Pasar al contenido principal

¿Tienen sentido los compactos de tres puertas hoy en día?

Analizamos un segmento que está a punto de morir.

Audi A3 compactos tres puertas lujo premium lateral

El futuro de los compactos deportivos parece brillante, con vehículos cada vez más apasionantes como el Seat León Cupra R, el Honda Civic Type R o el nuevo Ford Focus RS. Cada uno de estos, tiene sus particularidades: el Seat es el más utilizable, el Honda es el más macarra y el Ford es el más eficaz, gracias a su tracción integral. No obstante, hay algo que comparten los tres: todos tienen una carrocería de cinco puertas, dejando de lado la carrocería de tres puertas que siempre ha tenido una evocación más deportiva. ¿Tienen sentido los compactos de tres puertas hoy en día?

No te pierdas: ¿Hemos tocado fondo con los compactos deportivos?

Te soy completamente sincero: no. Al menos sentido desde un punto de vista práctico, no tiene alguno: otra cosa son el compactos clásicos como el Peugeot 205 GTI, ¡ahí las puertas son lo de menos! Las marcas son conscientes de ello y, principalmente, los clientes, también. Las ventas de versiones de tres puertas se han hundido en los últimos años y hay muchos modelos que ya han renunciado a una carrocería compacta con tres puertas, como es el caso del Ford Focus, del Kia Ceed, del Peugeot 308, el Renault Mégane o el Mercedes Clase A. Pronto serán otros más asociados a este tipo de carrocerías, como el Audi A3, que ya ha confirmado que en su próxima generación no se ofrecerá con carrocería de tres puertas.

 

Vídeo: así se mueve el nuevo Renault Mégane RS

 

¿Es bueno esto? ¿Tiene sentido? Bueno, digamos que es la evolución natural. Las tres puertas hace un tiempo eran sinónimo de deportividad y de tamaño compacto y ligero. Hoy en día, los coches son tan grandes que no tiene mucho sentido. Especialmente, si ese mismo modelo tiene también versiones de cinco puertas o familiares en su gama: un buen ejemplo es el modelo español -aquí todo lo que sabemos del nuevo Seat León-, disponible con las tres carrocerías. En los últimos tiempos la carrocería de tres puertas ha perdido buena parte de las ventas y hoy es la última opción escogida entre los compradores.

Las marcas también tienen que ahorrar costes y una manera de hacerlo es desestimar aquellas versiones con un peor comportamiento en el mercado. ¿Vamos a echar de menos a los compactos de tres puertas? Sinceramente, no. Vale que quizás estéticamente puedan ser algo más atractivos, pero el plus de practicidad que da tener dos puertas detrás, en un coche de unas dimensiones considerables, parece determinante. Además, estéticamente ya no hay tanta diferencia entre uno y otro y ambos se pueden considerar como productos atractivos.

 

 

Así pues, a igualdad de estética, el aspecto práctico se lleva la palma. Compactos únicamente disponibles con carrocerías de tres puertas se están dejando de fabricar por sus bajas ventas: un buen ejemplo es la parada de producción del Volkswagen Scirocco. Los compactos de tres puertas tienen un futuro muy negro por delante -¿estará disponible el Volkswagen Golf 2019 con esta configuración?- y en un futuro a medio plazo, parece que pocos serán los fabricantes que seguirán apostando por esta fórmula. Visto cómo está cambiando el mundo del automóvil, creo que este será un cambio que podremos digerir con bastante facilidad, ¿no te parece?

 

 

Lecturas recomendadas