Pasar al contenido principal

Prueba del Seat Ibiza 2017 1.0 TSI 115 CV: Así, sí

Nos gustan los tres cilindros. No. Pero así, los toleramos.

Imagen de perfil de Noemí Alonso

En esta prueba del Seat Ibiza 2017 1.0 TSI 115 CV hay sorpresas. Por eso quizá es una de nuestras opciones para '¿qué coche me compro?'. La primera, que alabamos un motor tricilíndrico. Sí, estamos boquiabiertos.

El Seat Ibiza 2017 estrena la plataforma MQB A0, una novedad en el Grupo Volkswagen que la marca española ha tenido el honor de hacer debutar; la verás en el VW Polo, el Audi A1 o el Skoda Fabia que aparecerán en el Salón de Frankfurt, pero nuestro Ibiza la lleva desde Ginebra. Y tiene asociada una mecánica de tres cilindros y 1 litro que ofrece 75, 95 y 115 CV. Nos hemos quedado con esta última para la prueba del Seat Ibiza, aunque debes saber que hay más, con una potencia mayor, y también propulsores diésel.

No te pierdas: ¿Cuánto cuesta un Seat Ibiza de segunda mano?

Para empezar, nos choca no encontrar el áspero rumor que se asocia a estos motores (lo que llamamos ‘sonar como una cafetera’, ya sabes). Tampoco tiene un rugido que te ponga los pelos de punta y no te olvidas de lo que hay bajo el capó, pero sus notas son más redondas, menos desagradables que las de otras mecánicas similares de la competencia. Se asocia a un cambio manual de seis marchas, lo que ayuda en este apartado… y en el de los consumos: anuncia 4,7 l/100 km, pero en el ordenador de viaje hemos visto 1,5 más, en el mejor de los casos.

Aun así, es razonable. Decimos esto porque parte de esta prueba del nuevo Seat Ibiza se ha realizado en una carretera de montaña y, sinceramente, esperábamos un gasto de carburante más alto: su actuación auguraba cifras superiores.

Sin ser un disparo, este pequeño motor da muchas alegrías: responde bien desde abajo y mantiene el ritmo en un rango muy amplio del cuentavueltas, por lo que su utilización es muy agradable. Únelo a una transmisión precisa y a una dirección y unos frenos correctos y se dibuja un conjunto muy aceptable… con permiso de la versión FR, que cuenta también con este propulsor, el mismo precio (19.030 euros) y discos en las cuatro ruedas, en lugar de los tambores en el eje trasero del Xcellence, además de una suspensión rebajada.

Muy bien, pero volvamos a centrarnos en nuestro protagonista…

Sí, cierto. El Seat Ibiza 2017 1.0 TSI de 115 CV pisa de forma aplomada, sin titubeos, y encara las curvas de manera magistral, así que muestra un carácter dinámico muy acusado. Si te gusta conducir, vas a disfrutar mucho con su agilidad… y piensa que llevas poco más de 100 CV. Es increíble lo que pueden hacer una amortiguación bien afinada y una puesta a punto del chasis correcta. Y todo ocurre con una facilidad pasmosa, sin exigir nada al conductor, que sólo tendrá que disfrutar de la sencillez con la que ocurren estas cosas (buenas).

Te recordará al Seat León… y no sólo por su comportamiento, sino por sus dimensiones. La mencionada plataforma MQB A0 dota al nuevo Ibiza 2017 de unas cotas interiores similares a las de la segunda generación de su ‘hermano mayor’ (ya te lo dijimos aquí). Así, puedes esperar unas plazas traseras cómodas, gracias a una batalla que ha aumentado 95 mm y a una anchura que ha crecido 87 mm. Por cierto, su maletero también pasa a los 355 litros… y todo esto, sin que se incrementen las medidas exteriores. Los ingenieros de Seat son finos, ¿no?

Hablando del interior del nuevo Seat Ibiza 2017…

En la prueba de este Seat Ibiza 2017 1.0 TSI nos hemos encontrado elementos prácticos y sencillos; justo lo que esperábamos. Todo está a mano y tiene buen tacto, a pesar de la abundancia de plásticos duros y de la falta de algunos detalles como la iluminación de la guantera o asideros para los ocupantes…

Por lo demás, vas a tener unos asientos muy cómodos (en las versiones Xcellence, como ésta, y FR, son más anchos y ofrecen una mejor sujeción lateral), numerosos huecos portaobjetos y el ineludible sistema multimedia para que conectes con todo. El del Ibiza funciona bastante bien y su manejo es sencillo, lo que evita distracciones.

No corras tanto: ¿merecerá la pena esperar para el Renault Clio 2019?

En cuanto al equipamiento, el de esta versión es bastante completo, pero siempre puede optimizarse con navegación, otra tapicería o llantas distintas, sensores de aparcamiento… Yo no añadiría nada, pues la dotación de serie ya tiene la mayor parte de los sistemas de seguridad y asistencia a la conducción que necesitas, así que ve a tu concesionario y… oh, espera. Echa un vistazo al Ibiza FR. De nada.

Lecturas recomendadas