¿Sabes cuáles podrían haber sido los logos alternativos de Porsche?

Logo Porsche escudo
Foto del redactor Rodrigo García Vita

Además del caballo de Stuttgart, Porsche tuvo la posibilidad de usar otro logo radicalmente diferente. ¡Afortunadamente no fue así!

Porsche es una marca relativamente reciente que se fundó a finales de los años 1940 o como mínimo, ya se había concebido su nacimiento para entonces. Su primer coche, el Porsche 356 Nº1 Roadster tuvo aquellas letras de metal sobre la carrocería, que cuenta la leyenda que fueron creadas por un aprendiz con una sierra de calar.

Prueba del Porsche 718 Spyder RS: el último 718 de gasolina

Sin embargo, como cualquier marca y sobre todo de coches deportivos, un buen logo es importantísimo. En 1951, el Doctor Ottomar Domnick, un apasionado de la marca, lanzó un concurso para definir el logo de la compañía.

Logos alternativos de Porsche que nunca vieron la luz

Logo Porsche escudo

A finales de ese mismo año, Max Hoffman y Ferry Porsche discutieron sobre el asunto y apareció en el cuaderno del fundador una frase: "Volante decorado con la palabra Porsche y el escudo de Stuttgart o similar". Y fue el dibujante Franz Xaver Reimspieb quién creó el emblema definitivo en 1952 y que ha durado hasta el día de hoy.

Una obra que unifica lo que representa Porsche: dorado, con el escudo de su ciudad, un caballo encabritado, una bandera negra y roja y cornamentas de ciervo (el escudo tradicional de la región de Württemberg-Hohenzollern).

Sin embargo, supuso algunos problemas. A nivel de impresión era complicadísimo conseguir esa variedad de colores con esa exactitud. Y en el tráfico de una carretera, sería un emblema pequeño y complicado de reconocer si lo comparamos con la gran estrella de Mercedes o la insignia de Volkswagen.

Por eso se encomendó a Hanns Lohrer crear un nuevo logo para el sucesor del Porsche 356 con diseños radicalmente diferentes que combinaban formas similares a la letra P con colores dorado, rojo y negro. Algo que se sabe gracias a la correspondencia del secretario y cronista de Porsche, Ghislain Kaes, ya que no hay mayores evidencias del proceso.

Afortunadamente, el uso del escudo de Porsche desde 1952 ya estaba bien asentado y un cambio de rumbo de la imagen de la marca podría haber supuesto un probblema. Así que después de 75 años de vida, los alemanes creadores del Porsche 911 siguen luciendo con orgullo su emblema.