llegar a sufrir algo de subviraje, pero recupera la estabilidad muy pronto incluso sin ayudas de ningún tipo activadas, que es como más se disfruta este coche. La suavidad es su punto fuerte, pero a la hora de la verdad te percatas de que puedes ir a velocidades realmente endiabladas.

Skoda Octavia RS

Quizá su mayor punto negativo es el sonido del motor, del escape. Es simulado en el interior con un amplificador que no libera todo el potencial del 2.0 TSI. ¿Era esto necesario? A mi juicio, para nada. Unas válvulas electrónicas con un buen silencioso hubiese dado ese toque de audición maravilloso a un coche que pide a gritos sonar más.

Cuando salimos de la montaña y nos adentramos en largos viajes, la comodidad engrandece al vehículo. Los asientos, mullidos, recogen sensacionalmente bien. El sistema de audio para los amantes de la música cumple con sobresaliente y en general, las asistencias funcionan correctamente. Si acaso, se echa en falta un Head-Up Display de serie (es opcional).

Y en cuanto a los consumos de combustible... No supera los 7 litros a los 100 kilómetros a velocidades legales. Si le aprietas las tuercas, te acercarás a los 12 litros de gasolina (y felicidad, claro). Así que su depósito de 50 litros te dará una autonomía que supera los 700 kilómetros. Nada más que añadir.

¿Vale la pena el Skoda Octavia RS?

Skoda Octavia RS

El Skoda Octavia RS está disponible desde 42.100 euros. Un precio que discrepa enormemente con el de su padre de hace unos años y que inevitablemente, duele. Sin embargo, tal y como está el mercado actualmente, es una grandísima opción.

No hay una berlina familiar deportiva con este nivel de equipamiento, rendimiento y espacio por un precio similar en todo el segmento. Además, solo diré que Skoda ha acertado con un pequeño detalle estético: poner gratis el color Verde Mamba en las opciones de personalización.

Parece mentira, pero pocas veces un coche asequible de un segmento no premium ha causado tanta impresión con un acabado cromático. Diferente, ingenioso y por qué no... Algo macarra. Un deportivo familiar que convence lo mires por donde lo mires. Y que cuenta con versión wagon, por cierto: el Skoda Octavia RS Combi

¿Su rival más directo? El Hyundai i30N Fastback de 280 CV por 43.100 euros o el Alfa Romeo Giulia. Aunque respecto al precio del italiano, hay 10.000 euros de diferencia para conseguir el acabado Super con el motor 2.0 Turbo de 280 CV y tracción trasera. Un concepto bastante diferente.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Berlinascoches familiares

Nuestro veredicto

9