Estos son algunos mitos falsos sobre los coches eléctricos

Coches eléctricos

Los coches eléctricos tienen tanto ventajas como puntos negativos. Sin embargo, hay muchos mitos incorrectos que los rodean y que hoy señalamos

¿Estás a favor o en contra de los coches eléctricos? Bueno, lo cierto es que cuentan con bastantes puntos positivos y también muchos aspectos negativos, como absolutamente todo en la vida. De momento, parece que desde la clase política creen que son la solución al problema medioambiental y, al menos en Europa, los tendremos muy pronto inundando las calles.

Según la empresa Northvolt, cambiar motores ICE por baterías contaminará 10 veces más

De todas formas y opiniones aparte, existen muchos mitos falsos sobre los coches eléctricos que quizá generan un miedo irreal en gran parte de la población. Y por eso, hoy recogemos algunos de ellos y te los explicamos detalladamente.

Falsos mitos y bulos sobre los coches eléctricos

Jeep Eléctricos 2022

El principal mito que ya lleva unos años desfasado es el de que todos los coches eléctricos son caros. Esto ya no es así y podemos encontrar vehículos muy solventes por alrededor de 20.000 euros. Aunque la media general del mercado en vehículos generalistas está en unos 30.000 euros aproximadamente.

Por otro lado, aunque es cierto que los niveles de autonomía aún no son sensacionales, lo cierto es que la mayor parte de la población realiza apenas unos 300 kilómetros diarios entre trayectos por motivos laborales, familiares o hábitos como hacer la compra. Actualmente, las baterías que rondan o superan los 500 kilómetros son más que suficientes para el día a día (más allá de viajes esporádicos).

Otro de esos grandes rumores es la degradación de esas baterías, que se dice que es enorme y no durarán con un uso convencional mucho más de 10 años o 150.000 kilómetros. Algo que se empieza ahora a demostrar que es falso, ya que hay muchos vídeos y pruebas de diversos medios que se acercan a esos rangos de uso, con una pérdida de capacidad que no suele superar el 11%.

¿Su mecánica es más cara y complicada? Bueno, no necesariamente. Aunque depende del fabricante, claro. Porque el tornillo de los brazos de suspensión del Tesla Model 3 que no puede extraerse si no se quita por completo la batería ya es bien famoso... Sin embargo, los eléctricos gastan menos frenos (discos y pastillas) y sus mantenimientos son mucho más baratos.

Y finalmente, el coste. Es una verdad a medias que la recarga de un coche eléctrico sea tan cara o más que llenar de combustible un vehículo con motor de combustión interna. Es cierto que en cargadores de alta potencia en carretera, el precio puede ser muy similar o superior. Sin embargo, cargar un EV en el garaje o en casa durante la noche puede suponer aproximadamente unos 5 euros cada 100 kilómetros.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: bateríaRecarga coches eléctricos