Pasar al contenido principal

5 marcas de coches que desaparecieron de la faz de la tierra

Primer Lancia 037 de rally

RM Sotheby's

Marcas que se fueron para no volver... ¿O sí?

A lo largo de los últimos 120 años han surgido, desaparecido y renacido multitud de marcas en Europa, América y Asia. Sin embargo, desaparecer no significa caer en el olvido, ni mucho menos. Algunas, aunque no están ya, no han sido olvidadas (ni lo serán), y en muchos casos sus mejores coches se han vuelto codiciadas piezas de colección.

Estas son 5 de las marcas de coches que desaparecieron del mundo y que los amantes del motor más echan de menos.

HUMMER

Hummer H1 1997
Hummer H1 de 1997.

RM Sotheby's

La icónica marca de todoterrenos estadounidenses cerró su actividad en 2010. Hummer pertenece al grupo General Motors y su primer modelo fue el famoso Humvee –ampliamente utilizado en el ámbito militar–. 

Sin embargo, la fiabilidad y el comienzo de las restricciones medioambientales a nivel mundial pusieron en jaque a la compañía. Al no concretarse finalmente una compra por otro grupo, GM terminó en 2010 con la producción de sus modelos en la planta de Louisiana, y así con la historia de Hummer.

Pese a ello, parece que tendrá de la mano de GMC un heredero eléctrico: el Hummer EV, que llegará en 2022 pisando fuerte (literalmente) con 1.000cv y 4 toneladas de peso. Además, siguen compitiendo en rallyes, concretamente en el Dakar y en otras pruebas a lo largo del mundo.

TRIUMPH

Los mejores coches británicos, Triumph
Triumph.
Fabricante
-

Fabricante

El nombre puede sonarte también de motos, y no vas desencaminado. En 1984, Triumph Motor Company cesó su actividad, pero mucho antes –a finales de la década los 30–, vendió su división de motocicletas a Ariel Motorcycles, que llegó después a ser el caldo de cultivo de Triumph Motorcycles.

En cuanto a los coches, la marca británica fabricó multitud de modelos en los primeros años del auge de los automóviles, pero se consolidó concretamente a partir de los años 60 con el famoso Triumph Spitfire, del que se llegaron a fabricar desde la versión MK.I a la MK.IV más de 300.000 unidades desde 1962 hasta 1974.

Justo en aquella época, ingresó en el grupo British Leyland Motor Corporation en 1960. Debido a motivos económicos y políticos, el grupo pasó a estar bajo control estatal en 1975, y entre las marcas prescindibles del conglomerado se encontró Triumph, que desapareció progresivamente en favor de mantener a otras como Rover o Jaguar.

En la actualidad, Triumph es propiedad de BMW, al igual que sucedió con el caso de Mini.

LANCIA

Lancia Aurelia Outlaw CSL restomod
Restomod de un Lancia Aurelia Outlaw CSL.
Thornley Kelham

Lancia es una de las empresas con mayor nombre en la industria del automóvil y que, de unos años a otros, ha (casi) desaparecido del panorama internacional.

Fue fundada en 1906 en Turín por Vincenzo Lancia, y desde entonces se dedicaron a fabricar automóviles fiables, de lujo y enfocados en la competición, alejados del modelo de Fiat, que en aquellos años se convirtió en la competencia. El Lancia Aprilia, el Fulvia, Stratos, 037 o el Delta Integrale fueron algunos de los más icónicos a lo largo del siglo XX.

Prueba del buen hacer de la marca italiana fueron los 10 campeonatos del mundo de rallyes: en 1974, 1975 y 1976 con el Stratos; 1983 con el 037 y seis consecutivos (1987-1992) con el Delta. Coche que, por cierto, acabó con la querida normativa del Grupo B. 

A partir de finales de los años 80, la empresa comenzó a caer en los mercados con modelos que carecían del espíritu que envolvía a la marca, que terminó retrayéndose a Italia. 

La alianza entre Fiat (que compró Lancia en 1969) y Chrysler Group LLC hizo que el fabricante italiano y el anglosajón colaborasen en modelos que apenas han llegado a verse o tomar la relevancia que tuvieron en el pasado fuera del país itálico.

A lo largo de la década de 2010 y principios de 2020, con la formación del Grupo Stellantis entre Fiat y PSA, Lancia parece haber aterrizado de nuevo en la mente de los directivos junto a DS y Alfa Romeo para abarcar el segmento de gama alta. De momento ha aparecido un restomod eléctrico del Delta, denominado Evo-e, y el futuro parece prometedor. Quién sabe si la leyenda resurgirá de nuevo…

PONTIAC

A subasta este Pontiac Firebird Trans Am tan especial
Pontiac Firebird Trans Am.

Pontiac fue una marca parte de General Motors con presencia en América del Norte desde 1962 hasta 2010, enfocada en modelos deportivos de líneas clásicas americanas, o muscle-cars como se conocen comúnmente. Y, en un caso similar al de Delorean, parte de su renombre viene de más ni menos que… ¡del coche fantástico!

Su sede estuvo en la gran ciudad del automóvil: Detroit. Desde el Pontiac Bonneville del 69 hasta el famoso Pontiac GTO o el Pontiac Firebird. La competencia en EE. UU entre Pontiac, Chevrolet, Mustang, Buick, Cadillac, Dodge o Plymouth fue brutal, y se saldó con el alzamiento de unas y la caída de otras.

Y eso que diseños modernos no faltan, porque algún fanático se ha esmerado en renders 3D que, desde luego, han hecho soñar a más de uno…

En 2009, GM anunció que en 2010 la venta de coches de Pontiac tocaría a su fin, y así fue. Si bien, el servicio técnico y de recambios sigue operativo en México. Además, como curiosidad, Buick distribuye aún coches en concesionarios Pontiac de Estados Unidos hoy en día.

SAAB

Saab 900 Turbo
Saab 900 Turbo.

De fabricante de aviación a coches. Saab nació en Suecia en 1937 como Svenka Aeroplan Aktiebogalet, y tras el final de la Segunda Guerra Mundial se pasaron al negocio en auge de los automóviles.

En 1949 surgió el Saab 92, con líneas realmente aerodinámicas –clara influencia de los ingenieros de la empresa especializados en aviones– y con muchas de las primeras unidades en un color verde militar. ¿El motivo? Sobraba pintura de años anteriores de los aviones, y había que aprovecharla.

Fue una marca de innovaciones, como la que realizó a finales de los 50 con un embrague automático ‘Saab Saxomat’. Ya a finales de los 60, también produjo el primer vehículo con asientos calefactables o el primero con un bloqueo de arranque si los cinturones de los pasajeros no estaban abrochados.

Algunos de sus modelos más icónicos fueron, entre otros, el Saab 99 Turbo, con un motor de la citada Triumph de 4 cilindros y 4 tiempos turbocargado que se produjo a partir de 1967.

En sus últimas versiones, llegó hasta los 145cv y a competir de tú a tú con coches tan míticos como el BMW 2002 Turbo, el Jaguar XJS o el Porsche 924.

General Motors ya ostentó en su poder el 50% de la compañía en 1989, y en el 2000 adquirió el resto. El modelo de negocio fue deteriorándose con los años, y en 2010, tras fuertes problemas financieros, GM vendió todas las marcas y submarcas de SAAB Automobile AB salvo la sección de recambios, que no fue incluida en el acuerdo. 

China fue la encargada de recibir con los brazos abiertos a la compañía, y su regreso podría no ser una utopía bajo el futuro eléctrico. Actualmente, SAAB solo continua en el sector de la aviación militar y de los vehículos industriales con SAAB AB y la marca de camiones Scania AB.

Y además

Buscador de coches