Prueba del Porsche 718 Spyder RS Weissach: un último baile a 9.000 rpm

Porsche 718 Spyder RS Weissach

Hemos conducido el Porsche 718 Spyder RS con paquete Weissach. El último 718 con motor gasolina y un superdeportivo que hará que te emociones.

Eran las 11 de la mañana y estaba a punto de comenzar la prueba del Porsche 718 Spyder RS con el paquete Weissach. Salgo de la zona de Madrid norte rumbo a mi casa y cuando el superdeportivo está caliente, me dejo de tonterías y lo empujo más allá de las 3.000 vueltas. Rozo las 9.000 rpm un par de veces mientras sonrío, y empiezo a llorar de alegría.

Prueba del Porsche 911 S/T: el arte de conducir como la vieja escuela

Pero tranquilos, son lágrimas de macho (si estáis puestos en los memes de internet, entenderéis la referencia). Me ha pasado con pocos coches deportivos. Que te emociones tanto hasta llorar de pura alegría. Porsche lo ha conseguido con este 718 Spyder RS y os voy a explicar por qué.

Diseño del Porsche 718 Spyder RS

El Porsche 718 Spyder RS es la versión más radical del coche deportivo, pero en formato descapotable. Al contrario que lo que ofrece el 718 Cayman GT4 RS coupé. Posee unas medidas de 4.418 mm de largo, 1.252 mmm de alto y 1.822 mm de ancho. Es bastante pequeño, lo mires por donde lo mires.

Al equipar el paquete Weissach, rápidamente te das cuenta de que va cargado de fibra de carbono. En el capó, retrovisores, conductos de refrigeración y ventilación o las barras antivuelco de las jorobas detrás de los asientos. Es de color Gris Vanadium metalizado y cuenta con llantas de 18 pulgadas en aluminio forjado en color negro satinado.

Se ve absolutamente espectacular con la capota puesta, pero sin ella es aún mejor. Es agresivo y elegante. Lo escuchas llegar desde muy lejos y cuando aparece es capaz de robar tu atención completamente con un estilo sutil, pero que deja claro su potencial.

En el interior me encontré increíblemente cómodo para mi altura. De hecho, me sobraba espacio. Asientos baquet de fibra de carbono ajustables eléctricamente. Construidos en piel y Alcántara, de color negro y rojo y con el bordado de Weissach en el reposacabezas.

El habitáculo está lleno de carbono. Y a donde mires, también hay tela de Alcántara. Volante deportivo sin botones, una pequeña pantalla multimedia táctil compatible con Android Auto y Apple CarPlay o una consola central repleta de botones físicos para el control de la mecánica del coche. 

Válvulas del escape, elevación y dureza de la suspensión, el control de estabilidad y tracción o el modo Sport del cambio PDK. En este coche, el objetivo es que tengas el menor número de distracciones posible y te centres en tu ruta o viaje. Viajes que, por cierto, podrás hacer con un maletero trasero de 120 litros y uno delantero de 125 litros. Suficiente para un fin de semana.

Motorización y dinámica del Porsche 718 Spyder RS Weissach

Porsche 718 Spyder RS Weissach

Banzai Motorsport

Olvídate del resto de los Porsche 718. Esta bestia posee el motor bóxer de 6 cilindros atmosférico de 4,0 litros que encuentras en el Porsche 911 GT3 RS o el 911 S/T de edición especial limitada. Con 500 CV y 450 Nm de par máximo, capaz de estirar hasta las 9.000 rpm. Y un cambio automático PDK que, como siempre, no tiene fallos. Rápido como la luz.

De hecho, la potencia pico te la da a las 8.400 rpm. Momento en el cual los conductos de admisión situados detrás de tu cabeza comienzan a succionar al máximo de su capacidad. Y emiten un sonido junto al motor que te envuelve y martillea tu cabeza sin piedad.

Acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y puede alcanzar 308 km/h de velocidad máxima. Cuenta con un peso de 1.485 kg, pero el paquete Weissach ahorra algo más. Y las llantas de magnesio opcional pueden quitarte otros 10 kg. Y todos sabemos que Porsche suele inflar un poco el peso en la báscula de algunos de sus modelos...

Porsche 718 Spyder RS Weissach

Banzai Motorsport

Aunque mi unidad no llevaba frenos carbonocerámicos (una opción que vale 9.028 euros), el comportamiento del vehículo es absolutamente asombroso. La vertiginosa aceleración y la progresividad de un motor naturalmente aspirado es incomparable. Un nivel de agarre sobresaliente y una sensación de ligereza que rivaliza con la del Porsche 911 S/T.

Nuevo Porsche 911: la joya de la corona se vuelve híbrida, más eficiente y veloz

¿Es fácil de conducir? Claro, y muy cómodo también. En otras ocasiones he dicho que los asientos baquet de Porsche no tienen rival. ¿Pero es fácil ir rápido? Amigo, aquí es donde conducir se convierte en el arte de pilotar. Y no, no es sencillo. Este coche te exige atención y dedicación en cada curva. Debes conocer su naturaleza y respetarla para llegar a buen puerto.

¿Vale la pena el Porsche 718 Spyder RS?

Porsche 718 Spyder RS Weissach

Banzai Motorsport

Creo que no he encontrado otro coche en mis años de conducción que mereciese tanto la pena. Os diría que mis sensaciones al volante rivalizan con las de muchos Porsche 911. La dureza del chasis, el sonido del motor, la cantidad de opciones de personalización...

Y sobre todo, lo analógico que se siente. Tanto es así que incluso puedes pagar un extra para prescindir de la pantalla multimedia y los sistemas de comunicación y altavoces. Lo que conlleva todavía un mayor ahorro de peso, por cierto.

¿Mejoras? Tengo unas cuantas. Creo que por su precio (con paquete Weissach), más molduras de fibra de carbono hubieran sido deseables. Splitter delantero, difusor, tomas de aire frontales... Y desde el exterior, podría sonar incluso un poco más. Su escape es muy correcto, pero solo a altas revoluciones. Detalles menores.

Aunque el Porsche 718 Spyder RS posee un precio base de 180.709 euros, mi unidad rondaba los 210.000 euros con todos sus componentes. y Podrías gastarte todavía más con llantas, frenos carbonocerámicos y otros elementos. Hasta más de 230.000 euros. Y os aseguro que preferiría no tener casa y dormir en sus asientos baquet. Es para pensar...

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: motores gasolinagasolina, Coches descapotables, Motores de combustión, Superdeportivos

Nuestro veredicto

9