Diversión de bolsillo: los 7 utilitarios más deportivos que te puedes comprar

¿El tamaño importa? Sí, pero a veces menos es más: si no te lo crees, prueba cualquiera de estos siete deportivos en miniatura, seguro que lo ves más claro.

Los utilitarios deportivos son una gran opción para aquellos que quieran sensaciones sin una inversión exageradamente grande. Muchas veces ni siquiera planteados como compra, estos coches pueden ser la solución perfecta para contar con un pequeño coche de diario y un deportivo de raza en el mismo envoltorio. Hoy te traigo siete con planteamientos diferentes para que puedas elegir cuál se adapta mejor a tus necesidades.

 

Ford Fiesta ST

El Ford Fiesta ST es sinónimo de diversión y deportividad sincera. Es rápido, es radical y te hará sacar una sonrisa: su última actualización, el Ford Fiesta ST200, presentada en el pasado Salón de Ginebra, suma 18 CV para alcanzar la cifra psicológica de los 200 CV. Es capaz de acelerar de cero a cien en 6,7 segundos y alcanza los 230 km/h. Eso sí, si en alguna ocasión quieres emular a los hyperdeportivos y necesitas más potencia para una aceleración fulgurante, su función Overboost logra aumentar la potencia hasta los 215 CV y 320 Nm de par durante 20 segundos. Su precio es de 26.200 euros, si no necesitas tanta potencia, el ST con 182 CV tiene estos días un descuento de casi 6.000 euros más que interesante. Aviso.

 

Peugeot 208 GTi

Los 90 al poder: Peugeot 205 GTi 'vs' Renault Clio Williams

Peugeot Sport es sinónimo de deportividad. Desde el glorioso Peugeot 205 GTi, la marca del león siempre ha ofrecido en su gama pequeños utilitarios con mucha garra y mala leche. El último en llegar es el nuevo Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport, una versión que toma el relevo del exclusivo 208 GTi 30th Aniversario. Su arsenal para proporcionar diversión es importante: un motor 1.6 THP de 208 CV y 300 Nm de par, una caja manual muy precisa, un diferencial de deslizamiento limitado Torsen y una rigidez general con la que se consigue una gran precisión y eficacia. Uno de los mejores en la pista y fuera de ella.

 

Renault Clio RS Trophy 220

Rival directo del 208 GTi, tanto actual como histórico. Aquí puedes ver la historia de los Renault Clio Sport, una historia gloriosa que cuenta con algunos de los mejores deportivos en miniatura de la historia: el Clio Williams o el Clio RS 200 son buenos ejemplos. La llegada del nuevo Clio Sport fue polémico, especialmente por su nueva caja de cambios secuencial. Debo reconocer que de primeras no me gustó, pero el nuevo Renault Clio RS Trophy 220, con un chasis más duro y un extra de potencia, hacen que la película cambie por completo. Un pequeño misil que corre y mucho: acelera de cero a cien en 6,6 segundos y alcanza los 235 km/h. Por fin el Clio recupera todo su esplendor con esta versión Trophy, aunque si eres de los que te va lo ‘hardcore’, espérate, ya que considero que es bastante probable que el Renault Clio RS16 termine llegando a los concesionarios.

 

Abarth 595 Competizione

Los coches anteriormente citados (y probablemente los otros tres que quedan por llegar) tienen una cosa buena: puedes utilizarlos a diario para ir a trabajar igual que los domingos los puedes llevar al circuito. El Abarth 595 Competizione es pura explosividad, pura diversión, pura radicalidad. Es duro, es rápido y su manera de correr y tomar las curvas como si fuese un kart te hace sacar una sonrisa perpetua. Eso sí, es MUY duro y si quieres usarlo a diario, prepárate para olvidarte de confort: su suspensión específica y sus backets Sabelt son la antítesis del confort. ¿Pero quién quiere comodidad en un coche así? Es un kart con el que puedes sentir la deportividad pura y sin maquillaje. Si te gusta su imagen y no necesitas tanta radicalidad/efectividad puedes optar también por el Abarth 595 Turismo, algo más refinado.

 

Audi S1

El pequeño de Audi es el más potente de los siete (junto con el Mini) y también el más caro. Esto hace que sea el más exclusivo y también uno de los mejor acabados puertas adentro. Es un Audi y eso se paga: el Audi S1 cuesta 35.457 euros, un precio que se desmarca del resto de vehículos anteriormente citados. Vale, es caro, pero es una auténtica pasada: su motor 2.0 TFSI parece no tener fin y empuja con rabia en cualquier circunstancia, las curvas se enlazan una tras otra con total precisión gracias a la tracción integral Quattro y a una dirección muy precisa. Si quieres un pedacito del ‘savoire faire’ de los chicos de Audi Sport, no te lo pienses, este es tu coche.

 

Mini John Cooper Works

El rival más evidente del Audi S1. Comparten muchas cosas: una imagen muy potente, un motor sobrealimentado explosivo y un precio bastante elevado. Cuesta 32.400 euros, algo más barato que el Audi, y su motor de dos litros rinde exactamente la misma potencia: 231 CV. Las prestaciones son realmente imponentes: cero a cien en 6,3 segundos y 246 km/h de velocidad máxima. La nueva generación del Mini John Cooper Works no es tan radical como su antecesor, mejorando su capacidad de uso diario. No obstante, en curvas, su comportamiento es intachable. Una opción que me parece muy interesante para quién busque imagen y altas prestaciones. Es el único de los siete que cuenta con una versión descapotable (aquí puedes ver la prueba del Mini John Cooper Works cabrio), algo a tener también en cuenta.

 

Seat Ibiza Cupra

Pero si hay un utilitario deportivo que tiene dos caras ese es el Seat Ibiza Cupra. Sí, posiblemente está ya algo desfasado respecto a sus rivales más modernos, pero he decidido ponerlo en esta lista, por delante de su primo hermano, el Polo GTI, por su excelente capacidad de ser un coche para utilizar a diario y cambiar su planteamiento cuando llegan las curvas y quieres diversión. Seat consigue imprimir este doble carácter a sus Cupra (también lo consigue el magnífico Seat León Cupra) y lo está haciendo realmente bien. Además, el Seat Ibiza Cupra, con sus 192 CV y cambio manual de seis velocidades, es capaz de acelerar de cero a cien en 6,7 segundos, misma cifra por ejemplo que el Fiesta ST200 y su precio es de derribo: con los descuentos, se te queda por 18.150 euros, prácticamente 10.000 euros más barato que el Ford. Una gran opción.

En la galería podrás repasar todos y cada uno de ellos, decidir entre radicalidad, imagen o precio, eso ya es cosa tuya.

 

Lecturas recomendadas