El Porsche Mission E tendrá varios modelos en su gama

¿Creías que sólo podría haber uno?

Imagen de perfil de Alex Aguilar

El pequeño mercado de los coches eléctricos de altas prestaciones parece reservado a unos pocos modelos en este momento... y casi todos ellos pertenecen a Tesla -que ahora vende en España-. Afortunadamente, cada vez son más los fabricantes que se interesan por entrar en él y los de Stuttgart no quieren quedarse atrás: el Porsche Mission E llegará al mercado dentro de unos años y lo hará con una gama suficientemente amplia como para satisfacer a distintos tipos de clientes potenciales. 

Ojo: Porsche podría estar preparando un Mission E más pequeño

Si creíste que el primer modelo completamente eléctrico de la marca germana jamás pasaría de un diseño sobre papel que terminaría cogiendo polvo dentro de un enorme archivo en su sede, te equivocabas. Con una inversión estimada de unos 700 millones de euros -sí, setecientos millones- repartidos en diversas áreas como la ampliación de las fábricas existentes de carrocería y motores, la creación de una nueva planta de montaje y la contratación de más de 1.400 nuevos empleados, el proyecto del Porsche Mission E es verdaderamente serio. ¿Hueles eso? Es la muda de Elon Musk -quien te quiere transportar a 1.200 km/h en su Hyperloop-. 

Con una unidad eléctrica que desarrollará al menos 592 CV gracias a dos motores eléctricos alimentados por una batería de 531 kilómetros de autonomía que podrá recuperar el 80% de su capacidad en sólo 15 minutos de carga con el Turbo Charging System, la nueva berlina alemana situada un escalón por debajo del Porsche Panamera -¿has visto al nuevo Sport Turismo?- será capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 3,5 segundos. No suena mal, ¿verdad? Pues hay más... 

¿Impaciente? Aquí tienes unos cuantos coches híbridos para 2017 que no te harán llorar

Tras una provechosa conversación con Oliver Blume -director ejecutivo de la marca- hemos podido saber que la gama del Porsche Mission E estará compuesta por varios modelos -al igual que lo hace la actual del 911 con la reciente incorporación del GTS 2017- ideados para dar respuesta a diferentes tipos de demanda. Aunque no fue demasiado explícito, de sus palabras podemos intuir que dicha variedad en la oferta estará íntimamente relacionada con la autonomía del vehículo y su potencia final, que además podrá ser modificada mediante actualizaciones de software como las que ha distribuido Tesla recientemente en su Model S

Tendremos que esperar a finales de la presente década para poder ver el modelo definitivo entrando en la cadena de montaje que, según asegura el propio fabricante, trabajará a un ritmo de unas 20.000 unidades por año. En serio. Evidentemente todavía no se ha hablado sobre su precio... pero esperamos que después de la noticia de que los coches antiguos no podrán circular por Madrid en 2025 el propio Ayuntamiento sea quien sufrague al menos el 50% de su compra. ¿No crees? Deberíamos ir empezando a organizarnos para comprarlos en lote. ¿Alguien se apunta?

Lecturas recomendadas