¿Conocías los karts con motor rotativo Wankel?

Kart con motor rotativo Wankel Aixro XR50
Foto del redactor Rodrigo García Vita

¡Por supuesto que existen! Los motores Wankel son compactos y potentes. Algo perfecto para instalar en un kart de competición...

Quizá tus ansias de velocidad y el sueño de niño de ser piloto te hayan llevado a correr en karting. Ocasionalmente, de forma continuada con karts de alquiler o incluso puede que te hayas gastado gran parte de tus ahorros en un Rotax o un KZ. Coches con motores de combustión convencionales.

¿Cuáles son los coches deportivos más icónicos con motor rotativo?

Sin embargo, estos bloques de 2 tiempos (o 4 tiempos en el caso de los de alquiler Sodi, que suelen llevar motores Honda), tienen un competidor natural. Y por si te lo preguntabas... Sí, existen karts con motor rotativo. Por si no te alcanza para comprar un Mazda RX-7 y escuchar su Wankel.

Karts con motor rotativo Wankel

El canal de Build Break Repeat se hizo famoso hace unos años en YouTube cuando construyó con un kart con un motor Wankel Hercules W2000 de 1975, que originalmente era de moto. Con cambio de marchas y una potencia realmente elevada junto a un diseño con los colores del Mazda 787b que ganó Le Mans en 1991.

Sin embargo, en la actualidad existe un fabricante de motores reglados para karting, llamada Aixro. Poseen un total de cuatro modelos diferentes que generan entre 29 y 44 CV de potencia hasta más de 10.000 revoluciones por minuto.

Aunque, como te puedes esperar, no son baratos. En el caso del motor Aixro XR50 (el más potente y completo), nos encontramos un bloque de 294 cm³ refrigerado por agua, de 4 tiempos y con 44 CV y 35 Nm de par máximo. Su precio roza los 3.500 euros.

Junto al chasis y demás componentes de estos coches de competición, la factura puede salirte por algo más de 5.000 euros. Y está claro que el nivel de mantenimientos de un motor rotativo está al alcance del conocimiento de muy pocas personas. Aunque sin duda, es muy curioso.