Pasar al contenido principal

Estos son los coches de Andy Murray

No solo de tenis vive Andy...

Imagen de perfil de Javier Leceta

En nuestro artículo de hoy queremos hacer un repaso a los coches de Andy Murray. Los vehículos que ha conducido desde que se sacó el carné, y cuáles han sido sus preferidos. Cómo puedes ver en la galería superior los hay de todos los tipos y nacionalidades: desde utilitarios a auténticos deportivos codiciados por cualquier loco de las cuatro ruedas.

Los 10 coches más impresionantes de Cristiano Ronaldo

A lo largo de la siguiente entrevista, Andy Murray nos cuenta sus secretos más ocultos... en el mundo de las cuatro ruedas. Cuál fue su primer coche y sigue siendo uno de sus preferidos; cuál perdió en contra de su voluntad; qué joya se compró y sin embargo no le gustó; y, cómo no cuál es el que conduce ahora. Descubre a continuación todo sobre los coches de Andy Murray.

Ya sabes, juega al tenis como él, y a lo mejor tú también puedes acabar teniendo un garaje como el suyo...

 

Entrevista a Andy Murray

 

El primer coche de Andy Murray y uno de sus favoritos

Era bastante mayor cuando me saqué el carné, tenía 21 o 22 años. Solía vivir en Wandsworth cuando me mudé a Londres, y usaba el metro. Entonces, mi mujer y yo nos fuimos a Surrey, así que hice un curso intensivo de una semana. Mi primer coche fue un Volkswagen Polo, y todavía lo tengo. Uno de los chicos con los que trabajo lo conduce regularmente: todavía lo adoro. Cuando dejé de conducirlo, mi mujer me dijo que lo vendiera, pero no pude hacerlo: es extraño, porque nunca más he tenido esa sensación con otro de mis coches.

Después tuve un Golf GTI, y sentí que había dado un gran paso. Pero cuando mi mujer y yo nos separamos ocho semanas se quedó con él. Y cuando volvimos a estar juntos, apareció con un Mini. Me dijo que no podía pagar el seguro del GTI, así que lo vendió -sin decirme nada- y compró el Mini. Echaba tanto de menos el GTI que acabé comprando otro pocos años después. Aún tenemos el Mini, pero no me gusta nada. Es el de la bandera británica en el techo y me resulta demasiado pequeño para conducirlo.


El cochazo de Andy Murray que nunca acabó de convencerle

Luego tuve un Ferrari F430, pero no lo disfruté: venía del Golf... y me sentí raro. Parecía que todo el mundo me miraba, así que apenas lo usé. Mis amigos me decían que tenía que comprarme un Ferrari, y creo que me sentí algo condicionado y acabé haciéndolo. Antes, mientras entrenaba en Miami me enamoré del Audi R8, y pensé en tener uno solo para conducir allí. Entonces soñé con el 911 una noche: cambié de idea y decidí que sería ese. Pero cuando fui al concesionario en el Reino Unido y vi el Ferrari, acabé quedándome con él.
Tampoco puedo decir que fuera presionado para comprarlo, pero mis amigos plantaron la semillita... Y terminé arrepintiéndome. Dos meses después lo cambié por un Aston Martin DB9. Fue fantástico y me sentí mucho más cómodo.

 

Los coches que Andy Murray conduce en la actualidad

Hace un par de años firmé un acuerdo con Jaguar, así que últimamente conduzco sus coches. Ahora tengo un F-Pace. He tenido problemas con mi cadera y espalda, y conducir deportivos no es lo mejor y me causa molestias. Tener algo más grande, donde puedo ir erguido y con espacio es perfecto. Además, tengo dos niños y necesito algo en lo que quepamos todos bien. Mi mujer conduce un Range Rover; ya ha tenido un par, y los adora. Ella no va en mi coche y yo no conduzco el suyo. Tenemos también un Defender, que le encanta: me gustó su apariencia, pero lo encontré difícil de conducir. Es el único coche que he tenido que me parece que exige demasiado esfuerzo para conducirlo. No descarto tener otro deportivo en el futuro cuando me retire, pero por ahora me quedo con los grandes: son mejores para mi cuerpo.
 

 

Lecturas recomendadas