Pasar al contenido principal

El primer Mercedes de la historia se presentó tal día como hoy pero hace 136 años

Mercedes Benz Patent-Motorwagen

Karl Benz lanzó el Patent-Motorwagen, que realizó su primer viaje en 1888

Las efemérides tan señaladas, las que aparecen en los libros de historia general y de la automoción en particular, llevan implícito el sello de "no olvidar". El 3 de julio de 1886 (no hace falta que sumes, ya te lo digo yo, 136 años desde esa fecha) Karl Benz presentó el primer Mercedes y, el que dicen, podría ser el primer coche de la historia.

El primer viaje que realizó el llamado Benz Patent-Motorwagen se realizó en agosto de 1888 y la encargada de inaugurarlo fue Bertha Benz (de la que aquí te dejamos su historia). Su número de referencia fue el 37.435.  La mujer de Karl fue la primera en ponerse al volante para cubrir el trayecto entre Mannheim y Pforzheim, una localidad ubicada en la Selva Negra donde vivía su madre.

¿Qué mecánica incorporaba esta joya? Equipaba un motor de un solo cilindro y 954 cc y cuatro tiempos desarrollado por Benz, con el que ofrecía 1 CV a 400 rpm. Visto así pensarás que mejor ir a pedales, pero ten en cuenta que era toda una revolución para los coches de la época. Más tarde recibió motores más potentes, incluyendo un propulsor de 2 CV con el que ofrecía 16 km/h.

De los presentes en la web, que levante la mano a quien le gustaría tener esta maravilla en el garaje de su casa. Este tesoro del siglo XIX puede ser tuyo gracias a 'All Time Stars'. El original en concreto, no, sino una réplica. En 1886 se vendió por 600 marcos alemanes (lo que serían poco más de 3100 euros actualmente). Hoy en día el precio es considerablemente más alto.

El primer coche de combustión interna, como réplica, se ha vendido por 47700 euros en la web www.classiccars.com, por lo que podría ser una cifra aproximada de su precio. La máquina de tres ruedas que ilustra esta noticia fue construida en 2002 bajo la batuta de Mercedes para museos y exhibiciones.

Según su ficha técnica, tiene poco kilometraje y ha sido conservado en su estado original por Mercedes Classic. Sus asientos de cuero están impecables y quienes se aventuren a adquirirlo podrán sentir lo que es conducir sentado directamente sobre el motor. Y algo que tampoco pasa desapercibido es que sólo tiene tres ruedas.

Ese propulsor no era uno cualquiera. Era el del primer coche que fabricó la marca de la estrella (que por cierto, entonces no la llevaba en el frontal, ya que eso llegaría a posteriori). 

Etiquetas:

coches clásicos

Y además

Buscador de coches