La Volkswagen ID. Buzz GTX es la versión GTI que la Bulli no tuvo. La quieres y aún no lo sabes

Volkswagen ID Buzz GTX

Esta furgoneta eléctrica llega con 340 CV y destinada para familias muy deportivas

La firma alemana sigue ampliando su gama de modelos GTX. Tras un mes de marzo con varias novedades con el Volkswagen ID.3 GTX y el Volkswagen ID.7 Tourer GTX, llega el que será, con toda seguridad, el modelo que más pasiones levante. Se trata del Volkswagen ID. Buzz GTX, la versión deportiva del monovolumen eléctrico inspirado en el famoso Bulli.

Como sus hermanos, acoge las diferencias estéticas que marcan la diferencia respecto al Origin y el Pro. La primera y más llamativa es la pintura 'Rojo cereza', que es muy parecida al ‘Kings Red’ metalizado del Volkswagen Golf GTI -por aquí te dejo la prueba del Volkswagen Golf GTI Clubsport-. Además, puede combinar con el 'Antimony Silver' y que, como puedes ver en las imágenes, le queda como anillo al dedo. No es el único juego, porque existe la posibilidad de elegir siete variantes de pintura para una carrocería monocolor o hasta cuatro para lograr una bicolor.

Pero dejando los colores a un lado, el paragolpes delantero ha sido modificado para acoger una parrilla con una trama tipo panal de abeja y las luces diurnas LED con forma de flecha, seña de identidad de los integrantes de la familia GTX salvo los ID.4 e ID.5 GTX, que son previos.

Volkswagen ID. Buzz GTX

Asimismo, varios elementos van pintados en negro como las letras GTX de los laterales y el portón, las carcasas de los retrovisores y las llantas de aleación, que van de las 19 a las 21”. Estas últimas pueden ser las 'Caracas', que son negras por completo, o las 'Townsville', que combinan este color con algunas superficies pulidas.

Abro su amplia puerta y lo primero que me llaman la atención no son sus asientos de piel vuelta con rombos y costuras en rojo. Tampoco su volante multifunción cuyo brazo inferior tiene un aplique rojo y las letras GTX -podría pasar por el del Golf GTI si se cambiase la última letra-. Lo que más sorprende es su techo negro, puesto que es la única versión que lo tiene. Como sabrás, este aspecto lo adoptan los deportivos. 

Y si encima lo combinas con el 'Vidrio Smart’… ¿Qué no sabes de qué se trata? Pues Volkswagen ha conseguido mediante una capa de cristal líquido disperso en polímero y electricidad que con tan solo deslizar el dedo por el botón, se vuelva opaco o transparente en menos de un segundo. Por cierto, es el más grande equipado en un Volkswagen gracias a sus dimensiones: 1,54 x 0,93 m.

Prueba del Volkswagen ID. Buzz

La tecnología que le faltaba a su ancestro, la equipa toda este Volkswagen ID Buzz GTX. Trae Head-up-Display y la última hornada de sistemas de infoentretenimiento, que ahora, además, se ve en la pantalla táctil de 12,9", que es más grande que la del resto de ID Buzz, que es de 12. Asimismo, en el GTX los botones están iluminados.

Y agárrate, que vienen curvas, porque puede integrar Wikipedia y ChatGPT, porque lo que podrás estar informado y entretener a los ocupantes del vehículo. Yo lo he podido probar en DS y me parece una pasada, por ejemplo, para distraer a los más peques. Solo tienes que decir "Hola IDA".

Y hablando de pasajeros... Está disponible con varias configuraciones de asientos: cinco plazas (2/3), seis (2/2/2) o siete asientos (2/3/2). Esta última es la de batalla extendida. 

Volkswagen ID. Buzz GTX

Y por el equipaje no te preocupes, porque el maletero cubica 1.121 litros o 1.340 litros, dependiendo de la elegida, aunque se puede aumentar hasta los 2.123 litros y 2.469 litros, respectivamente, porque el banco trasero se puede abatir.

Y de darle caña se encargan dos motores eléctricos, los mismos que el ID.7 GTX Tourer, uno síncrono de imanes permanentes (PSM) del tipo APP550 de 286 CV y 560 Nm que mueve el eje trasero y uno asíncrono (ASM) AKA150 de 109 CV y 134 Nm que hace lo propio con el delantero. 

Juntos, como el ID.7 Tourer GTX, el familiar más potente de la historia de Volkswagen, rinden 340 CV. Esa potencia hace que sea capaz de pasar de 0 a 100 km/h en unos 6,5" y de alcanzar los 160 km/h de punta.

Volkswagen ID. Buzz GTX

De alimentar esos motores se encarga una batería de 79 o de 86 kWh, dependiendo de si es la ID Buzz GTX de batalla corta, la primera, o de larga, la segunda. La de menor capacidad puede cargarse hasta a 185 kW, con lo que consigue pasar del 10 al 80 % en unos 25 minutos. La de mayor, a 200 kW,  recuperando del 10 al 80 % en unos 25 minutos.

También varía la capacidad de remolque y carga, siendo de 1.600 kg y 600 kg, respectivamente, en la de 79 kWh, y de 1.800 kg y 800 kg en la de 86 kWh. 

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: coches deportivos eléctricos