Pasar al contenido principal

Notición: ¡confirmado el sucesor del McLaren P1!

McLaren presenta su plan de futuro Track 25. ¡De aquí a 2025!

Actualizado
McLaren P1 OOV

El Festival de Goodwood 2018 ya ha abierto sus puertas y nada más comenzar ya nos ha dejado un titular jugoso: el sucesor del McLaren P1 será una realidad. Bueno, bueno, bueno, ¿pero y el McLaren Senna? ¿Y el McLaren BP23? La marca de Woking ha decidido utilizar este espectacular festival de la velocidad para mostrar su plan de futuro: McLaren Track 25. Hablamos de un proyecto a largo plazo, de siete años, de 2018 a 2025, en el que McLaren cambiará por completo, renovando su gama, incorporando la tecnología eléctrica a todos sus coches nuevos y apostando, claramente, por la deportividad más salvaje.

¡Cuántos titulares en tan pocas líneas! Vayamos paso a paso. La noticia más relevante es el anuncio de un futuro McLaren P1, sí, aunque todavía no debéis sobreventilar: no llegará hasta el 2024 o 2025, será uno de los últimos coches que lucirá este plan Track 25 de McLaren. El McLaren Senna se acaba de presentar como el deportivo definitivo para ser el más rápido en el circuito, mientras que próximamente, el McLaren BP23, se convertirá en el GT más rápido del mundo: con sus tres asientos será un sucesor espiritual del McLaren F1. Estos dos modelos serán los principales protagonistas en la gama Ultimate Series, pero ya te adelanto que todavía quedará hueco para el futuro McLaren P1.

 

 

Y es que el sucesor del McLaren P1 será un hiperdeportivo de libro, será el coche que luzca la tecnología y la imagen de McLaren en la próxima década y será más importante que el resto de hiperdeportivos de la marca. La electricidad será clave y no se descarta que pueda ser completamente eléctrico, aunque es algo que personalmente dudo bastante. Parece que McLaren quiere seguir la tendencia de su principal rival, Ferrari, que cada diez años muestra al mundo un hiperdeportivo sobre el cual girará la tecnología de sus coches más ‘normales’ durante los próximos años. En McLaren P1 comenzó a venderse en el año 2013 (ya ha pasado un lustro!) por lo que es previsible que en torno a 2023 ya tengamos alguna noticia relevante sobre el coche, quizás incluso su presentación oficial. ¿Será entonces cuando también vea la luz el sucesor del Ferrari LaFerrari o el Porsche 918 Spyder?

Será el estandarte tecnológico de la marca y su objetivo será ser el deportivo más avanzado del mundo. El McLaren Senna y el McLaren BP23 tienen una orientación más definida, el futuro McLaren P1 deberá ser el mejor en todo. McLaren tiene muy claro que la electricidad será clave en sus deportivos del futuro y ya están trabajando en ello: como se ha visto últimamente, el peso es la principal variable en McLaren y el reto de unir ligereza y electricidad es complejo: el motor y las baterías añaden mucho peso al conjunto.

 

 

Es por eso que McLaren está trabajando muy duro para desarrollar un sistema de baterías y de motor eléctrico que sea muy ligero y cuya capacidad de carga rápida sea tremendamente eficaz. La electricidad se utilizará para conseguir más prestaciones: en un coche de varios cientos de miles de euros el ahorro de combustible para una broma de mal gusto. las baterías en estado sólido parece ser el futuro y todo parece indicar que McLaren podría estar en una ventajosa posición de partida: en los próximos años veremos cómo la electricidad llega a marcas tan relevantes como Ferrari, Maserati o a deportivos míticos: seguro que veremos un Porsche 911 eléctrico o el BMW M3 híbrido.

Para McLaren es tan importante la electricidad que afirma que en el año 2025 todos sus coches serán híbridos, de alguna u otra manera, y no sería de extrañar que puedan desarrollar, en este tiempo, algún deportivo eléctrico. El objetivo de McLaren es lanzar 18 nuevos coches en estos próximos siete años, lo que suponen más de dos coches nuevos al año. Muchos, no obstante, serán versiones sobre modelos existentes, aunque con carácter propio, como el nuevo McLaren 600LT

 

 

En Woking planean una inversión de 1.350 millones de euros, incluyendo 60 millones en un centro tecnológico de materiales compuestos en Sheffield, para el desarrollo de materiales más ligeros y más resistentes. El futuro de McLaren luce brillante y el objetivo final es incrementar la producción, en estos siete años, hasta los 6.000 coches al año, un 75% más de los que producen a día de hoy. Son ambiciosos, pero viendo cómo trabajan y los deportivos que están desarrollando, seguro que en estos próximos años nos van a sorprender. ¡Seguro!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear