Pasar al contenido principal

¿Sabes quién es Erwin Komenda? Lee la historia del creador del 911

Queridos y queridas: hoy aprenderemos un poco de historia de la que mola. Palabra.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Erwin Komenda junto a Porsche padre e hijo... con el No. 1

¿Te has preguntado alguna vez quién es Erwin Komenda? Quizá hayas oído alguna vez su nombre y no termines de caer en qué contexto... pero deberías saber que se trata de uno de los personajes más relevantes de la Historia del automóvil y que gracias a sus ideas el más modesto de los ciudadanos pudo empezar a moverse por ahí a lomos de un artefacto con ruedas, luces y un motor refrigerado por aire. ¿Te suena de algo el Volkswagen Escarabajo

Los mejores Porsche de la Historia

Nuestro protagonista nació el día 6 de abril de 1904 en la localidad austríaca de Semmering, situada a unos 100 kilómetros de Viena. Desde bien pequeño siempre sintió una fuerte atracción por el diseño industrial que le llevó a trabajar entre 1927 y 1929 en la factoría de Steyr, que estaba especializada en carrocerías. Allí pudo dar rienda suelta a su creatividad junto a personajes como Bela Barenyi -considerado el padre de la seguridad pasiva en los automóviles gracias a conceptos como las carrocerías deformables- y Ferdinand Porsche -sí, ese Ferdinand Porsche- y, gracias a la inteligencia demostrada a la hora de dar con ingeniosas soluciones para cualquier problema relacionado con las carrocerías, entró a formar parte de la plantilla de Mercedes hasta 1931. 

 

 

Tras haber pasado por las filas de la marca de la estrella, el joven diseñador de sólo 27 años natural de Austria -como Schwarzenegger- fichó por el estudio de diseño dirigido por ese Ferdinand Porsche y pronto se puso manos a la obra con algunos de los proyectos más importantes de cuantos se han llevado a cabo nunca dentro de la industria: tomo comenzaría con darle forma al coche del pueblo encargado por el mismísimo Adolf Hitler al padre de Ferry... y culminaría con el trazo maestro de las líneas que definirían la silueta de uno de los mayores iconos del automóvil en 1963. Sí, te estoy hablando del celebérrimo Porsche 911

Entre las obras de arte con ruedas perpetradas por el bueno de Erwin Komenda cabe destacar unos cuantos ejemplos como el Porsche No. 1 -el primer modelo de la firma de Stuttgart-, el 356 y sus variantes -incluyendo el Speedster-, el 550, el 904 y la variante Targa del 911, que fue la solución más inteligente al problema de resistencia a la torsión propio de las carrocerías descapotables de su época. 

Como siempre suele suceder en estos casos, la marcha de Erwin Komenda se produjo de la forma más injusta posible: el día 22 de agosto de 1966 murió aquejado de un doloroso cáncer de pulmón que terminó con la vida de uno de los actores más influyentes en el universo de los deportivos -aquí los más vendidos en noviembre en España- y al que cualquier aficionado o aficionada de Porsche debe muchísimo. Tanto como a Peter Schutz -que salvó el 911 de morir tan sólo 20 años después de haber nacido-, Mark Webber o Walter Rörhl. ¿Te sorprende que haya incluido a estos dos últimos en tan selecta lista? Ayudaron a poner a punto el 911 GT2 RS que ha batido el récord de Nürburgring, maldita sea. 

 

VÍDEO: la brutal vuelta a Nürburgring del Porsche 911 GT2 RS

 

Lecturas recomendadas