El Ferrari Purosangue cuelga el cartel de 'agotado' para los dos próximos años

Ferrari Purosangue

Gustavo López Sirvent

Y, de momento, no va a aumentar su producción

Piensa uno que a nivel de una marca automotriz pocas cosas más satisfactorias puede haber que tener una lista de espera de dos años y que la propia compañía decida cerrar los pedidos. Ferrari y su modelo Purosangue lo han conseguido. Se presentó en septiembre de 2022 y, a día de hoy, sigue teniendo colgado el cartel de 'agotado'.

 El primer SUV que sale de la factoría de Maranello no es que sea barato precisamente (390.000 euros), pero aun así, si no estás dentro de la lista de afortunados que pudo reservarlo, te quedarás sin él hasta, al menos, 2025. 

Aun a sabiendas de que puede dejar de facturar más dinero, Ferrari ha limitado la producción anual del Purosangue a un 20 % del total. Además, se ha dado prioridad a clientes de la marca para preservar su exclusividad. En principio, se estima que la cifra puede estar entre las 2.000 y 2.500 unidades anuales. 

La compañía de Ill Cavallino ya ha comenzado la producción en serie del Purosangue, con lo que las primeras entregas a clientes se esperan para antes del próximo verano. Sin embargo la capacidad productiva de la planta de Maranello, y más concretamente de la línea de producción del Purosangue, está limitada por deseo expreso del fabricante. 

La firma italiana se ha visto desbordada ante tamaño reclamo, pero también es conocedora del potencial de su nuevo SUV, que va a causar un tremendo terremoto en este segmento de las marcas más lujosas del planeta automotriz. 

Coches como el Lamborghini Urus, el Bentley Bentayga o el Aston Martin DBX, huelen la 'sangue' del Ferrari, que no ha escatimado esfuerzos para pergeñar su propio nicho de mercado. Ni cortos ni perezosos han instalado un motor V12 atmosférico de 725 CV, dentro de una carrocería crossover pero de planteamiento eminentemente deportivo.

En cuanto a prestaciones, el Purosangue promete una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos. Si hablamos de velocidad máxima, el Ferrari va a llegar hasta los 310 km/h. Estos guarismos lo convierten en el SUV más rápido del mundo junto al DBX707 que promete idéntica punta. Ambos superan al Bentley Bentayga Speed y sus 306 km/h, hasta la fecha el SUV más veloz del planeta.

Il Cavallino tiene tracción integral y agrega la primera suspensión activa de Ferrari, a base de amortiguadores con actuadores operados con un motor eléctrico que se mueve gracias a un sistema de 48V. Por último, contará con una transmisión automática secuencial de ocho velocidades que transmiten toda la fuerza a los dos ejes.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: SUVcoches premium, SUV deportivo, SUV de lujo