Pasar al contenido principal

Así funciona el Wet Mode del Porsche 911 2019: ¡lo hemos probado!

Un coche para ser el más rápido en Nürburgring y el más seguro en carretera...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Porsche 911 992 Hockenheim

El Wet Mode del Porsche 911 2019 es una de sus principales revoluciones. De primeras, puedes pensar que es simplemente un modo de conducción más para el Porsche 911 (992), pero va mucho más allá de ese concepto y el objetivo de este artículo es que entiendas por qué. 

Lo primero que vamos a hacer es ver de qué manera Porsche ha definido esta idea. Durante su presentación en el Salón de Los Ángeles y en sus notas de prensa oficiales, los de Stuttgart se refieren a este sistema como una asistencia al conductor que aumenta la seguridad de marcha en el caso de que se circule por una superficie mojada. 

En otras palabras, una manera de convertir al nuevo Porsche 911 y sus 450 CV -30 CV más que en la anterior generación- en un compañero de camino algo más dócil. Sin embargo, la tecnología que hay detrás de todo esto bien merece un poco más de atención... 

 

 

Wet Mode del Porsche 911: así funciona

Para comprobar en primera persona de qué va todo esto, tuve el privilegio de asistir al 'workshop' de tecnología del Porsche 911 2019 en Hockenheimring, uno de los circuitos más emblemáticos de Alemania. En este taller, además de conocer al detalle cómo ha sido todo el desarrollo del nuevo deportivo, me desvelaron por qué el Wet Mode es una de las novedades de las que más orgullosos están, sino de la que más. 

No te pierdas: El Porsche 911 híbrido podría tener más par que el GT2 RS

El punto de partida a través del cual esta tecnología se pone en funcionamiento está en los pasos de rueda, que incorporan unos sensores acústicos que detectan si el pavimento está mojado y envían una advertencia al conductor, sugiriéndole que active el Wet Mode.

Por supuesto, quien se encuentre al volante tendrá la ultima palabra sobre si desea hacerlo o no, ya que en Porsche no quieren en ningún momento entrometerse en los deseos del conductor. Si lo activa, comienzan los cambios en el nuevo Porsche 911.

Por ejemplo, el control de estabilidad se ajusta para evitar sobresaltos y se pasa más carga al eje delantero -el reparto de pesos es de casi un 61% al eje trasero del 992-; además, tanto los ‘air flaps’ (lamas) de la parrilla como el alerón se abren para mejorar la carga aerodinámica.

 

Porsche 911 992 alerón

 

El Wet Mode modifica además la respuesta de la caja de cambios PDK de ocho velocidades y doble embrague, que actúa de una manera más defensiva para mejorar la respuesta del Porsche 911 en mojado.

 

Probamos el Wet Mode del Porsche 911 2019 en Hockenheimring

Ahora que ya conocemos la tecnología que hay detrás de esta novedad del Porsche 911 992, llega el momento de conocer la práctica… ya te dije que me desplacé hasta un circuito para probarlo. Sin embargo, en esta ocasión tocó hacerlo desde el asiento del copiloto.

Lo cierto es que el día no les pudo salir más redondo a los chicos de Porsche, pues si bien tenían preparado un pequeño slalom con conos en el paddock del circuito, que ellos mismos iban mojando, la lluvia nos acompañó (con ganas) durante toda la jornada.

Te interesa: Los rivales del nuevo Porsche 911 992, ¿quién puede batirlo?

Por tanto, tuvimos la suerte de dar tres vueltas al trazado alemán, de noche cerrada, y bajo un gran chaparrón que pondría a prueba el Wet Mode. No es que la idea de Porsche con este sistema sea que el conductor consiga los tiempos más rápidos en Nürburgring sobre mojado -la nueva generación ha sido 5 segundos más rápida en el Infierno Verde-, pero durante el evento quedó demostrado que si el Porsche 911 es capaz de responder con tanto aplomo en estas condiciones extremas, su seguridad en condiciones normales de circulación estarán aseguradas. 

 

Porsche 911 992 curva

 

Y es que el nuevo 911 es un gran deportivo con genética de competición, pero esta generación, más que nunca, llega preparada para convertirse en el coche que desearás conducir todos los días y a todas horas (gracias también, por ejemplo, a una mejor experiencia de usuario con sistemas como el Porsche Communication Management y su conectividad). 

 

Porsche 911 992 interior

 

Contaba el vicepresidente de producto de la gama 911, August Achleitner, a nuestro director Gabriel Jiménez en Los Ángeles que gracias a que el 992 es más ancho en el eje delantero -45 mm para ser exactos- y a que tiene mayores vías, su tracción en curva es mucho mejor y por tanto es más preciso, rápido y… seguro. 

Y vaya si tiene razón. Mientras recorro Hockenheimring a bordo del nuevo Porsche 911 y bajo el diluvio universal, mi cabeza regresa al pasado mes de julio. Estaba en este mismo circuito, observando con mis propios ojos como Sebastian Vettel perdía el control de su monoplaza de F1 bajo la lluvia en la misma curva por la que ahora el Porsche 911 pasa sin despeinarse, deslizando su eje trasero ligeramente pero agarrándose con uñas y dientes al vértice, antes de salir catapultado hacia una nueva vuelta la diversión. 

Encuentra más información sobre el Porsche 911 en nuestras fichas

 

Lecturas recomendadas