Pasar al contenido principal

La familia DB de Aston Martin cumple 70 años... ¡repletos de gloria!

2018 está repleto de aniversarios. Bien.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Aston Martin DB5

¿Te gustan los deportivos ingleses? Entonces habrás estado al tanto de la celebración que ha tenido lugar durante el Salón de Pekín 2018... que ha sido el lugar elegido por una de las marcas de coches con más prestigio para soplar las velas en el 70 aniversario de la familia DB de Aston Martin. Sí, se trata de la misma edad que tienen otras firmas como Porsche o Land Rover y sí, no hay petrolhead en el mundo que no debiera estar ahora mismo hinchando globos de fiesta como si lo fueran a prohibir. 

También harán SUV: así es el Aston Martin Varekai

No voy a preguntarte si te gustó la idea de que vayamos a volver a ver un Aston Martin DBS Superleggera porque, como cualquiera podía comprender, algo así está fuera de toda duda razonable. ¿Sabías que el legado del bueno de David Brown ha alcanzado ya las siete décadas de historia? Hoy haremos un breve repaso a sus capítulos más importantes para que puedas comprender con algo más de profundidad por qué se trata de una de las firmas más importantes que existen en este momento. Toma asiento... y disfruta. 

 

1948: nace la familia DB de Aston Martin

Aunque los orígenes del sello inglés se remontan al año 1913 -cuando aún era conocido como Bamford & Martin-, el punto de inflexión más importante de su trayectoria no llegaría hasta 1947: el mismísimo día de San Valentín fue anunciada oficialmente la compra de la compañía por un relativamente joven David Brown -que en aquel momento ya no cumpliría más los 40- que, con la experiencia obtenida en el estudio de ingeniería de su padre y la cabeza repleta de ideas, tomaría las riendas con decisión para enderezar el camino hacia el éxito creando algunos de los mejores deportivos de todos los tiempos. 

 

 

La primera joya alumbrada bajo su reinado llegaría al año siguiente bajo las formas de un agresivo deportivo que, en origen, fue bautizado como ‘2-litre Sports’ para ser conocido posteriormente como DB1, en honor a las siglas de su creador. Tan sólo un ejercicio después -en 1949- aterrizaría el DB2 dispuesto a conquistar al público... y que lo tuvo muy fácil gracias a un diseño, rendimiento, comportamiento y calidad general que pusieron el listón muy alto a sus rivales y sentaron las bases de lo que debería ser un Aston Martin hasta nuestros días. 

El siguiente eslabón de la familia DB de Aston Martin sería conocido como DB4 y llegaría a los concesionarios en 1959. Elegido como el primer modelo en ser fabricado en las por aquel entonces recién inauguradas instalaciones de Newport Pagnell, la tercera entrega de la saga destacaría por ser aún más rápido y ver dentro de su catálogo hasta cinco variantes distintas que incluyeron una espectacularmente veloz conocida como GT. 

 

1963: la familia DB de Aston Martin se convierte en estrella de cine

Sean Connery en un Aston Martin DB5

 

Con la década de los 60 recién comenzada llegaría el momento de hacer llegar al mundo un nuevo capítulo de una de las series más gloriosas de deportivos... bajo el nombre de DB5. A pesar de que su vida comercial fue verdaderamente fugaz -se vio reemplazado en sólo dos años por el más práctico y razonable DB6-, el juguetón artefacto británico tuvo el honor de pasar a formar parte de la Historia de la ‘gran pantalla’ -aquí las mejores persecuciones del cine- gracias a su aparición como la fiel montura de James Bond en la película ‘Goldfinger’, estrenada en 1964 y protagonizada por Sean Connery. 

 

1972: David Brown dice adiós a la empresa... convertido en ‘Sir’

¿Has soñado alguna vez con los ojos abiertos? Así es el configurador del Aston Martin Vantage 2018

Tras haber sido nombrado ‘Sir’ -como el grandísimo Colin McRae, sí- en 1968 y haber puesto en el mercado una nueva maravilla bajo el apellido DBS -en el anterior enlace tienes uno aparecido en un maldito granero-, finalmente en 1972 nuestro protagonista decidió que la empresa que tanto había amado cambiara de manos... aunque sin dar por terminada su relación con ella: además de ceder los derechos para que ésta siguiera usando las siglas DB en sus nuevos modelos, el bueno de Brown pasaría a ser el Presidente Honorífico de la firma hasta su muerte en 1993. Sí, tan sólo un año antes de que el DB7 viera la luz. 

Desde hace algunos años la firma ha decidido regresar a su antiguo camino -como están haciendo tantos otros- y gracias a la nueva estrategia hemos podido disfrutar de caramelos como el DB9, el DB10 o el actual DB11 -prueba- que, 70 años después, sigue conservando el ADN original con el que nació la familia DB de Aston Martin. Sé que ahora mismo quieres hacerte con uno... y deberías hacerlo. Yo, paso. Pero porque no quiero, ¿eh? No porque cada vez que entro a consultar mi saldo bancario lo único que veo son telarañas. Que conste.

 

VÍDEO: así te lo puedes pasar en un Aston Martin Vantage

 

¿Buscas coche nuevo? Échale un ojo a todo el mercado aquí

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear