Pasar al contenido principal

Tras la foto: la gran joya de Alfa Romeo, un deportivo italiano puro

Alfa Romeo 33 Stradale
Alfa Romeo 33 Stradale.

Alfa Romeo

El Alfa Romeo 33 Stradale es todo un mito de los coches deportivos

Alfa Romeo decidió centrarse en los años 60' en sus modelos de calle, después de conseguir dos ansiados campeonatos del mundo de Fórmula 1 la década anterior. Una de las vertientes, por ende, que más interesaban a la marca del trébol fueron los coches deportivos.

Alfa Romeo SZ y otras joyas diseñadas por Zagato

El objetivo por aquel entonces fue el de crear un coche biplaza homologado para calle, cómodo y que llevase por bandera el estilo italiano de la época. Y así, nació el Alfa Romeo 33 Stradale en 1967. Uno de esos coches que algunos conocen, y otros tantos no. Pero que tiene su hueco en la historia.

Un coche de competición para ir a tomar el café

Alfa Romeo 33 Stradale
Alfa Romeo 33 Stradale.

Alfa Romeo

Stradale significa, realmente, que alude a la calle o 'de la calle', directamente. El Alfa Romeo 33 Stradale fue diseñado por Franco Scaglione, un famoso diseñador italiano que colaboró asiduamente con la marca y que participó en otros proyectos, como el del Lamborghini 350 GTV.

La carrocería del coche fue construida por Carrozzeria Marazzi de Milán, usando aluminio y con una gran superficie acristalada en todos los ejes. Su diseño, claramente inspirado en la competición, recuerda a los Ferrari Serie P que compitieron en Le Mans, y muchas de esas líneas se utilizaron durante la fabricación de los modernos Alfa Romeo 8C Competizione y Alfa Romeo 4C.

Leyendas de Le Mans #2: el Alfa Romeo 8C 2300, semilla de Ferrari

El chasis del coche contó con elementos de aluminio y magnesio, y el Stradale contó con un motor V8 a 90º de 2,0 litros atmosférico que generó poco más de 230 CV de potencia, aunque la baza principal del rendimiento del coche era su escaso peso, de unos 600 kg.

Consiguió firmar un 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 259 km/h, sobre todo gracias a su gran coeficiente aerodinámico.

Una presentación por todo lo alto y unidades muy limitadas

Alfa Romeo Pininfarina 33/2 Coupé
Alfa Romeo Pininfarina 33/2 Coupé.

Alfa Romeo

El Alfa Romeo 33 Stradale se presentó oficialmente en el Salón del Automóvil de Turín de 1967, en mitad del Gran Premio de Italia de Fórmula 1 en Monza. El Stradale se convirtió en aquel momento en el coche deportivo más caro del mundo, con un precio de 10 millones de liras italianas frente a los 7 millones en los que oscilaban las máquinas de la competencia.

Sin embargo, sus compradores no sabían que estaban adquiriendo uno de los coches más valiosos en subasta del planeta, del cual solo se fabricaron unas 13 unidades para los clientes y que actualmente pueden superar sin problemas los 2,5 millones de euros.

Pese a ello, la producción total fue de 18 chasis. Los cinco restantes fueron entregados a Pininfarina, Carrozzeria Bertone e Italdesign para crear geniales prototipos, del cual se puede concluir que el Alfa Romeo Pininfarina 33/2 Coupé de faros retráctiles es, sin duda, el más bello.

Y además

Buscador de coches