Pasar al contenido principal

5 coches lanzados en 2020 que serán caros clásicos en 2050

Galería: Mercedes-AMG GT Black Series en Magma Beam [TG]
Con estos coches no solo disfrutarás, ¡sino que probablemente no perderás dinero!

Estos coches de 2020 serán clásicos cotizados en 2050. Eso es algo con lo que muchos sueñan, ¿verdad? Tener un vehículo que puedas disfrutar tranquilamente sabiendo que su valor no solo no baja, sino que incluso su precio puede llegar a subir y ganar algo de dinero el día que decidas (o que por obligación tengas que hacerlo) vender. 

Por lo general son coches deportivos, muchas veces en edición limitada y casi siempre súper atractivos, bien por ser las versiones más espectaculares de coches míticos o bien por la propuesta innovadora y espectacular que proponen. A continuación te dejo 5 coches lanzados en 2020 que serán caros clásicos en 2050.

Mercedes-AMG GT Black Series

El Mercedes-AMG GT Black Series será un nuevo integrante de la familia Black Series, la más exclusiva y espectacular dentro del universo AMG. ¿Qué significa eso? Pues que será lo mejor de lo mejor de un coche que ha marcado toda una generación de deportivos con la estrella en el frontal.

El anterior modelo, el SLS Black Series, ya se ha revalorizado en apenas 10 años, por lo que es de esperar que el AMG GT Black Series seguirá el mismo camino. Por ahora todavía no sabemos cuántos ejemplares se fabricarán, si son menos de 750 unidades, es probable que se convierta en clásico mucho antes.

Alfa Romeo Giulia GTA

El Alfa Romeo Giulia GTA es otro coche que ha nacido clásico y que, no tengo ninguna duda, su cotización solo irá 'in creciendo'. ¿Por qué? Pues porque tiene absolutamente todo para ser un coche especial. Lo primero es que la base es fantástica, el Giulia Quadrifoglio es uno de los mejores sedán deportivos de su tiempo.

Lo segundo porque es un Alfa Romeo y existe detrás una gran pasión alrededor de la marca. Tercero porque es un concepto súper atractivo: una berlina radical, biplaza y con espíritu de competición. Y cuarto, porque con apenas 500 unidades numeradas, su exclusividad está asegurada. Es carísimo hoy, pero más lo será en el futuro.

BMW M2 CS

El BMW M2 CS no será un clásico cotizadísimo, porque al fin y al cabo su producción, pese a estar limitada en el tiempo, no estará limitada en ejemplares. Pero como siempre ocurre con los BMW 'pata negra', su cotización en el futuro no creo que se hunda, al contrario. Creo que puede pasar algo parecido al BMW M3 E30 o incluso a lo que ocurre con el M3 CSL.

Y es que para muchos el BMW M2 CS es el mejor M de las últimas décadas: ligero, compacto, eficaz y muy divertido y exigente al volante. El M2 CS lleva todos esos atributos a su máxima expresión. Cuando todo sean coches autónomos y eléctricos, un M2 CS será una pieza muy cotizada. Seguro.

Porsche 911 Speedster

Porsche 911 Speedster 2019

Con 1.948 ejemplares fabricados, el Porsche 911 Speedster no se puede decir que sea un deportivo muy limitado, pero como ocurre con el resto de deportivos que te acabo de comentar, su propuesta es tan interesante que jamás dejará de ser interesante. El último Porsche 911 991 es una maravilla, no hay más.

Y es que además de su diseño espectacular, destaca también su tren motriz, formado por un motor bóxer de seis cilindros, atmosférico, 500 CV y la línea roja en las 9.000 vueltas. Cambio manual y tracción trasera. Todo un caramelito y un icono de la diversión que dentro de 50 años seguro que será un objeto de deseo.

Ferrari Monza

El Ferrari Monza es uno de los deportivos más alucinantes que hemos visto en las últimas décadas y gracias a su propuesta barchetta ha sido todo un revulsivo para otras marcas como McLaren o Aston Martin, que también se han lanzado hacia esta carrera.

El Monza, sin embargo, tiene un toque vintage, que busca rememorar las grandes barchettas de la Mille Miglia de los años 50 y 60 que lo hacen todavía más especial. Su diseño minimalista y excéntrico, especialmente el Monza SP1 con una única plaza, es espectacular y su motor, un V12 atmosférico con 820 CV, una auténtica obra de arte de la ingeniería.

Se espera que menos de 500 ejemplares sean fabricados, por lo que sin duda será uno de los Ferrari modernos más especiales y con mayor cotización en el futuro. ¡Se-gu-ro!