El Porsche 911 será él único modelo de combustión en una gama eléctrica

Prueba Porsche 911 992

Gustavo López Sirvent

La marca alemana electrificará la práctica mayoría de sus modelos salvo el mítico 911, que seguirá manteniendo el motor de combustión. Eso sí, impulsado por el e-fuel (carburante para el que la gama ya está invirtiendo  en diferentes plantas en Chile y Texas).

Por mucho coche eléctrico, híbrido o híbrido enchufable que pueda fabricarse en Porsche, la compañía alemana tiene muy claro que los mitos son intocables. El 911 va a ser el único coche de la casa de Sttutgart que mantenga el motor de combustión después de electrificar gradualmente al resto de su línea.

Desde la firma que dirige Oliver Blume se están afanando para invertir en e-fuel que permita mantener viva la llama de los propulsores térmicos. Así lo admitió Karl Dums, responsable de ese departamento, quien, aunque reconoció que la estrategia de la marca es cambiar a la movilidad eléctrica, va a haber una excepción con el 911.

"Lo produciremos con el motor de combustión durante el mayor tiempo posible", dijo. 

La generación actual del 992 está lista para una actualización de mitad de ciclo de vida a finales de este año, con la introducción rumoreada de una variante híbrida autocargable en la segunda mitad de la década.

El fabricante alemán confía en la Unión Europea permita las ventas de vehículos de combustión que utilizan combustibles sintéticos más allá de 2035. Sin embargo, los expertos sugieren que los motores de explosión, que actualmente están destinados a las industrias de la aviación y los vehículos pesados, serán más adecuados para productos como los superdeportivos e hiperdeportivos.

A pesar de emitir CO2, los e-fuel pueden ser neutros en carbono gracias a su proceso de producción que incluye dióxido de carbono capturado e hidrógeno de fuentes renovables. Porsche ya ha invertido más de 100 millones de dólares en la empresa de energía HIF Global de Chile, que construirá la planta de combustibles sintéticos más grande del mundo en 2024 en Matagorda, Texas.

Apuesta por la electrificación, pero...

Según un informe de Reuters, la compañía de Sttugart pretende que los vehículos eléctricos representen el 80 % de su volumen de ventas para 2030. En lo que al 911 se refiere, representó el 13 % de las ventas de la marca durante 2022, por lo que este objetivo parece probable, ya que todos los demás modelos serán enchufables para la citada el principio de la próxima década. 

El próximo Porsche eléctrico tras el Taycan será el 718 Boxster, seguido de cerca por los SUV Macan y Cayenne, que son los superventas de la marca. El constructor germano planea mantener en producción el Macan y Cayenne con motor de combustión durante los próximos años, aunque todos los modelos de combustión que no sean 911 desaparecerán para 2030.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: CombustiblesMotores de combustión