Pasar al contenido principal

¿Qué motores podrían usar los nuevos modelos de Cupra?

Especular es tan español... que no hemos podido resistirnos.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Cupra

Seguro que si eres tan petrolhead como nosotros, ya sabes que la división deportiva de Seat podría empezar a volar sola muy pronto. Eso siempre suena a buena noticia, pero... ¿qué motores podrían montar los nuevos modelos de Cupra? Hoy vamos a dedicar unos minutos a especular con las distintas posibilidades que tendría el nuevo sello a la hora de darles un buen corazón a sus productos. 

Aunque te parezca una maniobra bastante arriesgada, lo cierto es que no es algo nuevo: el Grupo Fiat hizo algo parecido hace tiempo con Abarth y la jugada, de momento, no les está funcionando mal. Al fin y al cabo separar los caminos de la división deportiva de una marca de sus productos estándar puede ser beneficioso para ambas partes al no contaminarse mutuamente... y esa es una losa difícil de levantar cuando los que mandan quieren resultados y los modelos más salvajes de tu gama no los dan. Porque tu público prefiere opciones más razonables. Como un SUV. Sí, yo tampoco entiendo nada. 

Seat León Cupra R: 799 unidades del español más salvaje

Pero no perdamos más tiempo, dejemos las cuestiones políticas a quien realmente pueda estar interesado en ellas y vayamos a lo que a ti y a mí nos importa de todo esto: ¿qué motores podrían montar los nuevos modelos de Cupra? Sé que ahora mismo tu imaginación está volando y te parece totalmente razonable que la nueva firma se dedicara a incrustar el bloque V6 con 450 CV del Audi RS4 Avant 2018 en el pequeño Seat Mii... y te entiendo perfectamente. Pero una cosa es liarnos a especular sobre qué mecánicas podrían alimentar a las bestias de la nueva línea de producto del Grupo Volkswagen y otra bien distinta es hacerlo respirando los efluvios de un tubo de escape dentro de un garaje sin ventilar. 

Seamos serios: a la hora de pensar en los motores que podrían montar los nuevos modelos de Cupra lo más lógico y razonable es partir de dos premisas fundamentales. La primera de ellas es que, lógicamente, empezarán dotando a su gama de los bloques que ya emplea el modelo más deportivo de Seat. Sí, estoy hablando del León Cupra 2017 -aquí la prueba que hizo mi compañero, jefe y hamijo Luis Guisado-: su motor de dos litros TSI eroga nada menos que 290 CV que, además, pueden ser repartidos entre ambos ejes si optas por la versión ST. ¿Entiendes por dónde voy? Sí: el nuevo Cupra León -si es que sus productos finalmente se denominan así- montaría el mismo motor... que también serviría para darle algo de alegría a los potenciales compradores de las variantes más brutales del Ateca y del próximo hermano mayor de este último. Sí, el todocamino más grande de la firma española, para el que todavía están buscando nombre. 

 

 

¿Y el resto de modelos? Estarás conmigo en que lo suyo es que, ya que se lían la manta a la cabeza, Cupra se ocupe de tener dentro de su familia a todas las variantes posibles que ya integran la de su hermana más civilizada... y es aquí donde, en mi opinión, debería entrar en juego la segunda premisa antes citada: aprovechar las sinergias del grupo sería el paso más razonable para ahorrar costes. ¿Qué significa eso? Que para movilizar el nuevo Ibiza firmado por Cupra -ahora el hecho de que Seat negara que fuera a lanzarlo cobra algo de sentido-, el Toledo y el nuevo Arona -que cerraría la ofensiva SUV por debajo- no suena nada descabellado que optaran por tomar prestado el bloque TSI que dará vida muy pronto al nuevo Volkswagen Polo GTI 2017. Con dos litros y 200 CV

Tranquilo todo el mundo, porque para los más urbanitas también tengo respuesta -elucubrada por mi perturbada mente muy perjudicada por los efluvios de 98 octanos de mi 924, uno de los Porsche que puedes comprar por menos de 20.000 euros-: el Cupra Mii debería llevar el mismo motor de un litro y 115 CV de su primo el Up! GTI. Sin ninguna duda. Porque el modelo español no puede ser el único en quedarse sin su variante radical para competir con otros rivales como el Smart Brabus o el Renault Twingo GT

¿Qué te parece mi quiniela? ¿Añadirías alguna opción más a los motores que podrían montar los nuevos modelos de Cupra? Ya sé lo que me vas a decir: todo esto da igual porque el futuro será eléctrico... y para eso también hay solución. De hecho, ahora mismo Seat se encuentra trabajando en modelos deportivos alimentados por electricidad. Da miedo, ¿eh? Desafortunadamente, de ese tipo de motores poco te puedo decir. Sólo tengo controlados los que partían la pana dentro del universo del slot hace algunos años. Y me seguiría quedando con el Ninco NC-5. De largo, vaya. 

 

VÍDEO: así se ha diseñado el Seat Ibiza 2017

Lecturas recomendadas