7 coches que todo friki sueña con tener en su garaje

Si eres un friki de los coches, estoy seguro que cualquiera de estos siete vehículos ocuparían un puesto relevante en tu garaje.

No es lo mismo coches frikis que coches para frikis. Los primeros tienen como objetivo llamar la atención, ser curiosos y a veces rozan lo absurdo. Los coches para frikis son aquellos vehículos que por su historia forman parte de los corazones de los amantes de las cuatro ruedas. Hoy hago un repaso a estos últimos, hierros que son ya mitos de la historia del automóvil, sueños con cuatro ruedas para todos los gustos. ¿Con cuál te quedas tú?

 

Porsche 911

No te lo pierdas: los Porsche 911 R ya son más caros que nuevos

Para muchos el mejor deportivo de todos los tiempos, para otros simplemente una leyenda del automóvil. Sea como sea, cualquier friki de los coches sueña con tener un Porsche 911 en su garaje, sea de la generación que sea. Presentado en el Salón de Frankfurt de 1963, el éxito de este deportivo fue inmediato. En un comienzo se llamó Porsche 901, pero una disputa con Peugeot obligó a cambiar el nombre a 911. Estoy seguro que elegir uno resulta difícil, los primeros de los años 60, los ochenteros con el 964 a la cabeza o los más modernos: aquí el tamaño de tu cuenta corriente será fundamental para elegir. Yo, personalmente, me quedo con un Porsche 993 Turbo. Gracias. Si tu presupuesto es limitado, un Porsche 912/4 o un Porsche 924 pueden acercarte a la leyenda a un precio mucho más ajustado.

 

Jeep Willys

Antes de seguir deja que puntualice algo: esta no es una lista que quiera elaborar para millonarios, por supuesto, cualquier friki de los coches sueña con un Ferrari 288 GTO o con un Lamborghini Miura, pero quiero hacer una lista algo más democrática en términos de precio. El Jeep Willys es un coche mítico, uno de los primeros todo terreno auténticos tal y como los conocemos ahora, un emblema de los EEUU y de Jeep que está envejeciendo muy bien: cualquier amante de los 4x4 soñará con tener uno en su garaje. El Willys para participar en la Segunda Guerra Mundial como un tractor ligero de transporte de tropas por carretera y campo a través. Con el paso de los años, ese concepto se ha mantenido hasta nuestros días con el Jeep Wrangler. Un coche mítico, que también se produjo en España gracias a VIASA, en su factoría de Zaragoza.

 

Seat 600

¡El coche que transformó nuestro país! El Seat 600 debe estar en la colección de cualquier friki español. Producido en Martorell bajo licencia Fiat, se basa en el 600 italiano, presentado en el Salón de Ginebra de 1955. El Seat más popular comenzó su producción en 1957 y se mantuvo hasta 1973, produciendo un total de 783.745 unidades y convirtiéndose en el coche más popular de una generación entera. Introdujo el coche a gran escala en nuestro país y revolucionó la manera de viajar: ¿quién no ha escuchado alguna vez una anécdota de tropecientas personas viajando en un 600 a la costa?

 

Toyota Corolla AE86

Te interesa: 7 coches para meterte en Nürburgring y disfrutar como un niño

El Toyota Corolla AE86 es uno de los coches más deseados para los frikis de los coches japoneses. Conocidos también como Toyota Corolla Levin o Sprinter Trueno, este coche se popularizó mucho gracias a la serie de anime ‘Initial D’. Su peso ligero, su tracción trasera y su corta batalla, le otorgaban un comportamiento muy ágil y divertido. Encontrar un ejemplar en España es casi una utopía, pero los que adoran este coche no tienen problemas para viajar hasta Japón o EEUU para hacerse con un ejemplar: la joya de la corona es el Trueno con el motor 4A-GE de 130 CV y diferencial autoblocante.

 

Volkswagen T1

¿Amante de las furgonetas, del camping, de viajar con muchos amigos o familia? En tal caso, probablemente tu coche favorito sea la VW T1. Su nacimiento fue curioso: tras la Segunda Guerra Mundial, la planta de Wolfsburg se encontraba en la zona británica y el 23 de abril de 1947 el empresario holandés Ben Pon proponía la fabricación de una versión de carga del Escarabajo. La Volkswagen Transporter comenzó su producción en 1950 y su producción en Alemania terminó en 1967 (en Brasil se fabricó hasta 1975). Convertida en icono ‘hippie’, hoy en día es la furgoneta de todas las furgonetas, con su estilo único y sus curiosas combinaciones de colores. Cualquier friki estaría más que satisfecho con una T1 en su garaje.

 

Dodge Charger 

El Dodge Charger de segunda generación es uno de esos Muscle Car que todo friki de los coches americanos sueña con tener. Evidentemente, los Ford Mustang o Chevy Camaro también son una gran opción, pero si eres un friki y quieres ser diferente al resto, el Dodge Charger de 1968 hará que cada día al bajar al garaje tu sonrisa no te quepa en la cara. El Charger nació en 1966, pero su salto a los corazones de los americanos llegó en 1968 con la segunda generación: el rediseño funcionó y su aparición en la mítica ‘Bullitt’ le hizo aumentar notablemente su popularidad. Con el motor Hemi 426 es la pareja perfecta, aunque eso sí, prepara la cartera.

 

BMW Serie 8

En 1989 nacía el BMW Serie 8 (código E31) y se convertía en el deportivo de alta gama de la marca. Es un deportivo que solamente te lo puedes comprar si eres un friki de la marca, ya que no terminó de ser un producto redondo en términos de deportividad pero sí tiene un importante factor emocional. Su silueta afilada, sus faros retráctiles, su deportivo interior, mola y lo sabes. Estaba disponible con dos motores, un V8 y un V12: lamentablemente, la versión M8 con el V12 de seis litros y 550 CV jamás llegó a producirse, pero con los casi 300 km/h que roza el 850 CSi con el limitador de velocidad desactivado es más que suficiente. ¿Lo mejor? Su precio no es ninguna locura. 

Lo dicho: visto todos estos coches, lo más difícil será quedarse con uno. Para tenerlo más caro, te recomiendo que le eches un vistazo a la extensa galería, ¡valdrá la pena haber perdido unos segundos de tu vida!

Lecturas recomendadas