Pasar al contenido principal

¿Para qué ha hecho Alonso los test con Toyota en Baréin?

La Triple Corona se ha convertido en un nuevo objetivo para el asturiano

Imagen de perfil de Javier Prieto
Alonso con el TS050 en Baréin

Tras su presencia en los test del pasado domingo con Toyota en Baréin, analizamos cuáles son los objetivos de Fernando Alonso en el automovilismo a partir de dicha experiencia. 

"Quiero ser el mejor piloto del mundo, más completo y para eso creo que hay que ganar en otras categorías", explicaba hace algunas fechas el bicampeón de Fórmula 1. Resulta evidente que el piloto asturiano ha decidido ampliar sus horizontes profesionales más allá de la Categoría Reina. Consciente de que será muy difícil alcanzar las tres títulos de su admirado Ayrton Senna, ha dado un interesante giro a su estancada carrera deportiva.

 

Toyota rodando en Baréin

 

Y es que los tres últimos años en McLaren-Honda han sido un desperdicio de tiempo y talento increíbles. Consciente de ello, y de que los años pasan, tiene 36 castañas, ha trazado nuevos y múltiples caminos donde se vislumbran retos y objetivos apasionantes. Evidentemente, uno de ellos pasa por ganar Las 24 Horas de Mans, algo que siempre ha estado en su cabeza. Tanto es así que en su momento se habló de una posible asociación con Porsche para participar en la cita francesa. Sin embargo, el adiós de la formación alemana desbarató dicha posibilidad. 

 

Alonso en el box de Toyota en Baréin

 

Evidentemente, si se decide a competir en La Sarthe en 2018 lo hará con el TS050 Hybrid de la categoría LMP1. Hay que recordar que el Toyota es el único coche de un equipo oficial que disputará la prueba francesa. Además tendrá a su servicio una gran estructura con los medios necesarios -casi ilimitados- para alcanzar el éxito. Ante esta coyuntura es evidente que los nipones se presentan como los favoritos, después de que las grandes marcas (Peugeot, Audi y los de Stuttgart) hayan abandonado la competición.

 

Toyota sábado noche en Baréin

 

Todos estos factores juegan a favor de Alonso y de la formación japonesa, presente en Le Mans desde finales de los 90 sin haberla conquistado todavía. Sí, para los orientales sería una buena forma de olvidarse de 2016, cuando perdieron la victoria a falta de una vuelta en uno de los finales más dramáticos en la Historia del Motorsport

 

 

Por otra parte, la intensa agenda de Fernando Alonso también cuenta con otras actividades en el asfalto. Sin ir más lejos este martes probará en el Circuito de Motorland el coche con el que correrá las 24 Horas de Daytona 2018. Se trata del Ligier J SP217 de la formación United Autosports, propiedad de Zak Brown, su jefe en McLaren.

 

 

Será su estreno en un prototipo de la categoría LMP1 antes de participar en enero en la mítica cita estadounidense del IMSA. En la cabeza de Alonso está la meta de hacerse con la Triple Corona, ese título honorífico compuesto por las 24 Horas de Le Mans, el GP de Mónaco y las 500 Millas de Indianápolis y que solo está en manos del británico Graham Hill. 

Por cierto, en tan solo cinco días, Fernando Alonso se habrá subido a un prototipo de la LMP1 (Toyota), otro de la LMP2 (United Autosports) y a un monoplaza de la F1. Desde que probó en el óvalo de Indiana, el bicampeón abrió la puerta a una nueva era multidisciplinar en su trayectoria. Sí, éso es ser un corredor polivalente.  

 

 

Lecturas recomendadas