Pasar al contenido principal

Porsche dice que seguirá haciendo coches de verdad...

Ten cuidado con lo que pides...
Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Porsche 911 GT3 RS

Lo han prometido: Porsche dice que seguirá haciendo coches de verdad siempre y cuando la gente quiera este tipo de Porsche, claro; por tanto, no parece que haya demasiado que temer. “Continuaremos con nuestros coches deportivos más puristas: GT3, GT3 RS, GT2 RS y T”, explica Oliver Blume, CEO de la marca.

No te pierdas: Esto son los mejores Porsche de la historia

“Puedes hacerte con uno de ellos sin radio. Con transmisión manual y todo eso. Los reduciremos al mínimo”, añade. “Escuchamos con mucho interés lo que nuestros clientes dicen. Los ingenieros fabrican los coches para sus sueños". 

Por tanto, Blume parece estar interesado en seguir manteniendo viva la llama del pedigrí de Porsche... al menos del más purista. “Tuvimos una gran respuesta al 935”, apunta en relación a ese monstruo basado en el GT2, pero no homologado para circular por carretera, del que se fabricaron 77 unidades y que, por cierto, colgó el cartel de agotado, a un precio de más de 700.000 euros cada uno…  

“Seguiremos haciendo coches de ese estilo en el futuro. Pero todo lo que hacemos tiene que ser auténtico y necesita un enlace al pasado. Como el 935 y Porsche 911 Speedster. Combinan tradición y futuro, como los fabricantes de zapatos deportivos están haciendo zapatillas influenciadas por los años setenta”, explica Blume. 

 

 

“Sabemos claramente lo que haremos, y haremos una edición especial muy limitada cada dos o tres años. No son un fan de las ediciones limitadas que no tienen ninguna relación con Porsche solo por hacerlas. Tienen que ser auténticas”. 

Sin embargo, Porsche sabe que tampoco puede estar anclado en el pasado, ya que siempre ha estado a la vanguardia como fabricante de deportivos. “La plataforma del 911 está preparada para ser híbrida en el futuro, y cuando traigamos un modelo híbrido, tiene que ser el 911 más prestaciones. Lo más probable es usar nuestra experiencia en competición con el 919 para hacer un híbrido normal sin enchufe, reducir peso y usar las ventajas combinadas de la electricidad y de la combustión”, matiza. 

Por tanto, no parece que haya demasiado que temer de cara al futuro de Porsche. Parece que los de Stuttgart sabrán dar a la marca lo más conveniente en cada momento sin ignorar lo que el público pide: historia a través de los coches. 

Y además