Pasar al contenido principal

El futuro de Seat: beneficios, electrificación y seis novedades al año

La marca presenta unos beneficios históricos y un plan de futuro prometedor.

Seat Tarraco

El futuro de Seat nunca había estado tan despejado como ahora. La gama del fabricante español ha tomado mucho más sentido y se ha completado en segmentos clave para crecer de manera sólida. Oh, claro, los SUV: la llegada del Seat Ateca y del Seat Arona ha supuesto una revolución, así como la calidad y el éxito del Seat León o del nuevo Seat Ibiza. Sin duda las cosas se han hecho bien en Martorell y los resultados ya están sobre la mesa: en 2017, el beneficio de Seat es de 281 millones de euros, un 21,3% más que el año pasado y la mejor cifra de la historia de la marca.

Y es que el volumen de negocio de Seat alcanzó una cifra récord de 9.552 millones de euros, gracias a unas entregas de 468.400 coches, convirtiendo a la marca española en una de las marcas que más crece en Europa. Desde 2013, momento más duro de la crisis, la facturación de Seat ha crecido cerca de un 50%. “2017 ha sido de nuevo un año de récord para Seat. Estos resultados son consecuencia de un rendimiento equilibrado de todos nuevos modelos. Hoy tenemos una de las gamas más jóvenes del mercado, con una media de poco más de tres años, que cubre todos los segmentos significativos en Europa con productos de referencia.” Comentaba Luca de Meo, presidente de Seat, en la conferencia de prensa.

 

 

Otro de los pilares clave para el futuro de Seat es la inversión en investigación y desarrollo: el pasado año la marca destinó 962 millones de euros a tal fin, un 11,6% más que el año pasado. Este gasto supone cerca de un 3% del total de inversiones de I+D en España y se coloca como la empresa industrial española que más apuesta por la investigación. Gracias a las buenas cifras de sus finanzas, es de esperar que esta cifra siga creciendo, especialmente en un momento con muchos cambios a la vista, principalmente con la electrificación.

Y es que amigos, el futuro de Seat parece despejado con un plan de negocio que incluye el lanzamiento de un nuevo modelo cada seis meses, basando el crecimiento de la empresa en cuatro pilares: más marcas, más mercados, más coches, más energías. La llegada de la marca Cupra marca un antes y un después y permitirá a Seat mejorar su imagen, mantener su compromiso con el motorsport y llegar a nuevos mercados con más fuerza. La creación de XMOBA y del Seat Metropolis:Lab serán la plataforma sobre proyectos que impulsen soluciones de movilidad del futuro y se integrarán dentro de la red de IT-Labs del Grupo Volkswagen para investigar sobre cómo nos moveremos en las próximas décadas.

 

Vídeo: así se diseñó el Seat Ibiza

 

El objetivo de Seat es crecer más allá del continente europeo, que en la actualidad apenas representa un 15% de las ventas. El objetivo es crecer en el norte de África y en la América Latina, especialmente en Méjico y en países Sudamericanos: incluso Seat estudiará la posibilidad de producir allí. También buscará aumentar su presencia en el gigante chino y en territorios extracomunitarios como Noruega o Nueva Zelanda, donde en 2017 se empezaron las actividades de Seat y que, con la llegada de Cupra, se esperan incrementar de manera notable.

¡Y por fin llega lo interesante! Los coches nuevos que irán llegando próximamente a la gama de Seat: habrá un lanzamiento cada seis meses. En 2018 se lanzarán el nuevo Seat Tarraco y el Cupra Ateca, que llegarán al mercado a finales de 2018. El año que viene tocará la renovación del Seat León, con dos versiones: cinco puertas y familiar, ST. Pero será en 2020 cuando se produzca la verdadera revolución eléctrica de Seat, con la llegada de una versión híbrida enchufable del Seat León, con al menos 50km de autonomía eléctrica, y la llegada del primer Seat eléctrico de producción masiva, asentado sobre la nueva plataforma MEB para vehículos eléctricos del Grupo VW así como un nivel 2 de conducción autónoma. El Seat más tecnológico de la historia. La apuesta por el Gas Natural Comprimido también parece constante y en los próximos años veremos nuevos modelos propulsados por este combustible más eficiente y barato. Ese mismo año también llegará el primer SUV coupé de Seat.

El futuro de Seat parece brillante: los últimos lanzamientos demuestran su calidad y su buen diseño con buenas cifras de ventas y los beneficios generados son una garantía de poder seguir creciendo en el futuro. Un panorama muy diferente a cómo se veía la marca hace unos años, con una gama muy corta y productos que tenían fama de mala calidad. ¡Buen trabajo!


 

Lecturas recomendadas