Pasar al contenido principal

El Ferrari más caro que se vendió en 2021 costó 50 millones de dólares

Poco menos de 50 millones de dólares fue el precio de este Ferrari 250 GTO de Scaglietti, el coche más caro del mundo desde hace décadas.

El Ferrari 250 GTO es el coche más codiciado del mundo. Con permiso, seguramente, del desaparecido Bugatti 'La Voiture Noire', pero esa es otra historia. Del 250 GTO solo se construyeron 36 unidades, y el carrocero Sergio Scaglietti solo montó su especialmente diseñada carrocería en siete de ellos.

La unidad en cuestión subastada por la conocida casa de RM Sothesby's (Nº de chasis 3413) es un Ferrari 250 GTO de Scaglietti del año 1962, y fue conducida por grandes pilotos como Edoardo Lualdi-Gabardi en la victoria del Campeonato Italiano de GT en 1962.

También contribuyó al triunfo del Cavallino Rampante en el Campeonato Internacional de Fabricantes de GT de 1964, venciendo en la Targa Florio; y salió vencedor de la Coppa FISA en Monza en dos ocasiones, entre otros muchos títulos.

Las curiosidades de Maranello: la fábrica de Ferrari

Además, ha sido revisado por especialistas de la marca como el historiador Marcel Massini y representantes de Ferrari Classiche, el departamento de clásicos de la propia compañía. Una joya, lo mires por donde lo mires.

Una bestia en las carreras.

El Gran Turismo Omologata fue diseñado por Sergio Scaglietti y Giotto Bizzarrini para poder competir contra los últimos bólidos de la época de Aston Martin y Shelby American, por lo que jubilaron al 250 SWB Berlinetta en favor de un nuevo proyecto.

Con el 250 GTO, se usó por primera vez en la historia de la marca un túnel de viento para el desarrollo de su carrocería. Junto a ello, un nuevo chasis que permitió bajar el centro de gravedad con el motor más cerca del suelo y montar ruedas más anchas, que estaban cada vez más de moda en el mundo de las carreras de aquellos años.

La unidad de potencia fue un motor Colombo V12 a 60º de 3,0 litros atmosférico, con seis carburadores de doble garganta Weber que abastecían a dos cilindros cada uno y con válvulas ensanchadas, como se hizo en la versión Testa Rossa. Una caja de cambios de cinco velocidades, suspensiones mejoradas... En definitiva: se apostó todo para ganar.

Desarrolla una potencia de 300 CV y 294 Nm de par máximo, que junto a sus 1.050 kg de peso y su aerodinámica le hacen batir el 0 a 100 km/h en 5,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 280 km/h.

Bien conservado, único e inigualable

Ferrari 250 GTO subastado por RM Sothesby's
Ferrari 250 GTO subastado por RM Sothesby's.

RM Sothesby's

Su exorbitado precio de 48,4 millones de dólares puede parecer exagerado, pero así son los mercados de clásicos. El coche se encuentra en perfectas condiciones y su motor original está fuera del mismo, guardado cuidadosamente para su conservación (aunque se entrega junto al automóvil, claro).

En su lugar, este 250 GTO monta un motor 250 GT construido bajo los estándares del original. La pintura, los detalles de la carrocería y la historia detrás de este impoluto modelo hacen honor al que es el coche más caro del mundo y de la historia.

La compra de uno de estos coches es prácticamente imposible incluso para los coleccionistas más ricos del planeta. Junto al coche, también se entrega la membresía al club de poseedores de los 36 Ferrari 250 GTO, con lo que ello conlleva: exhibiciones especiales, asistencia a los mejores rallies de clásicos del mundo, sinergia con otros famosos clubes o asistencia mecánica especial.

Aunque seguramente, saber que legendarios pilotos como Phil Hill (Campeón del mundo de Fórmula 1 y de las 24 Horas de Le Mans) lo condujeron y que el coche amasó más de 15 victorias en grandes competiciones, no tiene precio.

Y además

Buscador de coches