Pasar al contenido principal

Skoda Scala: el compacto más 'clever'

Menudo cambio

Imagen de perfil de Hugo Valverde
Skoda Scala

El Skoda Scala llega a un competido segmento donde existen fuertes contrincantes, asentados en él desde hace décadas. Lo cierto es que el compacto checo no lo tiene fácil, pero no será por argumentos.

Y es que el nuevo Skoda Scala, como bien indica su nombre ('Scala' en latín significa ‘peldaño’ o ‘escalera’), consigue subir un importante escalón con avanzada tecnología, completa seguridad, mucho espacio y un atractivo diseño.

Skoda Scala

Y precisamente este aspecto es por lo que llama la atención. Adopta los rasgos estéticos del prototipo Vision RS, estudio de diseño presentado hace escasos meses, con los que penetra en la siguiente fase de desarrollo del lenguaje de diseño de la marca. Se puede apreciar por un claro detalle: el nombre Skoda en letras mayúsculas, situado en el centro del portón, ha sustituido al clásico logo.

También, en la parrilla erguida o en los grupos ópticos full-LED (por primera vez equipa intermitentes dinámicos). Llama la atención la luna trasera extendida, recurso que pudimos ver en el Skoda Spaceback, vehículo al que sustituye, y que en España se está estudiando si incluirlo de serie en los niveles de equipamiento intermedios. Asimismo, puede equipar llantas de aleación de 16, 17 o 18". 

Dentro del nuevo Scala también encontramos muchas novedades. La más destacada es su nuevo diseño, también adoptado del Vision RS. Skoda no ha fallado y adopta el Virtual Cockpit (opcional), como muchos de sus rivales -otros como el Ford Focus no existe ni como opción-, pero en su caso es de 10,25", siendo el más grande del segmento. Se suma la pantalla del sistema de infoentretenimiento, que puede ser de 6,5 o de 9,2". La compañía señala que las puertas tienen una "superficie de espuma suave de alta calidad", con lo que aumentan las buenas sensaciones al tacto. 

No te pierdas: Estos son los 10 compactos que más aceleran

El nuevo Skoda Scala también destaca por su espacio, comenzando por el maletero: 467 litros ampliables a 1.410 si se abaten los respaldos de los asientos traseros. Los pasajeros de las plazas posteriores también disfrutan de un gran hueco: 73 milímetros para rodillas, 1.425 milímetros para codos y 982 milímetros para la cabeza, que, según Skoda, es la más amplia de su clase.

Puede presumir de estas cotas gracias a su distancia entre ejes, 2.649 milímetros; longitud, 4.362; anchura, 1.793; y altura, 1.471. La plataforma MQB A0 tiene gran parte de culpa... 

El Scala contará con una amplia y variada gama compuesta por cinco motores, todos ellos Euro 6d-TEMP, con sistema de recuperación de la energía de frenada y Stop/Start:

  • 1.0 TSI de 95 CV
  • 1.0 TSI de 115 CV
  • 1.5 TSI de 150 CV
  • 1.6 TDI de 115 CV
  • 1.0 G-TEC de 90 CV (llegará a finales de 2019)

Excepto el TSI de 95 CV y el de gas natural comprimido, todos ellos pueden ir asociados a un cambio manual de seis relaciones o a uno automático DSG de siete. El más potente, el de 150 CV, adopta Tecnología de Cilindros Activos (ACT). ¿Habrá Skoda Scala híbrido? Aún no nos han confirmado nada, pero probablemente.

Aún no nos han dicho si habrá Skoda Scala RS, pero hasta ese momento, si llega, el modelo checo puede contar con Control de Chasis Deportivo, con el que el chasis es 15 mm más bajo y tiene para elegir un modo Normal y otro Sport, así como diferentes modos de conducción.


Thierry Neuville, ¡a saco con el Hyundai i30 Fastback N!

En sistemas de seguridad, el nuevo Skoda Scala está en la línea de los últimos coches nuevos que han salido al mercado; tampoco lo hace en conectividad. Puede equipar desde Lane Assist, Front Assist, Protección Predictiva de Peatones, detección de fatiga, Control de Crucero Adaptativo con sistema de parada y arranque o cámara de visión trasera, hasta Park Assist, Auto Light Assist, Side Assist o Crew Protect Assist, que cierra rápida y automáticamente las ventanas y pretensa los cinturones de seguridad delanteros ante una colisión. En el apartado de conectividad, trae de serie una eSIM, que viene integrada, y con la que el coche está conectado de forma continua, brindando los servicios online Skoda Connect y los sistemas Emergency Call y Proactive Service parecidos a los de modelos como el Hyundai Ioniq híbrido de 2019.

Skoda Scala

Y como Skoda que es, presume de las ideas Simply Clever, de las que destacan el portón trasero eléctrico, la bola de remolque retráctil, el rascador de hielo con medidor de profundidad del dibujo del neumático escondido tras la tapa del depósito de combustible, las bandejas plegables en los respaldos de los asientos delanteros y el compartimento de la puerta del conductor para el paraguas, elemento que incluye de serie.

El nuevo Skoda Scala llegaría a los concesionarios en abril de 2019, por lo que será una de las novedades del próximo Salón de Ginebra.

Lecturas recomendadas