Pasar al contenido principal

¿Cuál comprar: Volkswagen Amarok o Mercedes Clase X?

Hora de mancharse las manos. O no.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
¿Volkswagen Amarok o Mercedes Clase X?

¿Quieres estrenar un pick-up pero el Nissan Navara te parece espartano... y el Ford Ranger Raptor demasiado salvaje? Enhorabuena: elegir entre el Volkswagen Amarok o el Mercedes Clase X será una tarea harto entretenida si lo que buscas es poder pasear por ahí en un monstruo del asfalto que no te haga maldecir tu compra cada vez que lo pasees por la ciudad. ¿Lo tienes todo preparado? Empezamos.

 

¿Volkswagen Amarok o Mercedes Clase X? Diseño

Mercedes Clase X

Opinión: ¿a quién demonios van dirigidos los pick-up?

Oh, sí: siempre empezamos nuestras comparativas -aquí una entre el Volkswagen Arteon y el nuevo Peugeot 508- del mismo modo y en esta ocasión no podríamos hacer una excepción. La primera faceta que analizaremos de nuestros dos protagonistas es la del diseño exterior y, en este particular, la victoria del nuevo Mercedes Clase X es incontestable: además de hacer uso de una imagen tan robusta como la de su rival ha sabido integrar muy bien el lenguaje de diseño del que beben otros modelos de su catálogo para crear un producto muy resultón que disimula perfectamente los genes que comparte con otros juguetitos como el Renault Alaskan. No, eso no significa que el Amarok sea feo. Pero su sobriedad es un lastre. 

 

¿Volkswagen Amarok o Mercedes Clase X? Interior

Volkswagen Amarok

 

Aunque siempre haya resultado muy difícil evaluar el habitáculo de un vehículo como los que tienes ante tus ojos dada su concepción como herramientas de trabajo, lo cierto es que la senda hacia la burguesización de los pick-up iniciada por el Volkswagen Amarok ha demostrado ser un acierto que ha atraído, en consecuencia, a otros fabricantes al mismo camino. A nivel estético el ganador es sin duda el Mercedes Clase X que, de nuevo, vuelve llevarse el gato al agua gracias a unas líneas mucho más atractivas que las demasiado sobrias que emplea su enemigo. ¿Y en cuanto a espacio? Cuidado, porque las cosas cambian: ambos modelos ofrecen unas cotas parecidas para sus ocupantes y pueden cargar alrededor de una tonelada en su caja sin demasiados problemas pero, a la hora de medir la capacidad interior de la misma, el vencedor es el retoño de Wolfsburgo. Punto para el hermano rural del Touareg 2018

 

¿Volkswagen Amarok o Mercedes Clase X? Motores

Mercedes Clase X

 

Hasta ahora la competición está resultando tremendamente igualada... y el apartado de la oferta mecánica no va a hacer inclinarse la balanza hacia ningún lado: tanto el Mercedes Clase X -prueba- como el Volkswagen Amarok tienen un abanico de opciones muy semejante con motores diésel en ambos casos que erogan potencias comprendidas entre los 163 y los 258 CV si hablamos del nacido en Stuttgart y de entre 163 y 272 si centramos el foco en su vecino del norte que, eso sí, ofrece siempre bloques V6 de tres litros y tracción integral 4Motion -con versiones de cuatro cilindros en línea y propulsión si te conformas con los X menos equipados-. 

 

¿Volkswagen Amarok o Mercedes Clase X? Comportamiento

Volkswagen Amarok

 

De nuevo volvemos a intentar resolver el empate... y otra vez nos quedamos como estábamos: tras haber puesto a prueba el Amarok y haber hecho lo propio con su rival de hoy la conclusión es clara: ambos equipos de desarrollo han hecho un excelente trabajo. En los dos vehículos la conducción es sorprendentemente parecida a la de cualquier SUV medio y sólo una conducción realmente salvaje podría delatar su condición camionetil. ¿Quieres saber cuál es el ganador moral? El firmado por Volkswagen: un pick-up tiene que traer consigo tracción integral siempre. Siempre. 

 

¿Volkswagen Amarok o Mercedes Clase X? Precio

Volkswagen Amarok

 

Por fin llegamos al último punto de este duelo tan igualado que, de una vez por todas, terminará de decidirse con el punto más importante a la hora de valorar la compra de cualquier coche nuevo: su precio. Para llevarte un Amarok a casa tendrás que aflojar no menos de 29.170 euros para la versión más accesible y hasta 46.060 si prefieres llevar la más potente y equipada de todas. ¿Y en Mercedes? Las cosas son algo distintas... y más caras: sin 37.133 napos en el bolsillo no podrás ni acercarte a un concesionario y, si lo que quieres es conducir algo armado hasta los dientes, la factura no será inferior a los 55.964 que piden por el escalón más alto del catálogo. Ah, el vil metal. Causa y a la vez solución de prácticamente todos los problemas del mundo moderno. ¡Ay!

 

¿Sigues sin convencerte? Échale un vistazo a todos los coches nuevos a la venta.

Lecturas recomendadas