¿Cuáles fueron los últimos coches en llevar faros escamoteables?

Chevrolet Corvette Stingray 427/435 Coupe de 1967

Los faros escamoteables, retráctiles o pop-up headlights son un recuerdo nostálgico de tiempos mejores. 

Los grandes coches deportivos de la historia llevaron en muchos casos, faros escamoteables. Una seña de identidad que ha acompañado a muchos modelos a lo largo de la historia. Ahora, la mayoría de ellos son clásicos, porque los últimos coches con faros retráctiles cumplirán en breves 20 años.

¡Estos son los mejores deportivos de Alfa Romeo de la historia!

Cada vez que estos bólidos entran en escena, causan sensación. Por no hablar de los vídeos virales en TikTok e Instagram de los Miata saludándose frente a frente en los semáforos... Algo que ya queda prácticamente en el recuerdo con el avance de la tecnología LED y las homologaciones de seguridad.

Los últimos coches deportivos de producción con faros escamoteables

Lotus Sprit

Los últimos vehículos con esta tecnología fueron dos superdeportivos: el Lotus Esprit y el Chevrolet Corvette C5, que finalizaron su producción al mismo tiempo en el año 2004 y que ahora son dos verdaderos iconos de la historia del motor por muchas razones.

La última generación del Lotus desarrolló 355 CV (mucho menos que antes para evitar un problema de transmisiones) gracias a su motor V8 biturbo de 3,5 litros. Tuvo una de las carrocerías más bellas de la historia del fabricante y fue el último en equipar faros pop-up.

Chevrolet Corvette C5

Courtesy of RM Sothebys

Por otra parte, el Chevrolet ya equipó este tipo de ópticas retráctiles en 1963 con el Corvette Stingray C2, que estaban situados al frente del capó y formaban parte de la línea del mismo. Una dinámica que se volvió a repetir con mayor elegancia en el Corvette Stingray C3, con el Corvette C4 y finalmente la quinta generación, que se produjo desde 1997 a 2004.

Seguramente, tanto el Stingray C3 como el Chevrolet Corvette C5 son las dos versiones más memorables del modelo y podemos asegurarte que esta última se revalorizará con los años gracias a su estética. ¡Una pena que no haya reediciones con esas ópticas!

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Historia del MotorMecánica, Superdeportivos, coches clásicos