Pasar al contenido principal

Los 15 deportivos más ligeros que puedes comprar

Coches deportivos ligeros

La ecuación es simple: menos peso, más velocidad.

En Top Gear somos de tomarnos bastantes licencias en cuanto a los artículos, o en este caso, cuando hablamos de coches deportivos. Claro que hay grandes bólidos muy potentes y lujosos que muchos defienden a ultranza, pero cuando te pille en un circuito un Lotus Exige, tu opinión podría cambiar.

Menos es más. Si partimos de la base de un buen motor con un nivel de potencia coherente y reducimos el peso del coche al mínimo, te quedas con un deportivo bestial que se moverá como un haz de luz en las curvas. Y que podría humillar a algún que otro 'grande'. ¡Estos son los 15 deportivos más ligeros que te puedes comprar! (Por no decir los mejores...).

Lotus Exige

Lotus Exige

La marca Lotus es, seguramente, la que ha llevado este concepto del bajo peso a su máxima expresión. El Lotus Exige es parte del famoso tridente de la compañía británica, aunque ya se ha dejado de fabricar y solo quedan algunas unidades disponibles por ahí.

Su versión más equilibrada fue el Lotus Exige Sport 380, que extrae de su motor V6 sobrealimentado de Toyota un total de 380 CV y 410 Nm de par máximo para firmar el 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanzar 287 km/h de velocidad máxima. Un sensacional (y aerodinámico) diseño, caja de cambios manual de 6 velocidades y solo 1.076 kg de peso.

Caterham Seven 170

Caterham Seven 170

El día que me dijeron que algunos de estos coches no tienen marcha atrás, pensé que era imposible que los homologasen para calle. Pero por ahí puedes ver alguno de vez en cuando. El Caterham Seven 170 pesa unos 440 kg y monta un motor Suzuki turbocargado de 660 cc con 87 CV y 117 Nm de par máximo.

Su relación de peso/potencia asciende hasta los 5,17 kg/cv. Una barbaridad. Puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y alcanzar 161 km/h de velocidad máxima. Su bajísimo centro de gravedad y chasis lo convierten en, literalmente, un kart extremadamente potente.

Alpine A110

Alpine A110

El Alpine A110 resurgió de sus cenizas con un sensacional diseño, modernizado y con un rendimiento más que aceptable. En su versión tope de gama cuenta con un motor TCe M5P Turbo de 1,8 litros con 292 CV y 320 Nm de par máximo.

Su peso está entorno a los 1.100 kg y no prescinde de un interior bastante lujoso, así que es una cifra que tiene todavía margen de mejora. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos y está limitado electrónicamente a 250 km/h de velocidad máxima.

Mazda MX-5

Mazda MX-5

Nuestro amadísimo Miata. Un Mazda que lleva enamorando al público desde tiempos inmemoriales. No será el mejor en curvas, ni el más potente, pero tiene el estilo suficiente para asegurarse un hueco en nuestro corazón.

Un motor de 4 cilindros atmosférico con 180 CV hasta las 7.500 rpm (ojito a esos sistemas de escape, porque podría sonar como la quinta sinfonía de Beethoven) y con solo 1.100 kg de peso. Y si se te queda corto, echa una llamada a nuestros amigos de BBR para apretarle las tuercas hasta los 220 CV o algo más si te animas con el kit de sobrealimentación.

Lotus Elise

Lotus Elise

Ya habíamos dicho que la marca británica sabe lo que hace en este aspecto. El eterno Lotus Elise alcanzó en su versión Cup 250 una potencia de 246 CV y 250 Nm de para (agárrate fuerte a la silla) solo 899 kg de peso.

Un 0 a 100 km/h en 4,3 segundos, velocidad máxima de 248 km/h y un chasis envidiable. Tuve la genial oportunidad de montarme en uno, y os aseguro que es uno de esos coches que te marcan. Puro espectáculo sobre el asfalto.

Dallara Stradale

Dallara Stradale

El famoso fabricantes de chasis también es capaz de crear grandes deportivos. El Dallara Stradale puede conducirse en la calle con un peso de 855 kg y un motor Ford 2.3 EcoBoost de 4 cilindros que genera 400 CV de potencia.

Se trata de un deportivo con carrocería barchetta y un sensacional rendimiento. Sin embargo, todos los modelos se vendieron antes de mostrar siquiera al propio coche, así que solo se pueden encontrar en el mercado de ocasión o en subastas por un precio que supera los 150.000 euros.

BAC Mono

BAC Mono

De nuevo, la herencia italiana impregna a estos deportivos. Este BAC Mono (monoposto) cuenta, como su propio nombre indica, espacio solo para el piloto. En la báscula firma un peso de 580 kg y su motor de 4 cilindros turbo y 2,3 litros genera 332 CV de potencia.

Por algo más de 220.000 euros puedes tener un verdadero coche de carreras monoplaza homologado para calle y capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en poco menos de 3 segundos con una velocidad máxima de 273 km/h.

KTM X-Bow

KTM X-Bow

Efectivamente, el KTM X-Bow aún se vende, y eso que nació allá por 2008. Con una configuración similar a la de BAC pero ofreciendo dos asientos. Su motor de 4 cilindros turbo y 2,0 litros produce 241 CV y 310 Nm de par que se envían a las ruedas traseras a través de una caja de cambios manual de 6 velocidades.

Solo pesa 1.125 kg y es uno de los grandes éxitos de esta clase de deportivos en circuitos de todo el mundo, capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y de alcanzar 220 km/h.

Ariel Atom

Ariel Atom

Al igual que el KTM, el Ariel Atom es otro deportivo que lleva con vida casi dos décadas. Su diseño no es tan refinado, aunque sí exótico. Su peso es uno de los más bajos de la lista, con 595 kg pese a portar el motor de 4 cilindros turbo y 2,0 litros del Honda Civic Type R.

Alcanza los 300 CV a 8.000 rpm y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos y firmar una velocidad máxima de 239 km/h. Toda una bestia para dos ocupantes (aunque lo mejor es ir solo uno, no vaya a ser que estropeemos sus fantásticas cifras).

Radical Rapture

Radical Rapture

Radical es una marca que busca la excelencia en pista, y no es raro ver a algunos de sus modelos en circuitos o rallys de asfalto. El Rapture cuenta con un motor de 350 CV de potencia para impulsar a un coche de 765 kg donde la fibra de carbono es la norma.

Con una altura libre al suelo de apenas 15 cm, un gran alerón trasero y multitud de componentes aerodinámicos adicionales, se convierte en una lapa imposible de despegar del asfalto en curvas.

Singer Porsche 911

Singer Porsche 911 964

El famoso preparador de deportivos Singer puso a punto el Porsche 911 de la generación 964 con un peso de 1.150 kg, unos 300 kg más ligero que el moderno Porsche 911 GT3. Sin embargo, dependiendo de lo profundo que sea tu bolsillo, quizá puedas rebajar esa cifra hasta los 1.050 kg.

Un coche clásico restomod con un motor bóxer de la vieja escuela que no te dejará indiferente, aunque es una joya reservada para unos pocos afortunados en todo el mundo.

GTO Engineering Squalo

GTO Engineering Squalo

Recientemente pudimos hablar de este coche en TopGear.es, puntualizando diversas novedades sobre su chasis monocasco de fibra de carbono y la mecánica de este bólidos inspirado en uno de los orgullos de Ferrari: ni más ni menos que el Ferrari 250 GTO, que hasta hace poco era el coche más caro del planeta.

Contará con un motor V12 atmosférico de 4,0 litros y un peso de 1.000 kg. Aún  no conocemos su cifra exacta de potencia, pero seguramente sobrepase sin problemas los 400 CV con un estilo envidiable.

Alfaholics GTA-R

Alfaholics GTA-R

A los que tenemos un problema (de amor) con Alfa Romeo, el nombre viene al pelo. Las letras GTA hacen referencia a Alfa Romeo Alleggerita, y con este restomod vuelven a tomar la importancia que tuvieron en el pasado.

Su peso puede verse reducido hasta los 800 kg gracias a una puesta a punto de su motor de 4 cilindros en línea y un interior con asientos baquet de competición y una jaula antivuelco de homologación FIA y arco completo.

Eagle Lightweight GT

Eagle Lightweight GT

Los coches clásicos están más de moda que nunca, y esta tendencia se deja ver sobre todo en el diseño. En este caso, el Eagle Lightweight GT está inspirado en el Jaguar E-Type de la vieja escuela, aunque de él solo se fabricarán 12 unidades.

Fue en la década pasada cuando Jeremy Clarkson y el programa de Top Gear dieron a conocer esta marca, que emplea 2.500 horas de sus artesanos para crear al coche con un motor Jaguar de 6 cilindros en línea carburación y 4,7 litros con 385 CV y 508 Nm de par máximo. ¿Su peso? Solo 1.017 kg.

GMA T.50

GMA T.50

El sucesor del McLaren F1 que ha llegado a las calles (y lo seguirá haciendo próximamente) gracias a su diseñador, el legendario Gordon Murray. Este superdeportivo tiene curiosas características, como un ventilador capaz de succionar el aire del suelo y expulsarlo por la parte trasera para crear tracción.

Solo su chasis monocasco de fibra de carbono pesa 100 kg. En total, el bólido se alza con 986 kg de peso y un motor V12 de 3,9 litros de Cosworth con 663 CV y 467 Nm de par máximo. Una joya de 2,6 millones de euros y limitada a 100 unidades.

Y además

Nuestros mejores vídeos