Pasar al contenido principal

Porsche contrata a Disney para entrenar a los concesionarios americanos

¡Quieren mejorar la experiencia de ser propietario de un Porsche!

¿Qué tiene que ver Mickey Mouse y un Porsche 911? De primeras nada, cero, pero hay algo en común: ambas cosas existen para entretener y divertir a los seres humanos. Y esa conexión se va a convertir en algo mucho más cercano en EEUU: Porsche América ha contratado los servicios del Instituto Disney para entrenar a los más de 5.200 empleados de sus concesionarios en el gigante americano para mejorar las experiencias post-venta que estos organizan a sus clientes.

Te interesa: así podría ser el Porsche 911 2019

Este programa se ha bautizado como Porsche Excite y el objetivo está claro: que la experiencia de poseer un Porsche sea más emocionante y divertida. La marca alemana tiene muy claro que para mantener la fidelidad de sus clientes necesita algo más que un gran producto: necesita que estos se sientan especiales. Para ello, mejorará la experiencia post-venta creando nuevas actividades asesoradas por el mismísimo padre de Mickey y Minnie.

Además, Porsche también quiere designar a un encargado de este tipo de experiencias en cada concesionario, que se encargará de la felicidad de sus clientes respecto a su coche, para que la experiencia sea completa: algunos concesionarios se han mostrado reticentes a aumentar el gasto en personal para estos menesteres, pero parece que en general la idea es positiva, según Automotive News.

 

 

Estas experiencias post-venta estarán localizados en los centros de Porsche Experience que la marca tiene en varios puntos estratégicos a lo largo y ancho del país. El centro de Los Ángeles y el de Atlanta serán los encargados de formar, primero, a los empleados, siguiendo los consejos de Disney: si sumas un coche divertido, en un lugar propicio para la diversión y con el consejo de los padres del entretenimiento, ¿qué puede salir mal?

Da gusto ver como hay marcas que no solamente cuidan su producto sino que también miman a sus clientes, ¡ya deberían tomar nota otras marcas!

 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear