Todos los Mercedes AMG Black Series: ¿cuál crees que es el mejor?

Todos los Mercedes AMG Black Series
Foto del redactor Sergio Ríos
  • Hasta la fecha, seis coches forman parte de la gama Black Series de los Mercedes-AMG.
  • Casi todos montan motores V8, salvo uno de ellos, que usa un V12. ¿Cuál es el mejor para ti?

Todos conocemos las versiones deportivas de Mercedes-AMG, pero hay una gama de ediciones limitadas dentro de esta línea que es mucho más especial. Hablamos de los Mercedes AMG Black Series, que cuenta con seis modelos que no podemos olvidar. ¿Cuál crees que es el mejor? Para que puedas decantarte por uno, hoy vamos a recordarlos.

Como decimos, solo seis modelos de la firma alemana han sido dignos de portar la denominación Black Series en todo este tiempo. De estos, cinco son superdeportivos V8, a excepción de una sublime ‘oveja negra’ que optó nada menos que por un V12. Algo impensable ahora, por supuesto, en la era del ‘downsizing’.

Mercedes SLK55 AMG Black Series
Mercedes SLK55 AMG Black Series

Esta gama de Mercedes radicales comenzó en 2006, cuando se lanzó al mercado el SLK55 AMG Black Series. Limitado a 120 ejemplares, este ya no era un simpático descapotable pequeño para disfrutar los fines de semana. Bueno, puede que sí lo fuera, ya que también puedes disfrutar con su V8 de 5,5 litros con 400 CV y 520 Nm de par.

Estas cifras son bastante llamativas, más aún para un coche que apenas pesaba 1.495 kg. Con un cambio 7G-TRONIC de cinco velocidades para gestionar la fuerza de la mecánica, el resultado fue sorprendente, aunque tenía muchos puntos que mejorar. Sin embargo, este coche solo fue el comienzo de algo más grande.

Mercedes CLK63 AMG Black Series
Mercedes CLK63 AMG Black Series

Poco después llegó el Mercedes CLK63 AMG Black Series, un coche que supuso un paso adelante en todos los aspectos. En el apartado estético, el salto en agresividad era evidente, gracias a la carrocería más ancha y a detalles como las llantas multirradio o el difusor trasero. De la misma forma, también se mejoró la mecánica, con un V8 que esta vez era de 6,2 litros.

Con una potencia de 507 CV que se gestionaba mediante una caja de cambios automática de siete marchas y se enviaba a tren trasero, era un deportivo espectacular que muy pocos pudieron comprar. Solo se fabricaron 700 unidades para todo el mundo.

Mercedes SL65 AMG Black Series
Mercedes SL65 AMG Black Series

Avanzamos al año 2008 y llegamos a la única interferencia en la gama Black Series de Mercedes-AMG, ya que encontramos el único coche que no monta una mecánica de ocho cilindros en V. Con el Mercedes SL65 AMG Black Series, de nuevo se siguió una receta radical en el apartado estético, dando lugar a uno de los coches modernos más bonitos de la marca. Ahora bien, eso no era lo único.

Bajo el capó de esta variante se situó el mismo motor V12 biturbo del SL65 AMG normal, pero se incrementaron sus capacidades para lograr una potencia de 670 CV y un par de 1.000 Nm. Con esto y con una caja de cambios automática de cinco marchas, hablamos de un superdeportivo V12 que le plantaba cara a los más grandes, con un 0-100 km/h en 3,8 segundos y 320 km/h de máxima.

Mercedes C63 AMG Black Series
Mercedes C63 AMG Black Series

Después de esta monstruosa creación limitada a 350 unidades, fue necesario esperar un tiempo hasta la llegada de un nuevo integrante a esta gama más deportiva de modelos. Ya en la década de 2010 llegó al mercado el Mercedes C63 AMG Black Series, el primer coche que marcó la evolución de esta línea de modelos hacia los coches de circuito con matrícula, básicamente.

En esta ocasión, la receta no fue tan espectacular como en el SL65, pero sí fue muy efectiva. Aquí se volvió a utilizar un motor V8 de 6,2 litros, esta vez con 517 CV de potencia y 620 Nm de par que se gestionaban mediante una caja automática de doble embrague de siete relaciones. 

Con esta configuración, este modelo era capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y alcanzaba los 300 km/h, mientras que su comportamiento se mejoró con trabajos en el chasis y la dirección. En conjunto, era un paquete realmente bien planteado del que se fabricaron 649 unidades.

Mercedes C63 AMG Black Series
Mercedes C63 AMG Black Series

Así, tras este coupé llegó el Mercedes SLS AMG Black Series, limitado a 300 unidades. Algunos de estos ejemplares ahora se están vendiendo por cifras cercanas al millón de euros, aunque no sorprende, ya que hablamos de una versión especial basada en uno de los coches más sorprendentes de AMG.

Como en el C63, aquí se tomaron las claves del modelo original como base y se aportaron mejoras en apartados como el aerodinámico, así como en el mecánico. El motor V8 de 6,2 litros se llevó a los 631 CV y podía alcanzar las 8.000 rpm, mientras que el cambio automático de doble embrague de siete marchas suponía una buena compañía para este bloque.

Con un peso 70 kg menor que el del SLS normal, esta variante era capaz de alcanzar los 315 km/h de velocidad máxima y podía pasar de 0 a 100 km/h en apenas 3,6 segundos. Nada mal, aunque el último integrante de esta gama de superdeportivos alemanes fue un poco más allá.

Mercedes AMG-GT Black Series
Mercedes AMG-GT Black Series

El Mercedes-AMG GT Black Series llegó en 2021 y es el modelo más reciente de esta línea loca de modelos. No tiene las puertas de alas de gaviota del SLS, pero sí un motor V8 biturbo de 730 CV y 800 Nm de par que se acompaña de una transmisión AMG Speedshift DCT 7G de doble embrague y siete relaciones. 

Podía pasar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos, alcanzar 325 km/h de máxima y dar una vuelta a Nürburgring más rápido que un Porsche 911 GT3 RS, ahí es nada… Se fabricaron unas 1.700 unidades, así que no es tan exclusivo como los demás integrantes de esta gama, aunque no por ello es un coche poco especial.

Así, con todos los coches ya repasados, ¿cuál crees que es el mejor Mercedes AMG Black Series? Sin duda, todos son coches increíbles, aunque un servidor siempre tendrá como debilidad al SL65 por la locura que representaba y por un aspecto que sigue encandilando años después. ¿Por cuál te decantas tú?

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: MotorSuperdeportivos, Motor V8