Pasar al contenido principal

10 coches de Le Mans que podrían conducirse por la calle

Repaso histórico

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Coches de Le Mans matriculados

Si eres seguidor de las 24 horas de Le Mans te habrás dado cuenta de las categorías que actualmente agrupan a los vehículos que compiten. En los últimos años, la clase Pro y AM de los GT admite vehículos derivados de producción, es decir, coches de carreras que tienen su versión de calle. Te presentamos los 9 coches de calle que corrieron en Le Mans y una apuesta de futuro.

Esta edición de 2018, donde el Toyota TS050 HYBRID de Buemi, Nakajima y Alonso ha logrado el triunfo, supone la número 86 en la historia de la carrera de las carreras. Cronológicamente, la primera de ellas tuvo lugar en en 1923 y nos vamos a remontar a la de 1933 para presentar la primera de las joyas de estos coches de calle que compitieron en Le Mans.

 

1933 Aston Martin 1 ½ Litre Le Mans

 

Coches de Le Mans matriculados

 

Este roadster de Aston Martin, del periodo de entreguerras, fue un vehículo fabricado y orientado a las carreras. Con un bloque de 1,5 litros de cuatro cilindros, la potencia extraída era de 70 CV, un poderío que para nada quedaba corto para los 1.087 kg de peso lo que le permitía una velocidad máxima de 160 km/h. Se fabricaron 129 unidades de las que no resulta difícil encontrar en nuestras queridas subastas de coches.  En 1933 disputó la carrera que le dio nombre, las 24 horas de Le Mans, quedando en quinto lugar.

Foto: Fiskens

 

1957 Jaguar D-Type

 

Coches de Le Mans matriculados

 

¿Crees en los milagros? Esta es la resurrección del Jaguar XKSS

Uno de los coches más bellos de la historia, el Jaguar XKSS y uno de los que más emociones levantan cuando pensamos en coches de carreras que estaban homologados para la calle, el Jaguar D-Type, la adaptación de carreras del XKSS. Durante los años 1955, 1956 y 1957 se alzó con la victoria y no es de extrañar porque, gracias a su bloque de seis cilindros y 250 CV, lograba deslizarse entre las curvas y catapultarse en las rectas gracias a los 920 kg de su peso. 

 

1962 Ferrari 250 GTO

 

Coches de Le Mans matriculados

 

En 1962 Ferrari puso en la pista francesa su artillería pesada con el objetivo no solo de conquistar el triunfo sino de demostrar que no tenían rival. Por eso, además del Ferrari 330 LM Spyder oficial que ganó, los Ferrari 250 GTO privados de Noblet y Guichet junto con el de Dernier y Blaton, lograron copar el podio por ese orden.

El motor de origen de casi tres litros del Ferrari 250 GTO era un V12 de 300 caballos que impulsaba hasta los más de 280 Km/h los menos de 880 kg de peso del vehículo, una joya eterna dentro y fuera de las pistas ya que con la catalogación de GTO, Gran Turismo Omologato, Ferrari podía vender estos coches de calle que corrieron en Le Mans tanto a clientes que querían disfrutar de este 250 GTO en la calle como a los que querían hacerlo en las carreras.

 

1966 Ford GT40

 

Coches de Le Mans matriculados

 

Y si hablamos de las 24 horas de Le Mans y Ferrari en la década de los 60 es imposible olvidarse de la guerra abierta que vivió la marca de "Il commendatore" con Ford. Tras el 'affair' entre los dos fabricantes, los americanos decidieron darle donde más le dolía a la italiana y para ello fueron afinando su GT hasta que llegó la versión de competición: el Ford GT40.

Ford GT 66 Heritage Edition La forma de honrar una gesta 

La denominación como Ford GT40 viene de las 40 pulgadas de su altura. El vehículo, que en sus distintas versiones siempre contó con motor V8, utilizó desde el bloque de 4,2 litros al de 7, permitó subier a lo más alto del cajón del circuito de la Sarthe en ese año de 1966 a Bruce McLaren, fundador de McLaren, y Chris Amon.

 

1995 McLaren F1 GTR

 

Coches de Le Mans matriculados

 

Damos un salto en el tiempo. Las marcas de coches veían de nuevo en la competición un escaparate y uno de los mejores donde poner su coches de calle a competir es en Le Mans.

McLaren puso en la pista francesa su McLaren GTR alzándose ese año con la victoria en la categoría GT1 y el tercer, cuarto, quinto puesto de esa edición. Solo el Courage C34 (de la clase WSC) se coló entre los coches británicos. Para celebrar este apabullante resultado se fabricó el McLaren F1 LM, cinco únicas unidades conmemorativas que aumentaban la potencia del bloque de origen BMW de los 590 CV originales a los 680.

 

1997 Porsche 911 GT1

 

Coches de Le Mans matriculados

 

El campeonato FIA GT fue la excusa para que los fabricantes de deportivos como Porsche demostraran lo que eran capaces de hacer con unos coches nuevos homologados para competir en circuitos y de rodar por la calle, así era el Porche 911 GT1. Un coche que logró vencer en la categoría GT1 de Le Mans de 1996 y que tuvo en la versión homologada de1997 para calle (Straßenversion), 20 unidades fabricadas que contaban con el motor 3.2 litros, boxer, biturbo adaptado a la normativa europea que podría 540 CV y 600 Nm.

 

1997 Nissan R390 Road Car

 

Coches de Le Mans matriculados

 

El Nissan R390 GT1 es uno de los coches de calle que corrieron en Le Mans más excepcionales jamás construidos ya que solo existe una unidad que fuera homologada de calle y esta conservada en el museo de la marca en su Japón original. Un coche de 1.000 kg, que, con su V8 de 3,5 litros podía generar 550 CV y 490 Nm de par, según el fabricante podría alcanzar los 354 km/h, algo que jamás ha podido comprobarse debido a la singularidad de esta pieza.

Su versión de carreras tampoco tuvo suerte ya que, debido a sus problemas mecánicos, debió pasar demasiadas veces por el box de Nissan en Le Mans quedando en duodécima posición de la general con nada más y nada menos que 67 vueltas menos que el TWR Porsche (de la clase WSC).

 

1997 Panoz Esperante GTR-1

 

Coches de Le Mans matriculados

 

Otro coche que rara vez verás que del Panoz Esperante GTR-1 solo se fabricaron dos unidades homologadas para calle. Este vehículo fue la apuesta de Panoz para la categoría GT1 del Campeonato FIA y desembarcó en Le Mans desde los Estados Unidos para hacer ver al constructor que recurrió a un bloque V8 de 6 litros de origen Ford, colocado en posición delantera, cuya potencia era próxima a los 600 CV.

Uno de los coches de calle que corrieron en Le Mans y que poco pudo hacer mucho en la carrera ya que tuvo que retirarse tras 236 vueltas completas. Las seis unidades construidas para competir tuvieron mayor presencia en campeonatos americanos donde Panoz tenía y tiene experiencia de sobra, como IMSA, United States Road Racing Championship o las American Le Mans Series, campeonatos donde, incluso llegó a conseguir victorias.

Por cierto, Panoz sigue fabricando este modelo bajo petición a un precio de 800.000 euros.

 

1997 Mercedes-Benz CLK GTR

 

Coches de Le Mans matriculados

 

A subasta un Mercedes CLK DTM

Con la presentación del Porsche 911 GT1, Mercedes estaba obligada a dar un golpe sobre la mesa. Su propuesta fue el Mercedes-Benz CLK GTR, un coche tan espectacular como el Porsche del que se fabricaron las 25 unidades exigidas por la FIA (una de ellas, es la única en el mundo con el volante a la izquierda y fue a parar al garaje del famoso Sulta de Brunéi). Este coche de carreras para circular por la calle contaba con un motor V12 de 6,9 litros que generaba 620 CV y alcanzaba una velocidad máxima de 320 km/h.

 

2018 Toyota GR Super Sport Concept

 

Coches de Le Mans matriculados

 

Y voy a acabar este listado haciendo trampa pero como deseo personal, una petición a las altas instancias para que se fabriquen coches de calle que corran en Le Mans como el Toyota Gazoo Racing Super Sport Concept presentado la semana pasada en Le Mans.

El deportivo que Toyota ha presentado de forma conjunta con Gazoo Racing MN, nos ha devuelto la ilusión por ver cómo los fabricantes necesitan crear coches de calle que tengan su réplica casi idéntica en los circuitos.

La nueva normativa en las categorías de Le Mans, obliga a una revisión completa de los vehículos que competirán desde 2020. Se ha abierto la puerta a nuevos prototipos que puedan acabar rodando por nuestras calles y el primer ejemplo pudiera ser este Toyota del que sabemos que la marca ya está empezando a trabajar en su versión de competición y, parece ser que Ferrari, Aston Martin, Ford... ya están trabajando en sus prototipos.

El Toyota GR Super Sport Concept usa un motor V6 biturbo de 2.4 litros apoyado en un sistema eléctrico, es decir, es un coche híbrido, cuya potencia total es de 1.000, basado en conjunto del propio Toyota TS050 HYBRID vencedor de esta edición de Le Mans por lo que ¿que mejor remake de la época dorada de los coches de Le Mans que podían circular por la calle de los años 90 del pasado siglo que volver a tener en el nuevo decenio coches de calle que corren en Le Mans? Ojalá.

Tras este repaso, recuerda que tienes los modelos actuales de las marcas citadas en nuestras fichas.

Lecturas recomendadas